• Seguridad

Guerra 'Chapo' - Beltrán Leyva enciende triángulo dorado de la droga

  • E-consulta
De enero a junio de este año el número de homicidios en Sinaloa creció 11%, al pasar de 497 en 2015 a 555

Javier Cabrera Martínez|La Silla Rota

CULIACÁN, Sinaloa (La Silla Rota).- En el sur de Sinaloa los brotes de violencia -visibles en masacres en la sierra y atentados de jefes policiacos en ciudades- reflejan el renacimiento de una nueve disputa entre el Cártel del Pacífico y los Beltrán Leyva.

Los viejos rivales que vuelven a disputarse el control de un largo corredor natural que surca la sierra, desde los límites con Nayarit hasta el municipio de San Ignacio, cuentan con grupos aliados que procede de los estados de Chihuahua, Durango y Nayarit.

En los últimos días, la larga franca en la que se inscriben los municipios de Escuinapa, el Rosario, Mazatlán y San Ignacio han sido escenarios de continuos choques armados.

En este nuevo escenario se inscribe el hallazgo, en junio pasado, de los cuerpos decapitados de siete cortadores de maderas en un camino entre las comunidades de Cacalotán y Picachos, en la sierra del municipio del Rosario.

Meses antes, en un camino que comunica el poblado de los Brasiles, en lo alto del municipio de San Ignacio con Tayoltita, Durango, 13 personas, entre ellas cinco mujeres, murieron en un enfrentamiento entre grupos rivales.

La versión oficial que se dio fue en el sentido que se trató de un ataque directo contra familiares de Librado Gamboa Rúelas, identificado como operador del Cártel del Pacífico, cuya muerte, en un supuesto atentado hace más de dos años es un misterio.

San Ignacio, con una población de veinte mil 442 habitantes, sólo dispone de 19 elementos de la Policía Municipal, de una fuerza inicial de 60 agentes que tenía a su mando al inicio de su trienio el alcalde Amado Loaiza Perales.

“Yo no puedo sólo con los brotes de violencia, requiero apoyo del ejército”, fue la respuesta del primer edil, quien en el pasado periodo vacacional de Semana Santa suprimió los bailes públicos y la venta de cerveza en los centros vacacionales.

Es difícil perseguir esos delitos con una escasa fuerza policiaca a grupos armados que se mueven con rapidez, por la sierra y se refugian en comunidades del vecino estado de Durango, señaló.

Lo cierto es que de enero a junio de este año el número de homicidios en Sinaloa creció 11%, al pasar de 497 en 2015 a 555.

Específicamente en los dos últimos meses, mayo y junio, se vio un alza de asesinatos en Mazatlán que pasó de 17 el año pasado a 29 en este. Así como en el municipio El Rosario, también al sur y escenario de la disputa, que registró 3 homicidios el año pasado y en 2016 van 8 en ese periodo.

El pasado 23 de junio, en reunión con empresarios y medios de comunicación en Mazatlán, el comandante de la Tercera Región Militar, general Alfonso Duarte Múgica identificó a los grupos en pugna, como el cártel del Pacífico y a los Beltrán Leyva. Los funcionarios del área de seguridad del estado, confirmaron la versión a La Silla Rota en base a los datos encontrados en un campamento de delincuentes descubierto en la comunidad del Recreo en Mazatlán.

Incursión de grupos en la Sierra

Desde fines del 2015, la incursión de grupos armados por las fronteras con Nayarit y Durango ha sido evidente en los hechos de violencia, tal es el caso del atentado contra el jefe de la Policía Municipal del Rosario.

El coronel en retiro del ejército, Miguel España Rodríguez, a escasos días de su nombramiento en la Dirección de Seguridad Pública fue blanco de un ataque en un restaurante mientras desayunaba; uno de sus escoltas perdió la vida.

Pero a juicio de los alcaldes de Mazatlán y el Rosario, así como del jefe de la Policía Ministerial del Estado, Jesús Antonio Aguilar Iñiguez, los actos de violencia que se han escenificado en el medio rural y urbano no significan que la seguridad salió de control, según han declarado.

La visión del Ejército, en voz del comandante de la Tercera Región Militar, general Alfonso Duarte Múgica, es que grupos armados de Chihuahua, Durango y Nayarit fortalecen al cartel del Pacífico y a los Beltrán Leyva en sus disputas.

En reunión con empresarios turísticos, el jefe militar en la región de Durango y Sinaloa les notificó el despliegue de un intenso operativo, sobre todo a lo largo de la carretera México-Nogales que conecta con la frontera de Nayarit.

Se conoció que a inicios del mes de junio, tropas del Ejército descubrieron un campamento, en la comunidad del corredor en disputa.

La franja de la discordia

Desde hace más de tres décadas la franja serrana del sur del estado se convirtió en una zona donde han proliferado las gavillas asociadas en un tiempo a lo que inició como el cártel de Sinaloa, con Ismael Zambada García a la cabeza.

La zona que entró en conflicto con las primeras incursiones de grupos vinculados al cártel de los Arellano Félix los cuales intentaron apoderarse de la región donde florece la mariguana y la amapola.

José Arturo Flores Guzmán, presidente del Rosario, municipio que cuenta con una población de 53 mil 772 habitantes, dijo que es necesario replantear los esquemas de seguridad, ante la nueva escalada de violencia, sobre todo en la sierra.

“Con el fenómeno cucaracha” se requiere de acciones conjuntas con otros municipios y con las diversas instancias federales y estatales, dijo.

El primer edil justificó desde el año pasado el reforzamiento de su seguridad personal.

Sobre esa protección, Flores Guzmán precisó: “no temo alguna agresión, es sólo una medida prevención”.

“Se requiere que el Ejército coloque una base en la zona serrana para cortar el paso a los grupos delictivos”, mencionó.

El retorno de la violencia en Mazatlán

A inicios del segundo año como gobernador, Mario López Valdez sufrió en el puerto de Mazatlán un ataque a tiros en uno de sus negocios de ferretería ubicado en la colonia Sánchez Celis.

Los delincuentes que intentaron incendiar el local con estopas empapadas con gasolina a las que les prendieron fuego asesinaron al empleado Jorge Luis Tirado y lesionaron al trabajador del negocio, Gabriel Lizárraga Hernández.

El mensaje, confirmaron fuentes a La Silla Rota, provenía de una célula de los Beltrán Leyva.

Desde entonces una nueva embestida de violencia por la disputa por la plaza volvió a encender los focos de alerta en Mazatlán, pero que se acrecentó en el último año, tras la recaptura de Joaquín el Chapo Guzmán, especialmente desde hace dos meses.

Enfrentamientos en el medio rural, urbano y constantes asesinatos, como el registrado en el pasado 1 de julio en el hospital General donde el paciente Inés Tiburcio N, quien se recuperaba de una lesión de bala, fue rematado a tiros.

En el nuevo escenario de violencia que envuelve el puerto se han contabilizado 33 homicidios dolosos sólo entre los meses de mayo y junio pasados.

Samuel Lizárraga Camacho, subdelegado del Instituto Mexicano del Seguro Social y su escolta, el ex oficial del ejército Jesús “N”, hace unos días, fueron víctimas de un atentado a tiros sobre la transitada avenida del Mar.

“Con una población de 650 mil habitantes, es difícil que no suceda nada”, fue la respuesta del presidente municipal de Mazatlán, Carlos Feltón González.

A su juicio los enfrentamientos, los homicidios en la vía pública y los hallazgos de cuerpos mutilados o masacrados “no implican que haya focos rojos” en su territorio.

Dijo que se diseñó una nueva estrategia para blindar el puerto y enviar un mensaje de seguridad a los miles de vacacionistas que visitan en verano las playas, por lo que se puede percibir la presencia militar y de la marina en carreteras y a la policía en la ciudad.

Detalló que su fuerza policiaca registra un déficit de 250 elementos, cuyas plazas no se han logrado cubrir, por tener aspirantes aptos, con certificación del área de control de confianza.

Urge el sector privado a la autoridad

José Ramón Manguart Sánchez de la Asociación de Hoteles Tres Islas urgió a las autoridades de los tres niveles entrar en acción y restablecer la tranquilidad en la ciudad y sindicaturas, ante la cercanía del periodo vacacional.

Subrayó que el ramo turístico no desea volver a la situación que se vivió entre los años 2010-2010 en los que se perdieron los arribos de los cruceros al puerto.

http://lasillarota.com/guerra-entre-el-chapo-y-los-beltran-enciende-el-triangulo-dorado-de-la-droga#.V4efqvnhDIU

Versión para impresión