• Educación

Reforma Educativa, un fracaso: Sindicatos, especialistas y docentes

  • E-consulta
Con menos del 10 por ciento de los docentes evaluados a nivel nacional, el Gobierno federal ha ido “parchando” la enmienda.

Xalapa, Ver. Este año, el profesor de educación primaria Irving García Jarvio cumplirá 19 años de servicio, y desde el 2013 señala que sus tareas se han duplicado y dejado poco tiempo a la familia e incluso al trato personalizado con alumnos durante sus clases.

“Hay (entre los docentes) una sensación de injusticia, incomprensión acerca del trabajo que realizamos porque sólo se hace responsable a la escuela de lo que ocurre con los alumnos (…) cada vez se golpea más a esta profesión y las condiciones son peores”.

Para el docente de la Escuela Primaria “Práctica Anexa”, la reforma educativa representa el retroceso y daño de programas educativos, la eliminación de apoyo a los docentes para mejorar su labor en el tratamiento curricular de las asignaturas.

La falta de este apoyo ha obligado a los docentes a recurrir a otras herramientas para su trabajo, como guías escolares y hasta planeaciones que, en algunos casos, debe comprar en Internet y que por lo tanto no corresponden a la realidad del aula.

Esto, sin contar que el plan de estudios que se enseñan en las escuelas pertenece al 2011 y los libros corresponden a contenidos planteados en 2009; es decir, antes de la reforma educativa.

La opinión de Irving coincide con la de especialistas, líderes sindicales y docentes quienes advierten que la “herencia” del presidente Enrique Peña Nieto ha fracasado.

Con menos del 10 por ciento de los docentes evaluados a nivel nacional y un creciente descontento que amenaza con paralizar más escuelas, el Gobierno federal ha ido “parchando” la enmienda que en diciembre de 2012 fue anunciada como el proyecto para mejorar la educación en el país.

Tras los desencuentros con el magisterio y sin resultados en el mejoramiento del nivel de aprendizaje, el Gobierno federal anunció recientemente un nuevo modelo educativo, que entraría en vigor en 2018.

VERACRUZ EN CIFRAS

En la entidad las marchas en contra de la reforma y sus consecuencias se recrudecieron durante el 2015 y 2016, luego de que se aplicaran las primeras evaluaciones a docentes. El magisterio salió a las calles e incluso se intentó detener en más de una ocasión la aplicación de los exámenes de conocimiento.

Según datos el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), hasta el 2016 en Veracruz había 141 mil 845 profesores que imparten clases en 25 mil escuelas públicas y privadas de zonas urbanas o rurales.

 

A pesar de la oferta educativa, en la entidad aún hay 562 mil 781 personas que no saben leer ni escribir, 922 mil 382 veracruzanos que no han terminado la primaria y 1 millón 166 mil 779 veracruzanos no tienen la secundaria terminada.

El promedio de escolaridad de la población veracruzana de 15 años en adelante es de 8.2 años, lo que equivale a segundo grado de secundaria, lo que la ubica en el lugar 28 a nivel nacional, sólo por encima de Guerrero, Oaxaca, Guerrero y Chiapas.

Esto se suma a que por cada 100 veracruzanos 9 no tiene ningún grado de escolaridad; sólo 55 concluyeron la primaria; 19 terminaron la secundaria y únicamente 15 finalizaron su educación superior.

En el Índice de Desempeño Educativo Incluyente (IDEI), Veracruz se encuentra en el lugar 17 en cuanto a primaria y 11 en secundaria.

Según Mexicanos Primero, Veracruz es una de las cinco entidades que presenta mayor rezago educativo en primaria y secundaria.

En primaria hay problemas de exclusión e ineficacia en la enseñanza de los alumnos y en secundaria el porcentaje de alumnos de tercer grado en nivel insuficiente fue de 49.9 por ciento.

LAS PROMESAS QUE NO SE CUMPLIERON

Tras su publicación en el Diario Oficial de la Federación en febrero de 2013, el entonces secretario de Educación Pública, Emilio Chuayffet Chémor, prometió que la reforma haría posible lograr una educación de calidad y que permitiría conocer las fallas, carencias y fortalezas del sistema educativo, a fin de hacer un diagnóstico para “articular soluciones urgentes y eficaces”.

El presidente Enrique Peña Nieto, por su parte, aseguró que la reforma establecería reglas claras para que el mérito sea la única forma de ingresar y ascender como maestro, Director o Supervisor.

Pese a esto, según datos del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE), en el ciclo escolar 2014-2015; es decir, a dos años de la implementación de esta reforma, el 60 por ciento de los maestros evaluados fueron hallados no idóneos para su trabajo.

En el 2015, Chuayffet Chémor aseguró que la reforma educativa es una conquista de los maestros y que su misión central es dar certeza al ingreso, promoción y permanencia de los docentes en el Servicio Profesional.

No obstante, datos de la organización Mexicanos Primero señalan que el 12 por ciento de los maestros en el país ganan menos de 10 mil pesos al mes y apenas el 3 por ciento de maestros ganan más de 50 mil pesos al mes.

Y los maestros de escuelas señaladas como de baja marginación ganan 35 por ciento más que sus pares en zonas de alta marginación.

Más aún, en los estados en los que la oposición contra la evaluación es férrea se ha reportado que a los docentes se les retiene el pago de sus salarios, como en el caso de estados como Veracruz, Oaxaca y Michoacán.

Y a quienes ganaron, mediante examen de oposición, una plaza con cargo directivo y se le prometió un aumento del 35 por ciento en su ingreso mensual, este beneficio no se les ha hecho válido

UN FIASCO ANUNCIADO: SINDICATOS

En Veracruz, las voces de líderes sindicales han señalado en reiteradas ocasiones el fracaso de la reforma educativa, el perjuicio de los docentes y al sistema educativo, que resulta cada vez más demandante para estudiantes, padres y maestros.

Para el secretario general del Sindicato de Trabajadores Normalistas y de la Educación en Veracruz (STENV), Marco Aurelio Martínez Sánchez, el “fiasco” de esta reforma es motivo de celebración, pues da pie a que el profesorado pueda proponer una nueva reforma.

“A cuatro años de distancia lo que vemos es un fracaso rotundo en esta reforma educativa (…) El Colegio de México señala que del millón 300 mil maestros que debieron ser evaluados, hoy menos del 10 por ciento han sido evaluados”.

Y es que para el líder sindical esta reforma presentó un problema estructural porque partió de una falta de consenso con el profesorado nacional, lo que ha llevado a que se cometan errores y no se cumplan “las promesas” de esta reforma.

“Se percibe que el corazón de la reforma es la evaluación, no hay mayores elementos pedagógicos, técnicos o académicos que puedan impactar en el trabajo cotidiano de los maestros; sino que se percibe que es por una evaluación punitiva que intenta excluir a los maestros y no apoyar su formación”.

Por su parte, el secretario general del Sindicato del Magisterio Veracruzano (SMV), Luis Alonso Polo Villalobos, aseguró que los únicos beneficiados con la reforma educativa son quienes integran a la clase gobernante y empresarios.

“No ha habido avance ni beneficio en elevar la calidad de la educación, que fue el pretexto para la implementación de la reforma; los hechos les dan la razón a los maestros opositores, en el sentido de que la reforma es punitiva y que no beneficia al trabajador”.

Acusó que lejos de ayudar a mejorar la calidad de la educación y las condiciones de los docentes, los alcances de esta reestructuración han provocado un daña a las conquistas laborales del magisterio.

“No hay comisionados sindicales, no hay el incremento salarial que habían prometido para la gente que salió como destacado o excelente en su evaluación; ni siquiera se ha instituido en Veracruz el Instituto Estatal de Evaluación. Hay cosas que no se dieron por lo improvisado que fue esta reforma”.

Aseguró que el Gobierno federal no cuenta con los recursos económicos suficientes para llevar a cabo su planteamiento original y que por tanto no tienen nada que celebrar porque ahora viven “con la espada sobre el cuello”.

“Los que ya salieron insuficientes, ya presentaron la segunda y no han podido superarla; para esos maestros la desesperación y la angustia son crecientes, el estrés al que están sometido igualmente porque si reprueban la tercera evaluación tendrán que desempeñar trabajos administrativos”

Dijo que eso implicará una disminución en sus ingresos porque eventualmente su salario se ajustará a una plaza administrativa.

Para los maestros, el panorama no es alentador con el anuncio del lanzamiento del nuevo Modelo Educativo, pues dijo que hay intereses trasnacionales detrás de esta reforma educativa, que según dijo, es realmente una de tipo laboral.

“Todo apunta que tenemos Gobiernos federales mentirosos, lo único que les preocupa es quedar bien con las empresas trasnacionales, con el Gobierno de Estados Unidos y lo que menos les interesa es su población. El magisterio ya no le cree nada al Gobierno federal”.

MAESTROS, ENFRENTAN MENOSPRECIO Y SOBRECARGA DE TRABAJO

Irving García Jarvio, maestros frente a grupo retoma y advierte que los efectos de esta reforma han provocado una sobrecarga curricular que complejiza el trabajo del maestro, de manera que los tiempos “planeados” para cada tema es distinto al que se ejecuta en las aulas.

Por cada hora frente a grupo, el maestro requiere de al menos una hora extra para la planeación de las clases, pues por cada asignatura hay 50 aprendizajes que la autoridad espera que reciban los menores en edad primaria.

“Es imposible realizar una tarea de enormes proporciones considerando que los maestros también son los responsables de generar otras actividades administrativas, cultural, artísticas y de orden cívico”.

Para el docente, la carga de trabajo que tienen sus pares no es igual a la percepción salarial, pues señaló que si antes el salario promedio era de entre 8 mil y 15 mil pesos mensuales, con la reforma los profesores están obligados a evaluarse cada cuatro año para seguir percibiendo un “apoyo” de no más de mil pesos mensuales extras.

“Las condiciones de los maestros han venido en detrimento y la calidad de la educación también se ha visto afectada”.

En cuanto a la evaluación, el docente consideró que un examen no puede definir si alguien es o no apto para la docencia, pues aseguró que se requiere una observación en aulas por parte de expertos.

Aunado a esto, señaló que desde la autoridad hay una “perversión” de la imagen de los docentes que son menospreciados y, en consecuencia, las instituciones educativas también resultan afectadas.

Para el docente, este Día del Maestro hay muy poco que celebrar y sí que exigir, como el mejoramiento de sus condiciones de trabajo.

“Cercano a esta fecha, las autoridades se explayan en sus discursos, enaltecen la labor del maestro, reconocen ampliamente en el discurso lo fundamental que es esta tarea y pasando el 15 de mayo se olvida todo esto y en las escuelas podemos ver un gran abandono”.

Pero también reconoce que los perfiles de quienes deciden dedicarse a la docencia no son los mejores, y que bajo estas condiciones no hay forma en que se les pueda exigir lo que actualmente el Gobierno federal pretende.

“El INEE dice que cerca del 70 por ciento de los alumnos que ingresan a una escuela Normal provienen de familias cuyo nivel de bienestar, de acuerdo a Coneval, está por debajo del mínimo. Si este dato los cruzamos con los de la SEP, sobre que entre mayor marginación hay, los resultados en términos de aprendizaje son desfavorables, cómo esperamos que en cuatro años reviertan toda su historia y se conviertan en docentes con una calidad altísima”.

El resultado, aseguró el docente, es que los alumnos muestren enormes deficiencias en el desarrollo formativo, desinterés en la adquisición de conocimiento, lo que genera una sociedad que sabe leer y escribir, pero que no lee; que dominan operaciones de cálculos, pero incapaces de resolver problemas.

“Nos afecta como país porque va en detrimento de una sociedad más justa, más democrática, más informada y eso daño la economía y el desarrollo social (…) La educación tendría que dejar de ser una profesión de Estado para convertirse en una profesión de élite”.

Avc

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]

Versión para impresión