• Nación

Dependerá de Hacienda el alza a gasolinas a partir de enero

  • E-consulta
Pemex y la CRE atribuyen el incremento a la subida del petróleo y tipo de cambio.

Juan Carlos Miranda y Antonio Heras

La gasolina podría subir a partir de enero, ya que nuevamente será la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) la que defina los precios máximos que regirán en el país antes de que se dé la liberalización y algunos de los elementos que la dependencia toma en cuenta para ello (como el precio internacional del petróleo y el tipo de cambio) se han incrementado en los últimos meses, comentaron funcionarios de Petróleos Mexicanos (Pemex) y de la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

“Lo que estamos viendo es que el precio del petróleo es ligeramente más alto, el tipo de cambio es también más alto, y eso les puede dar a lo mejor alguna indicación”, dijo el comisionado presidente de la CRE, Guillermo García Alcocer, ante la pregunta de si el precio de los combustibles se modificará a partir del primero de enero.

Sin embargo, aclaró que será hasta que la Secretaría de Hacienda establezca la metodología y los precios finales que van a aplicar en enero cuando se podrá saber con precisión el movimiento que hubo en los precios. “Todo lo que estén reportando analistas, sobre todo particulares, es especulación, porque las autoridades no estamos sacando ninguna estimación”, dijo.

Durante la presentación de la estrategia de flexibilización del mercado de las gasolinas y el diésel, el director general de Pemex Transformación Industrial, Carlos Murrieta Cummings, insistió en que antes de que comience la liberación seguirá habiendo un precio máximo definido por Hacienda, el cual, entre otras cosas, contempla los costos de transporte, almacenamiento, adquisición del crudo (por lo general en dólares), refinación y cobro de impuestos de los hidrocarburos.

Destacó que a partir de enero habrá precios diferenciados por regiones, los cuales dependerán de los costos logísticos, de almacenamiento, adquisición y refinación, entre otros, que afecten a cada región.

El pleno de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) aprobó la noche del martes el cronograma que se seguirá durante 2017 para ir liberalizando el precio de las gasolinas en el país y que ya no dependa del gobierno, sino que sea definido por el mercado.

En dicho cronograma se establece que la primera fase de la liberalización empezará en marzo en Baja California y Sonora y continuará en cuatro etapas más para cubrir todo el territorio nacional antes de que termine el año.

Una segunda fase, cuya fecha es el 15 de junio, integra el resto de la franja fronteriza del norte del país y después a Baja California Sur, Durango y Sinaloa el 30 de octubre.

La fase tres, que incluye prácticamente a todo el país, se iniciará el 30 de noviembre, mientras que a las entidades de la península de Yucatán se les aplicará hasta el último día de 2017.

García Alcocer recordó que la flexibilización será precedida por el proceso de “temporada abierta”, que empezó este 19 de diciembre en Baja California y Sonora, mediante la cual las empresas que lleguen al mercado nacional podrán rentar capacidad disponible de transporte y almacenamiento de Pemex.

Aseguró que con el nuevo esquema se han comprometido inversiones hacia el país por 2 mil millones de dólares en transporte y almacenamiento, y se esperan al menos 12 mil millones de dólares adicionales para el expendio al público de combustibles.

El subsecretario de Hidrocarburos de la Secretaría de Energía, Aldo Flores Quiroga, dijo que para garantizar el abasto de gasolinas en el país la dependencia fijará una política pública de almacenamiento mínimo de combustibles que obligue a los comercializadores y distribuidores de productos petrolíferos que realicen ventas a estaciones de servicio o usuarios finales a que para 2025 tengan por lo menos 15 días de abasto seguro, pues hoy el país cuenta con capacidad de almacenamiento de apenas cinco cinco días.

Agregó que esta política establece además la obligación de reportar semanalmente las existencias de petrolíferos (gasolina, diésel y turbosina), así como petróleo crudo, a partir del segundo semestre de 2017.

El subprocurador jurídico de la Procuraduría Federal del Consumidor, Rafael Ochoa Morales, dijo que la dependencia fortalecerá las verificaciones para que las nuevas gasolineras den litros de a litro y que no haya abusos en contra de los consumidores.

Con información de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2016/12/22/economia/017n1eco

Versión para impresión