• Estado

Tlacotalpeños realizan embalse de toros a pesar de prohibición

  • E-consulta
La población y visitantes hicieron todo lo posible para que el evento se llevara a cabo, por lo que los animales cruzaron el río.

Tlacotalpan, Ver.- En el marco de las fiestas de La Candelaria en Tlacotalpan, los toros finalmente fueron embalsados y soltados, gracias a la férrea postura de la población y de los asistentes a este evento y en contra de la decisión del Gobierno del Estado de aplicar la ley.

Tras horas de manifestación y después de que sacaron del Palacio Municipal al alcalde Homero Gamboa Martínez, la población exigió la liberación de los toros y finalmente las autoridades cedieron a pesar de que habían señalado que se encontraba prohibido.

Los toros cruzaron el río nadando de manera tradicional, sin una panga que los ayudara, mientras iban atados a una lancha, en la forma de antaño, pese a que las autoridades municipales señalaron que no se realizaría de esta manera.

Previamente, los pobladores de Tlacotalpan se quejaron de que elementos de la Policía Ministerial no les permitían dejar salir a los toros como cada año lo hacen, por lo que emprendieron una búsqueda por tierra y agua para liberar a los animales que tenían retenidos.

Finalmente cruzaron el río y fueron a buscar dos animales que no precisaron si se trataba de aquellos que estaban en manos de las corporaciones de seguridad u otros.

Pese a los anuncios de que existía un operativo listo para evitar el maltrato, apenas el toro salía del pequeño corral, era atizado por las personas que se encontraban en el sitio con la intención de que corriera.

Los jinetes en caballos con todo y camisas hechas para la ocasión con letreros que significaban que eran quienes estaban encargados de cuidar a los animales, solo los resguardaban alrededor de diez metros a salida, después dejaron que la muchedumbre fuera quien se contuviera sola.

En múltiples ocasiones los toros recibieron golpes con las manos o con latas de cerveza, líquidos encima, jalones en la cola, entre muchos otros maltratos.

Los policías ministeriales, estatales y de la Fuerza Civil que integraron el fuerte operativo que se vio desde la mañana, para ese momento no se volvieron a observar por el lugar, y los municipales hicieron caso omiso.

Avc 

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión