• Deportes

Fidel Kuri amaga de nuevo con llevarse a los Tiburones Rojos a otra plaza

  • E-consulta
Esto luego de un nuevo desencuentro con el alcalde de Boca del Río, le exigiera el pago de un impuesto por venta de boletos.

El dueño de los Tiburones Rojos de Veracruz, Fidel Kuri Grajales, volvió a poner en duda la permanencia del equipo de futbol de Primera División en el Puerto de Veracruz.

Las declaraciones del empresario tienen lugar luego de un nuevo desencuentro con el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez –hijo del gobernador Miguel Ángel Yunes- quien le exige el pago de un impuesto por la venta de boletos.

El empresario consideró este planteamiento como una persecución en su contra, y afirmó que el equipo cumple cada juego con el pago de impuestos al ayuntamiento de Boca del Río.

Fidel Kuri subrayó que el alcalde de Boca del Río, Miguel Ángel Yunes Márquez, "está actuando como niño caprichoso y queriendo montarse en algo que es tan delicado y que está en la Ley de Seguridad Pública para el Estado de Veracruz".

En entrevista telefónica con Ciro Gómez Leyva, Kuri Grajales aseguró que está haciendo todo para que el Tiburón no se vaya de Veracruz. Sin embargo, denunció que sigue habiendo una persecución de parte del gobierno municipal que encabeza Miguel Ángel Yunes Márquez.

"Tal parece que me gusta la mala vida", dijo, y en seguida explicó que pese a ver el apoyo de la afición para el equipo del puerto, aún no ha tomado la decisión de dejar al equipo, o no, en Veracruz.

Dijo que hay estados como Oaxaca, Sinaloa, Tamaulipas y Sonora han hecho ofertas para que el equipo se mude de sede.

Al preguntar sobre la seguridad en el Estadio Luis "Pirata" Fuente, luego del enfrentamiento que se generó contra aficionados de Tigres, Kuri Grajales explicó que la seguridad es pagada al gobierno estatal.

Y destacó que, durante la administración anterior, había mucha presencia de elementos de seguridad tanto al interior como en las inmediaciones del estadio.

Versión para impresión