• Campo

Campo mexicano saqueado por coyotes y grandes empresas

  • E-consulta
El secretario general de la Central Campesina Cardenista, Max Correa lamentó que los productores solo tengan un cliente a quien venderle

Xalapa, Ver.- Con la complacencia de las autoridades, los coyotes y grandes empresas se quedan con las ganancias de los productores, denunció el secretario general de la Central Campesina Cardenista, Max Correa.

Dijo que en la agricultura en México no sólo existen monopolios, sino monopsonios, que significa que los productores solo tienen un cliente a quien venderle y este aprovecha la situación para fijar los precios de los productos en su beneficio.

[relativa1]

Acusó que en el Consejo Nacional Agropecuario están metidos los representantes de las grandes empresas como Maseca, y son quienes le dictan la política del campo al presidente Enrique Peña Nieto.

“Los coyotes se quedan con ganancias del productor y también con los subsidios del Gobierno. Estos cabrones ganan por todos lados, a través de sus coyotitos, de funcionarios públicos en el Gobierno y de los subsidios de Gobierno que se embolsan cada año”.

El líder campesino dijo que las empresas transnacionales tienen todas las ventajas pues el Gobierno les subsidia la tasa de interés para gastos gerenciales, tienen apoyos a la comercialización, de asistencia técnica y la mayor parte de los programas federales.

Incluso Max Correa señaló que el 80 por ciento de los apoyos de programas federales son acaparados por estos grandes empresarios.

[relativa2]

Por ello, aseguró que es necesario manifestarse en contra de estos monopsonios permitidos por el Gobierno, y exigir que haya un verdadero rescate del campo.

Dijo que su organización se manifestará el próximo 6 de enero, en el marco del aniversario de la promulgación de la Ley Agraria, y que a pesar de las amenazas si la gente pide tomar carreteras, así lo harán.

“Si el pueblo dice que se van a bloquear las calles, eso se hará, le guste o no al Gobierno del estado”, alertó.

Avc

[relativa3]

Versión para impresión