• Economía

SHCP: incremento al combustible no tiene que ver con reforma energética

  • E-consulta
Es un movimiento para cuidar las finanzas públicas, sostiene

Israel Rodríguez  

El titular de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), José Antonio Meade, aseguró que los incrementos en los precios de los combustibles no tienen que ver con la reforma energética y afirmó que el aumento en el precio de la gasolina es una decisión necesaria para cuidar la salud de las finanzas públicas.

Indicó, en entrevista televisiva, que desde enero del año pasado el precio del petróleo aumentó 67 por ciento respecto de febrero, que fue el menor precio del año. Dijo que si se hubiera querido mantener el precio artificialmente hubiera sido un gran costo para las finanzas públicas.

El funcionario rechazó que el aumento en la gasolina tenga impacto importante en la inflación, porque explicó: “sigue siendo un insumo competitivo; es un poco más caro que en Texas, pero estamos a la mitad de Uruguay, Cuba, Brasil y Chile, como uno de los países que vende la gasolina en condiciones más competitivas”.

Descartó un eventual impacto inflacionario en el transporte público y dijo que: “no se deberá ver reflejado el aumento en el precio de la gasolina, porque el transporte formal acredita el impuesto especial sobre productos y servicios (IEPS) al declarar impuestos.

Destacó que el aumento actual se resentirá más porque había un rezago en el ajuste del precio, pero “la idea es que nos movamos a una circunstancia de normalidad, en el precio de la gasolina, y que haya ajustes por condiciones de costo o cíclicas y que el mercado determine el precio”.

Meade Kuribreña puntualizó que México es el cuarto consumidor en el mundo per cápita de gasolina, con un consumo diario de 190 millones de litros de gasolina, por lo que no era posible que el gobierno siguiera administrando el precio, dado que “el impacto sería muy importante para las finanzas públicas”.

Ejemplificó: “Vamos a suponer que nosotros quisiéramos dar un apoyo de un peso por litro de gasolina consumido, estamos hablando en un día de 190 millones de pesos”.

José Antonio Meade aseguró que el aumento en el precio no tiene que ver con la reforma energética, sino con un proceso de evitar impacto del subsidio en las finanzas públicas. “Éramos de los pocos países que no reflejábamos diferencias por distribución; ahora ya tenemos un precio máximo, pero no se vende igual en todas las gasolineras, nos hemos movido a ser un mercado en el que hay un precio por región y seguirá moviéndose de acuerdo con las circunstancias internacionales”.

El titular de las finanzas públicas aseveró que el precio de las gasolinas subió porque el crudo también subió de precio, y explicó que el subsidio tenía ya un costo en las finanzas públicas porque “uno de cada cinco pesos de todo lo que México debe, fue por la decisión de mantener el precio bajo de la gasolina”.

Mencionó que respecto de enero del año pasado, el precio del petróleo subió 67 por ciento, respecto de febrero, en donde el precio del petróleo fue el menor en el año, subió 7 por ciento, y respecto de septiembre último subió 17 por ciento.

Con información de La Jornada http://www.jornada.unam.mx/2016/12/29/politica/004n2pol

Versión para impresión