• Estado

Federación no entrega avances de investigación sobre desaparecidos

  • E-consulta
Padres y madres viajaron a la capital veracruzana a una reunión en la que esperaban encontrar respuestas.

Xalapa, Ver.- Las madres y padres de personas desaparecidas que se reunieron con el Fiscal general del Estado, Jorge Winckler Ortiz, el subsecretario de Derechos Humanos de la secretaría de Gobernación (Segob) Roberto Campa Cifrián y con la Subprocuradora de Derechos Humanos de la Procuraduría General de la República (PGR) Sara Irene Herrerías Guerra, se mostraron inconformes porque una vez más las autoridades siguen sin entregar avances en las investigaciones.

Un promedio de 30 representantes de diferentes colectivos de búsqueda de personas viajaron de diferentes puntos del estado, para acudir a la reunión organizada en la FGE, en la que esperaban encontrar respuestas sobre sus familiares desaparecidos en la última década.

La madre de familia, Mayra de la Vega, expuso al término de la reunión que se prolongó por más de tres horas, “Nos vamos tristes, una reunión más con el licenciado Campa, fiscal Winckler y todas las autoridades presentes para supuestamente dar avances y no dan nada, todas las reuniones con las autoridades federales es porque vienen a tomarse la foto”.

Lamentó que los años pasan sin que las autoridades federales y del estado frenen los errores en la integración de las carpetas de investigación.

“Dizque atienden pero no dan resultados, años van, años vienen y no dan nada, entran nuevos fiscales, otros se van y es lo mismo, es la misma porquería, las mismas omisiones es lo mismo”, expuso.

Por su parte la madre de familia, Elvira Gómez López señaló que desde hace tres años ocho meses busca a sus hijos Juan de Dios y Rodrigo Gómez López con 17 y 19 años y que se los llevaron en septiembre del año 2013. Posterior recibió una llamada de un supuesto ex policía de Acatlán de Pérez Figueroa para decirle que él recibió la orden de desaparecerlos.

“No hay ningún resultado de mis hijos. Según en el cambio de gobierno íbamos a tener resultados y nada, nos vamos peor que como venimos porque siempre traemos la esperanza de tener respuestas y nos vamos sin nada, al contrario todo es evasivas, nada más, a ver qué hace el gobernador con el año y medio que le queda” dijo.

Elvira Gómez recordó que el año anterior, cuando el gobernador entonces era candidato a la Primera Magistratura, se reunió con las familias de personas desaparecidas y les prometió que la “impunidad” acabaría en la FGE.

“Porque si él no se acuerda, nosotros sí, lo fuimos a buscar a Coatzacoalcos y nos prometió que nos ayudaría a buscar a nuestros hijos, y no es así, a ver qué hace en este gobierno, porque les quedan pocos meses”, indicó.

Por su parte la madre de familia e integrante del Colectivo por La Paz Xalapa, Sara González Rodríguez reclamó porque en la reunión no asistió el director de Servicios Periciales, Mario Javier Valencia Hernández para dar cuenta de cómo laboran y que investigaciones nuevas tienen.

Acuso que el ex director de Periciales, Gilberto Aguirre Garza, que laboró en la ex administración del ex gobernador Javier Duarte de Ochoa dejó problemas, y citó como ejemplo que de las miles de muestras genéticas tomadas a familiares de personas desaparecidas, sólo sirven 276.

“Nos vamos con las manos vacías y el alma hecha pedazos porque no nos dan nada positivo, no sabemos porque el gobernador no hizo acto de presencia, ni siquiera Mario Valencia de Periciales para que escuche las inconformidades y el desastre que tienen en Periciales, se fue Aguirre y dejo todo un asco omisiones y dilaciones que no hicieron “ expuso.

En entrevista la integrante del colectivo “Buscando a nuestros desaparecidos y desaparecidas” Anais Palacios Pérez dijo que la evaluación de los padres y madres con respecto a la reunión con Campa Cifrián y Winckler Ortiz fue “muy pobre”, porque se quedaron sin respuestas.

Explicó que si bien se llevan a cabo mesas de trabajo con estas autoridades cada mes y medio, los acuerdos que se toman en las reuniones quedan igual, porque no encuentran a nadie.

“No es satisfactorio para las familias, porque van con la esperanza de recibir una respuesta. Por ejemplo se comprometieron a entregar los resultados de los perfiles genéticos de las fosas encontradas en el Arbolillo y en colinas de Santa Fe, en los siguientes 180 días, y pues las familias siguen esperando porque aun no llega la fecha”, señaló la integrante del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

Versión para impresión