• Estado

Psicosis en Coatzacoalcos por detención de presuntos delincuentes

  • E-consulta
Dos individuos cerraron el paso e intentaron asaltar a una persona a la altura de la calle Nuevo León.

Coatzacoalcos, Ver.- Un operativo policíaco en la colonia Petrolera, que arrojó la detención de dos presuntos delincuentes, provocó psicosis entre los padres de familia de la escuela primaria Raúl Fuentes Calvo, quienes se llevaron a sus hijos dos horas antes de la hora de salida.

Los hechos tuvieron lugar este jueves por la mañana a la altura de la calle Nuevo León, luego de que dos individuos cerraran el paso e intentaran asaltar a una persona cuando se desplazaba en su vehículo sobre la avenida Juan Escutia, pero la víctima se resistió y pidió ayuda a la policía.

Ambos sujetos, uno de ellos armado, abordaron una camioneta color gris y se introdujeron en un domicilio para esconderse; sin embargo, fueron capturados por elementos de la Policía Estatal luego de una persecución junto con la parte agraviada.

El operativo para dar con los asaltantes obligó a implementar un protocolo de seguridad en el interior de la primaria Raúl Fuentes Calvo, ubicada a escasos metros de la vivienda a la que se metieron los maleantes, así como al cierre de varias calles aledañas.

Su directora, Luz Victoria Chinchurreta López, confirmó que los estudiantes no entraron en pánico, pero sus padres sí.

“Como ya estaba casi la hora del recreo los mantuvimos en su salón y de ahí los trasladamos al auditorio, para que estuvieran más resguardados porque es la parte más lejana que tenemos.

En los niños no hubo psicosis, afuera. Los niños lo hicieron y se quedaron contenidos como están acostumbrados. Ya después se fueron enterando por los papás y hubo un poquito de nerviosismo, pero en sí la población estaba tranquila”, expresó.

La directiva reconoció que los tutores se llevaron a más de 200 niños debido a que se enteraron de la movilización policiaca en las inmediaciones del plantel.

Por su parte, la policía logro la detención de dos hombres que quedaron a disposición de la Fiscalía General del Estado (FGE).

Versión para impresión