• Política

Texas, el ‘oasis inmobiliario’ de los políticos mexicanos

  • Francisco Nieto
Son casas que adquieren gobernadores, ex gobernadores, líderes partidistas, familiares o funcionarios cercanos como prestanombres.

CIUDAD DE MÉXICO (La Silla Rota).- Texas, en Estados Unidos, se ha convertido en el lugar preferido de los políticos mexicanos, de sus familiares o sus colaboradores cercanos, quienes gustan de adquirir casas en las distintas zonas residenciales de ese estado fronterizo.

Hace unos años el oasis preferido de los políticos mexicanos era California --la casa, en La Jolla, de la ex lideresa del SNTE, Elba Esther Gordillo, era el mejor ejemplo de este placer que adquieren durante o después de su gestión--, pero ahora las propiedades en Texas, que alcanzan sumas millonarias, son las más cotizadas.

Son casas que adquieren gobernadores, ex gobernadores, líderes partidistas, familiares (esposas, hijos, suegros) o funcionarios cercanos al líder político que se presume asumen el papel de prestanombres.

El ex diputado del PVEM y ex funcionario de Segob, Arturo Escobar, es un ejemplo del gusto por las casas en Texas. El año pasado se dio a conocer esta propiedad que adquirió Escobar cuando fue senado de la república.

En aquel momento se dio a conocer que esta casa en barrio residencial The Oaks of Sonterra, en San Antonio, Texas, la cual estaba valuada en 290 mil dólares, es decir, unos 4 millones 900 mil pesos.

De acuerdo con los registros del Condado Bexar, la casa está en un terreno de 713 metros cuadrados; 287 son de construcción en dos pisos con cuatro recamaras, tres baños, cochera para dos automóviles, así como patrio frontal y trasero.

En 2007 compró la propiedad y en ese momento era senador de la República, con un sueldo de 124 mil pesos, mensuales, lo que significa un sueldo anual de un millón 488 mil pesos.

Esa zona residencial texana también es la favorita de los amigos de Arturo Escobar. De acuerdo con los medios de comunicación de Guerrero, Marco Antonio de la Mora Torreblanca, dirigente del Verde y Arturo Escobar, se convirtieron en vecinos en el residencial San Antonio Sonterra Stone.

Pero poco tiempo duró el gusto por la casa a Marco Antonio de la Mora Torreblanca, pues la vendió para comprarse una más grande en la misma zona, pero en un exclusivo lugar conocido como Whisper Canyon.

La primera casa de Marco Antonio de la Mora Torreblanca está ubicada en el número 753 de la calle Treaty Oak y cuenta con tres habitaciones y cuatro baños, y de acuerdo con portales de bienes raíces norteamericanos tiene un valor de 3.7 millones de pesos.

Esta lujosa casa resultó insuficiente para Marco Antonio de la Mora Torreblanca y decidió venderla al ex diputado federal del Verde, Alejandro Carabias Icaza, quien también es cercano de Arturo Escobar.

La familia Moreira

La familia del ex gobernador de Coahuila, Humberto Moreira, también tiene el gusto por las casas en Texas.

En los medios locales de aquel estado, se dio a conocer el caso de la propiedad en Texas de la suegra de Moreira, la cual está en litigio pues el gobierno de Estados Unidos pretender decomisarla ya que se presume que fue adquirida con dinero de dudosa procedencia.

El periódico San Antonio Express News reveló que los fiscales sostienen que la casa –ubicada en el sector Greystone Country States-- fue comprada a raíz de una "actividad ilegal", lo que se presume como lavado de dinero, proveniente del erario de Coahuila.

La residencia tiene un valor de 609 mil dólares y la familia de Moreira tiene abogados peleando esta propiedad, la cual sostienen que fue adquirida de manera legal.

Lo mismo sucede con el ex tesorero del gobierno de Humberto Moreira, Héctor Javier Villarreal García, que tanto como él como sus familiares tenía propiedad y empresas en Estados Unidos, principalmente en Texas.

La familia del entonces secretario de Finanzas del gobernador Humberto Moreira, expandió ese pequeño negocio a EU y compraron autolavados, departamentos y terrenos en zonas exclusivas texanas.

Bienvenida

A quien también se le vincula con propiedades en Texas es al aún gobernador de Veracruz, Javier Duarte, quien ha negado que él tenga propiedades en el extranjero.

La supuesta residencia está en el lujoso fraccionamiento Woodlands Country Club, en Houston, Texas e incluso a los nuevos residentes, en este caso el Mandatario veracruzano ya les dieron la bienvenida.

lrc 

Versión para impresión