• Nación

Abiertas, varias investigaciones penales contra el Verde: Fepade

  • E-consulta
Nieto Castillo adelanta que indagan uso de dinero sucio en Tamaulipas y Veracruz

Claudia Herrera Beltrán

Después de frustrarse la posibilidad de aprehender al ex vocero del Partido Verde Arturo Escobar, siguen abiertas varias investigaciones penales relacionadas con ese partido, como los tuits enviados por artistas y deportistas, el fraude cibernético cometido en Chiapas y el empadronamiento de centroamericanos para favorecer a una alcaldesa surgida también de los verdes.

Santiago Nieto Castillo, de 43 años de edad y titular de la Fiscalía Especializada para la Atención de Delitos Electorales (Fepade), advierte que pronto habrá resultados en esas averiguaciones y están en marcha otras relacionadas con diversos partidos políticos por el uso de dinero de procedencia ilícita en las recientes campañas de Tamaulipas y Veracruz.

Afirma que su prioridad es la “Fepade”, pero tiene la mira puesta en ser magistrado de la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF). Es uno de los 130 aspirantes.

En ese propósito puede allanarle el camino, además de su trayectoria en el ámbito judicial y electoral, sus vínculos con diversos partidos políticos. El año pasado hubo un escándalo cuando se supo que omitió mencionar en su currículo su paso como asesor del Partido de la Revolución Democrática (PRD) en el Senado.

“Tengo amigos en varios institutos políticos”

–¿Eso lo hace cercano al perredismo en este momento?

–Tienen que juzgar mis acciones como fiscal y como magistrado (de la Sala Toluca del Tribunal Electoral), mis sentencias que son públicas, mis pliegos de consignación y yo he actuado con absoluta imparcialidad sin filias y sin fobias. No niego a mis amigos.

–¿Tiene amigos en el PRD?

–Tengo amigos en varios institutos políticos.

De esos personajes a quienes está ligado, se le pregunta qué aprendió del jurista Jaime Cárdenas, integrante de Morena y ex consejero electoral.

“Jaime fue mi maestro, fue mi director de tesis. (Le aprendí) su conocimiento en la teoría jurídica contemporánea. Creo que es un conocedor como pocos de la teoría jurídica de los últimos años en el modelo europeo. También su tesón, es un hombre muy valiente y le admiro su valentía y su congruencia”.

En la charla con La Jornada, aborda los temas pendientes de la Fepade y reconoce que no avanzan con la rapidez deseada por diversas razones.

“Si un juez tiene un robo de hidrocarburos, secuestro o delitos contra la salud, los ven como temas prioritarios respecto a los delitos electorales. Es importante sensibilizarlos o crear juzgados especializados”.

Rechaza que haya un reducto legal para seguir el juicio contra Arturo Escobar por el reparto ilegal de las tarjetas Premia Platino. “Nosotros consignamos el asunto, la juez determinó que el artículo era inconstitucional y que no se podía aplicar al caso concreto. No comparto la posición de la juzgadora, pero la respeto”.

En otra investigación relacionada con el Verde, refiere que citaron a declarar a los artistas y deportistas, quienes tuitearon en plena veda electoral en 2015, con un efecto positivo: no volvieron a infringir la normatividad.

Si bien el Tribunal Electoral ha considerado que no incurrieron en algún tipo de responsabilidad administrativa, falta determinar si cometieron alguna de tipo penal. Revisan si brindaron servicios a las campañas electorales sin estar en el padrón nacional de proveedores del Instituto Nacional Electoral (INE) o aportaron un bien en especie cuando existe prohibición legal para ello.

Otro caso que le “preocupa mucho” involucra también al Verde en Chiapas. Durante tres años, un jefe del Registro Civil de Suchiate expidió mil 500 actas extraordinarias a centroamericanos para que obtuvieran sus credenciales de elector y resulta que su esposa, Matilde Espinosa Toledo, alias La Loba después fue elegida alcaldesa de ese municipio.

Macondo y la Fepade

Hace unos días, el INE informó que no identificaron recursos del narcotráfico en las campañas. Se le pregunta al fiscal si han logrado algo en este casi año y medio.

“Hasta este momento no tenemos un caso en donde se haya acreditado; sin embargo, estamos en proceso de investigación de todas las denuncias que nos han presentado”.

Aunque los informes de la Fepade están salpicados de números, se le insiste que no hay detenciones de peces gordos de la delincuencia electoral y por eso el perredista Pablo Gómez, señaló hace unos días que la Fepade es como Macondo, se habla mucho de ella, pero no existe, es algo del realismo mágico.

Dibuja una sonrisa y responde: “Tienes el informe en tus manos y sería un error de mi parte estar haciendo públicos los nombres de las 298 personas que tenemos con orden de aprehensión. No creo que litigando en medios o haciendo públicas las investigaciones le hagamos un gran favor al proceso de procuración de justicia penal electoral”.

Para mejorar los resultados propone tipificar como delitos graves el peculado electoral, el condicionamiento de programas sociales, la instigación al turismo electoral o temas relacionados con financiamiento ilícito en las campañas electorales. Menciona el ejemplo de Brasil que prohíbe a gobernantes contratar a quienes financiaron sus campañas.

Al final resume las etapas que ha vivido el Tribunal Electoral y asegura que él le aportaría a la Sala Superior: “imparcialidad, conocimiento jurídico y una visión clara de protección de los derechos”.

Con información de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2016/07/25/politica/003n1pol

Versión para impresión