• Xalapa

Tercera exhumación para encontrar cuerpo de Gemma Mavil

  • E-consulta
Su padre tiene el gesto cansado, pero una mirada valiente que lo empuja todos los días a encontrar el cuerpo de su hija.

Xalapa, Ver.- Don Pedro Mavil sacude su pantalón color gris, de la tierra de muerto; sus botas de plástico también están enlodadas. Tiene el gesto cansado, pero con mirada valiente que lo empuja todos los días a encontrar el cuerpo de su hija Gemma Mavil, depositado por la Fiscalía General del Estado en la fosa común del panteón Palo Verde.

Este jueves se llevó a cabo la tercera exhumación de cadáveres depositados en la fosa común, para ver si pueden encontrar el de Gemma Mavil, desaparecida en mayo del año 2011.

La primera exhumación ocurrió en junio del presente año, la segunda en julio y esta es la tercera vez en que Pedro Mavil y su familia debe presenciar como los empleados de la dirección de Servicios Periciales exhuman cuerpos, con el objetivo de dar con el de su hija Gemma.

"Oficialmente se supone que en la segunda, teníamos que haberla encontrado, por la ampliación de la excavación donde personal responsable, en aquel entonces del área de entrega de cuerpos, manifestaron que ahí tenía que estar Gemma. Lamentablemente no la encontramos" recordó.

Pedro Mavil llegó a las 06:00 horas del viernes al panteón Palo Verde, acompañado de otros padres y madres de familia de personas desparecidas, para acompañarlo y darle fuerza, mientras excavaban para encontrar a Gemma.

Para las 15:30 horas del viernes, terminó la exhumación, los empleados de la dirección de Servicios Periciales se retiraron del panteón y Don Pedro Mavil comenzó a caminar por el pasillo central y a su lado las demás madres de personas desaparecidas.

El contador público se sentó en una de las bancas de la entrada del panteón. Traía un sombrero puesto, con el que intentaba cubrirse del sol, pero no para ocultar su tristeza y la esperanza de que esta vez, los tres cuerpos exhumados, uno de ellos podría pertenecer al de su hija Gemma.

Pedro Mavil explicó que esta última exhumación se llevó a cabo en una fosa privada perteneciente a una familia de Xalapa, quienes se molestaron que en su espacio, la FGE haya depositado más cuerpos.

"En la parte más profunda se supone que estaba Gemma, pero arriba de ella, estaba un cuerpo de recién inhumación que inclusive está despidiendo olores de reciente exhumación y ahí también estaba otro cadáver y esperamos que al examinarse con personal calificado se encuentre a Gemma, porque no sabemos si son del sexo masculino los tres o femenino" detalló.

El hombre con más de 60 años, habla de manera tranquila, como si tuviera la esperanza de que en esta tercera exhumación si encontraran a su hija, que en el año 2011 cuando la secuestraron, tenía 29 años de edad y hablaba cuatro idiomas.

"Lo que me duele es no encontrar el cuerpo de mi hija para darle cristiana sepultura, me duele el daño a la salud y psicológico de mi familia, y en todo el ámbito, incluso económico que nos acabó esta situación, pero lo primordial es encontrar a mi hija" finalizó don Pedro Mavil para abordar un automóvil que lo llevaría a la dirección de Servicios Periciales.

En esa dependencia de la FGE, don Pedro Mavil acompañado por más familiares de personas desaparecidas habrían de estar hasta la media noche, mientras que los peritos determinaban si los cuerpos exhumados son del sexo femenino o masculino. 

Avc

Versión para impresión