• Salud

Se recortarán programas prioritarios contra obesidad, sobrepeso y diabetes

  • E-consulta
El IMSS tendrá más recursos, pero está obligado a una estricta disciplina financiera

Ángeles Cruz Martínez

El recorte presupuestal en salud que el Ejecutivo propone aplicar el próximo año incluye programas prioritarios como el de Prevención y Control del Sobrepeso, Obesidad y Diabetes, el cual en 2017 disminuirá casi en una cuarta parte el monto de sus recursos, mientras la estrategia de protección y restitución de los derechos de niños y adolescentes tendrá 22 por ciento menos dinero respecto de 2016, de acuerdo con el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2017.

En el caso del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), el próximo año dispondrá de 534 mil millones de pesos, mientras en 2016 cuenta con 515 mil millones, pero está obligado a mantener una estricta disciplina financiera para solventar sus gastos.

El director del organismo, Mikel Arriola, señaló que aunque el presupuesto del Seguro Social depende de las cuotas obrero patronales, y para garantizar su operación puede utilizar las reservas financieras –como ha hecho desde 2009–, el próximo año tendrá que ajustarse a 12 mil millones de pesos. En años anteriores se le había permitido disponer hasta de 14 mil millones de las reservas.

De cualquier manera, estimó que al cierre de 2016 sólo habrá tomado 6 mil millones de pesos, lo que equivale a la mitad del monto autorizado para este año. Lo anterior, como resultado de las medidas de eficiencia administrativa que se aplican en el Seguro Social desde 2013.

El funcionario encabezó ayer el acto de entrega simbólica de más de 4 mil sillas-camas donadas por organismos privados a la Fundación IMSS, que se colocarán en las áreas de hospitalización de pediatría.

Los citados muebles son para uso de los padres u otros familiares que acompañan a los pacientes las 24 horas del día durante semanas y a veces meses.

Arriola comentó que en una segunda etapa se buscarán apoyos a fin de poder dotar de este mobiliario a otras áreas de internamiento, como oncología y las salas de espera de terapia intensiva.

Respecto del presupuesto del IMSS, comentó que como resultado del incremento en el empleo registrado en los pasados tres años, las cuotas obrero patronales aumentaron 26 por ciento. Esto se suma a las medidas de eficiencia administrativa, como la compra consolidada de medicinas y cambios en las licitaciones para garantizar la competencia entre proveedores, lo que a su vez genera las mejores condiciones de compra para el instituto.

También están las acciones para aumentar la recaudación y la digitalización de trámites, entre otras, con las cuales ha sido posible disminuir el uso de las reservas y obtener ahorros para invertir en la prestación de servicios a los derechohabientes. De hecho, indicó, ya se ha logrado aumentar en 10 por ciento la cantidad de atenciones médicas otorgadas.

Cofepris, sin dinero

Por otra parte, del PEF 2017 se desprende que la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (Cofepris) se quedará sin dinero para sus gastos de operación. De 129.5 millones de pesos que tuvo en 2016 pasará a 13.5 millones en 2017. Además, se le restarán 334.7 millones que se le asignaron en el actual ejercicio para subsidios.

También el programa de Regulación y vigilancia de establecimientos y servicios de atención médica perderá el monto de 50 millones de pesos que hasta este año pudo aplicar como subsidios.

Otra estrategia prioritaria es la de prevención y atención contra las adicciones, pero tendrá una disminución en sus recursos de poco más de 132 millones de pesos. Para el actual ejercicio, los diputados autorizaron una ampliación presupuestal por más de 73 millones de pesos, con lo que dispone de mil 405 millones. En 2017 contará con mil 273 millones de pesos, según propone el PEF.

Con información de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2016/09/13/politica/004n1pol

 

Versión para impresión