• Nación

La limpia de los “Chapitos” comenzó en Elota

  • La Silla Rota
Varios comandos fueron enviados por “Los Chapitos” a las comunidades de Sinaloa, en busca de la gente que opera para los “Dámasos”...

París Alejandro Salazar

Los días de reflexión, descanso y asueto por la Semana Santa en Elota, Sinaloa, cambiaron por horas de angustia. En las calles el ruido de los motores de camioneta y golpes metálicos de carrocerías con armas largas, terminó con la tranquilidad y anunció la llegada de sicarios a un pueblo a 20 minutos de la cabecera municipal, donde normalmente no pasaba gran cosa.

Varios comandos que habrían sido enviados por “Los Chapitos” –hijos del capo sinaloense Joaquín “El Chapo” Guzmán- irrumpieron en las comunidades de Elota en busca de la gente que opera para los “Dámasos” –Dámaso López “El Licenciado” y Dámaso López Serrano “El Mini Lic”- a quién tuviera relación o trabajara para ellos: sicarios, “halcones” y narcomenudistas.

La instrucción que llevaban los hombres empecherados y encapuchados era una: “limpia” de todos los “Dámasos”. “Los Chapitos” querían la plaza de “El Licenciado”. La fractura dentro del Cártel de Sinaloa era real. Esta escena fue relatada por un habitante del ejido donde ocurrieron las incursiones, quien pidió no mencionar el nombre del pueblo.

De la guerra mediática entre “Los Chapitos” y “Los Dámasos” –carta a noticiero televisivo nacional hasta la entrevista en Río Doce- los primeros decidieron pasar a las acciones y madrugar a los segundos.

Continúa leyendo este material en La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]

Versión para impresión