• Política

TEPJF: PRI se excedió en acusaciones contra MAYL

La Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación revocó la sentencia de la Sala Regional Especializada,

Xalapa, Ver. El Partido Revolucionario Institucional (PRI) excedió los límites de la libertad de expresión, en la propaganda donde acusaba a Miguel Ángel Yunes Linares de ser un pederasta.

Así lo determinó la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF) al revocar la sentencia de la Sala Regional Especializada, SRE-PSC-103/2016, de fecha 29 de junio, misma que en su momento determinó que en los spots tanto de radio como de televisión, no se encontraban agravios en contra el candidato de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD).

El PAN y su candidato emprendieron las acciones por un comercial televisivo en el que habían frases como: “¿Miguel Ángel Yunes Linares es pederasta?; “Si es pederasta y es cómplice de Jean Succar Kuri”; “Un gobernador que abuse de tus hijas, eso jamás”.

Asimismo, del spot en radio por frases como: “¿Había más niñas en ese entorno?”; “Pues siempre estábamos rodeadas de niñas”; ¿De qué edades?; y, “Siete, ocho años”.

Por ello, el TEPJF desahogó el Recurso de Revisión del Procedimiento Especial Sancionador, SUP-REP-159/2016, interpuesto por el Partido Acción Nacional (PAN) y desecharon la determinación de la Sala Especializada sobre la imputación al PRI relacionada con la adquisición de propaganda electoral presuntamente calumniosa en contra de Yunes Linares..

“Rebasa los límites al derecho a la libertad de expresión al imputar de manera directa al candidato la consumación de un delito, sin que en el expediente obre constancia que lo vincule con ese ilícito”, refiere el fallo de la Sala Superior.

De tal manera que los miembros de la Sala Regional Especializada tendrán que resolver nuevamente la impugnación del PAN en el Procedimiento Especial Sancionador revocado, esto al encontrar elementos que agravian al blanquiazul y al gobernador electo.

Versión para impresión