• Congreso

Nava se deslinda de Arturo Bermúdez, "yo no meto las manos al fuego por nadie"

"A Arturo Bermúdez lo conozco, es mi amigo pero hoy cada quien, él y yo, somos responsables de nuestros actos", dijo ante cuestionamientos.

Xalapa, Ver. El secretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava Holguín se lavó las manos de Arturo Bermúdez Zurita, ex titular de esa dependencia.

Cuestionado al respecto por la diputada Patricia Rodríguez Cueto de Morena, al comparecer como parte de la Glosa del Sexto Informe de Gobierno, expresó que no meterá las manos al fuego por él.

"A Arturo Bermúdez lo conozco, es mi amigo pero hoy cada quien, él y yo, somos responsables de nuestros actos, yo no voy a responder por los actos de  nadie", señaló el titular de la SSP.

Agregó que actualmente Bermúdez Zurita se encuentra en un proceso ante las autoridades judiciales, dentro del cual se le ha solicitado información y ha sido proporcionada por la dependencia.

Afirmó que van a continuar colaborando con las autoridades pero "yo no meto las manos al fuego por nadie".

Señaló que desde que era subsecretario informaba de sus requerimientos al secretario, quien le daba sus herramientas y permitía tomar sus propias decisiones operativas.

[relativa1]

27 por ciento de elementos reprueban exámenes de confianza

Del 100 por ciento de policías que aplicaron la evaluación y control de confianza en Veracruz, el 27 por ciento fue dado de baja, entre otras razones por vínculos con la delincuencia organizada.

Esto lo señaló el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), José Nabor Nava Holguín, en su comparecencia ante el Congreso del Estado.

Refirió que en apego a la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, se realizó el proceso de evaluación y control de confianza al 100 por ciento de los elementos operativos inscritos en el Registro Nacional de Personal de Seguridad Pública.

“El 27 por ciento de los elementos se despidió; así lo establece el Sistema Nacional de Seguridad Pública y es una obligación de los que estamos al mando y al frente de las instituciones de seguridad generar los mecanismos legales para separarlos del activo”, sostuvo el funcionario.

Sin embargo, observó que quienes fueron dados de baja no necesariamente están vinculados a la delincuencia organizada o fueron partícipes de algún delito.

“Son por no cumplir muchas veces el perfil, por no vivir acorde a lo que declaran y por otras situaciones, inclusive las mismas bajas administrativas y la misma actividad física que realizan”, planteó el titular de la SSP.

En ese sentido, destacó que cada año están disminuyendo el número de oficiales que resultan como no aprobados.

“Cada año se dan de alta y se dan de baja aproximadamente a 500 elementos. Es una actividad dinámica, se van por intereses particulares, por tener otras oportunidades de empleo, por cumplir su vida útil en la SSP y el trabajo de ingreso también es dinámico, ya que todos son evaluados”, indicó.

Antes de iniciar su capacitación primeramente son evaluados, por eso se va reduciendo el número de elementos que no acreditan su evaluación de confianza”, resaltó, tras ser cuestionado sobre este tema por el diputado del PAN, Hipólito Deschamps Espino Barros.

Operativos innecesarios al no tener vínculos con hampa

Al no estar vinculado con la delincuencia, el titular de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), José Nabor Nava Holguín, aseveró que no necesitó de operativos excesivos de seguridad para cuidarlo luego de asumir el cargo.

Esto tras ser cuestionado en su comparecencia ante el Congreso del Estado por el diputado local, Ernesto Cuevas Hernández, quien le preguntó si también se blindó en sus traslados como lo hacía su antecesor, Arturo Bermúdez Zurita, caracterizado por llevar un alto número de escoltas.

“El secretario en su momento también recibió amenazas tanto verbales, por escrito, por cartas, por llamadas, como las he recibido, pero desde el momento en que yo no he tenido ningún convenio, ningún consenso con algún miembro o parte de la delincuencia organizada, no creo correr más riesgo que el inherente a mi cargo”, expuso.

En ese sentido, reveló que incluso en sus traslados a eventos relacionados con proyectos de Seguridad solo contó con dos escoltas para su protección.

“Yo no incurro en una situación similar a las que manifiesta en su pregunta, ya que desde mi gestión como secretario de Seguridad Pública no he generado algún gasto por ese concepto”, subrayó.

Detalló que hace 8 días, en la reunión regional de la Conferencia Nacional de Secretarios de Seguridad Pública realizó un desplazamiento por tierra, con una asistente y dos escoltas.

Reiteró que como funcionario de la SSP sí ha sido víctima de enfrentamientos, como el registrado hace unos años en Villarín, en donde fue emboscado y varios de sus compañeros perdieron la vida.

Generamos mucha molestia, escozor en la sociedad, pero el riesgo que presentamos algunas personas es diferente.

“Hemos tenido enfrentamientos, hemos padecido accidentes como fue la caída de un helicóptero, pero son los riesgos inherentes a los que estamos expuestos por pertenecer a una institución policial”, planteó.

Finalmente, Nava Holguín recordó que sin importar lo anterior la seguridad que tiene es la mínima, recordando que hay un decreto que establece que tras concluir su cargo tiene derecho a seguir gozando de protección por un tiempo.

[relativa2]

SSP no tiene responsabilidad en delitos de alto impacto

Aunque de los 212 municipios veracruzanos cinco se encuentran entre los 50 más violentos del país, el secretario de Seguridad Pública, José Nabor Nava Holguín, excusó que la mayoría de los delitos que se cometen en estos lugares son de alto impacto, los cuales son atendidos por fuerzas federales.

En ese sentido, refirió que la SSP tiene una responsabilidad “moral” en torno a este problema, por ello implementó acciones como el Mando Único en lugares como Papantla.

“Es difícil para la SSP atender los 212 municipios, nos enfocamos en donde existen esos picos o aristas”, planteó el funcionario estatal.

Al ser cuestionado por el diputado del Partido Acción Nacional (PAN), Hipólito Deschamps Espino Barros, sostuvo que se busca cambiar esta realidad depurando a los elementos, ya que Veracruz es la tercera entidad con mayor número de habitantes.

“Sí es cierto que los índices son altos y no podemos atender todos los municipios. La percepción de la inseguridad es relativamente alta. Al ser Veracruz el tercer estado con mayor número de población, sí nos califica en los primeros lugares”, justificó el funcionario.

Detalló que los hechos delictivos se registran principalmente en la zona de Poza Rica, Tihuatlán y Papantla, en los que se implementó el Mando Único, generando resultados importantes en ilícitos como el secuestro y la extorsión.

“El Mando Único no ha resuelto los problemas, no ha funcionado, es una medida que no da resultados de un momento a otro;'Es un combate que se lleva a cabo con inteligencia y precisión, prevención”, agregó.

Expuso que el análisis que se llevó a cabo en la SSP en 2015, les permitió tomar determinaciones con los alcaldes y analizar la infiltración del crimen y delincuencia organizada en los cuerpos policiacos.

Ahora no hay reportes de la existencia de las mismas. Se revisan los corralones donde tenemos conocimiento que se guardan este tipo de vehículos”, añadió, apuntando que las unidades falsas fueron puestas a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE). 

[relativa3]

Versión para impresión