• Universidades

Educación superior, privilegio de unos cuantos

  • E-consulta
Ivanna, con promedio de 9, no alcanzó uno de los 16 mil espacios en la UV. Su sueño de terminar una licenciatura se complicó.

Xalapa, Ver.- Ivanna, con promedio de nueve, fue rechazada por la Universidad Veracruzana (UV) y se quedó sin el privilegio de tener uno de los 16 mil lugares ofertados en educación superior pública, y continuar su preparación  se dificultó al doble.

Su caso es similar al de 25 mil de jóvenes que tendrán que buscar en el sector privado una opción de continuar una licenciatura, aunque no todos tendrán ese privilegio, porque una universidad privada cuesta entre tres y siete mil pesos mensuales.

El presidente de la Corporación de Escuelas Particulares del Estado de Veracruz, Carlos Luna, advierte que apenas el diez por ciento de los rechazados en una universidad pública, tendrá posibilidad económica de pagar una escuela particular.

El resto tendrá que enfrentarse a un Veracruz con problemas de desempleo, violencia, en donde delinquir es una forma de obtener ingresos.

Con experiencia en Educación Superior de 30 años, y fundador de cuatro universidades particulares, Luna Escudero lamenta que en medio de este "caos educativo y desempleo" que padecen los jóvenes, el gobierno del estado nombró como titular de la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) a un "Policía" y como subsecretarios de educación a "operadores de partidos políticos".

Trabajar en lugar de estudiar

Ivanna cuenta que al enterarse de que fue rechazada en la Universidad Veracruzana, le daba vergüenza hasta salir a la calle “sentía que todos mis amigos, mis vecinos se me quedaban viendo, que pensaban que yo era una burra, sentía me fallaba a mí y a mi familia, luego me daba tristeza porque veía a otros festejando que si habían quedado en la UV, y yo, otro año perdido sin estudiar".

La joven ahora es estudiante de la licenciatura en Odontología en una universidad privada, y en estos cuatro semestres de carrera se ha dedicado a estudiar y a vender manzanas con chamoy y demás botanas para poder ayudar a su padre a pagar la colegiatura de tres mil 500 pesos, y reunir los seis mil pesos mensuales, que habrán de invertir en la compra de material curativo e instrumentos.

En entrevista expresó la tristeza y frustración provocada por una lista con nombres que aparece en junio de cada año publicada por la Universidad Veracruzana, a través de la cual se demuestra a los ojos de todo el mundo que jóvenes son admitidos en sus aulas.

Cabe recordar que en mayo, la rectora de la UV, Sara Ladrón de Guevara declaró que este año 41 mil jóvenes asistirían a presentar examen de ingreso a las aulas de la Máxima Casa de Estudio y 16 mil se quedarían fuera de la oportunidad.

Mencionó que a estas alturas algunos de sus compañeros y compañeras de preparatoria que si quedaron en la UV, están por graduarse de licenciaturas o ingenierías, pero otros más que su familia no tuvo dinero para pagar una universidad particular, se pusieron a trabajar de vendedores ambulantes, taxistas, o empleados en alguna tienda.

Sin embargo lamentó que otros de sus compañeros cayeron en las adicciones y algunas de las mujeres se embarazaron y no continuaron los estudios.

En Veracruz hay 400 instituciones de educación superior privada

El presidente de la Corporación de Escuelas Particulares del Estado de Veracruz, Carlos Luna, informó que en los dos últimos sexenios de los ex gobernadores Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa se disparó el número de instituciones de educación superior privada y actualmente hay en el estado: 400, de las cuales el 80 por ciento no reúne las condiciones de infraestructura y sus programas de estudio no tienen vinculación con el sector productivo.

Tan sólo en Xalapa, hay 40 instituciones de educación superior particulares, sin contar a la UV, la Universidad Pedagógica Nacional (UPN); la Universidad Popular Autónoma de Veracruz (UPAV); el Instituto Tecnológico Superior y la Benemérita Escuela Normal Veracruzana (BENV) “Enrique C. Rébsamen”.

La aparición de estas universidades particulares es porque los empresarios, funcionarios y ex funcionarios del gobierno de Veracruz y políticos han visto la educación superior como “un negocio y no como un compromiso social para el desarrollo de la comunidad”.

Las universidades particulares “serias y con muchos años de trabajo”, dijo Luna Escudero han intentado detener que el gobierno federal continúe otorgando más Reconocimiento de Validez Oficial de Estudios (RVOE) con el propósito de abrir más.

Acusó “Hay funcionarios públicos de todos los perfiles que están asociados o son dueños de muchas instituciones particulares, porque les dan fácilmente los RVOE desde el gobierno, tienen amigos en la política y se los dan”.

El rector fundador de la universidad IVES en Xalapa; Universidad Martí en Poza Rica; Universidad de Los Negocios en el puerto de Veracruz y Universidad Autónoma Coatepec, explicó que el problema no es sólo el otorgamiento de RVOE a cualquier persona, sino también la calidad educativa ofrecida en estas “universidades patito”.

Para que la educación superior tenga calidad, debe tener un “claustro docente de primera”, con experiencia, formación académica y perfil profesional, sin embargo en esas Instituciones que se hacen llamar universidades tienen a maestros que no se han titulado.

Además de que su infraestructura es una “casita” con cuatro o cinco salones, sin espacios apropiados para el aprendizaje, pero esto ha ocurrido porque la secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Educación de Veracruz (SEV) han sido “muy permisivas”.

Las universidades deben vincularse más con las empresas: Canaco

La vinculación entre universidades privadas y públicas con las empresas debe ser desde los primeros semestres que cursan los estudiantes, porque los envían en el último periodo a hacer servicio social, que en nada les sirve de práctica y ni aprenden, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Comercio y Servicios Turísticos (Canaco- Servytur) Gerardo Libreros Cobos.

Dijo que las empresas al momento de contratar valoran más el conocimiento práctico que la teoría aprendida y aprobada en los exámenes de las universidades.

"Lo que vemos es que los chavos salen sin la práctica, les dieron teoría, que no complementaron con la práctica, que hicieron servicio social pero no lo tomaron en serio. La vinculación con el sector empresarial no debe ser hasta el final, sino al principio, que sea a lo largo de toda la carrera" indicó.

Lamentó que este año las empresas y negocios establecidos no han podido crear empleos, ante la crisis económica que padece Veracruz, al grado en que las ventas bajaron entre un 40 y 50 por ciento.

"Lamentablemente la situación económica que vive el estado y la ciudad, no permite crear fuentes de empleos. La mano de obra de esta abaratando mucho, hay quienes te contratan pero en situaciones de desventaja, porque las empresas no pueden pagar buenos salarios, porque las ventas están muy bajas" señaló.

La UV los rechaza y los jóvenes se quedan frustrados de sus sueños: Madre de Familia

La madre de familia Susana Montes lamentó que su hija Ixchel ha hecho el examen en dos ocasiones para ingresar a la licenciatura de Publicidad y Relaciones Públicas en la Universidad Veracruzana, pero no ha quedado en la lista de nombres de estudiantes admitidos.

“Es muy difícil porque al no entrar a la Universidad los padres no sabemos qué  hacer, hablo de los padres y madres que no tenemos dinero, por qué nos preguntamos y ahora qué hacemos con un hijo triste, con sueños frustrados y una sin dinero” señaló.

En estos dos años, dijo Susana Montes su hija se dedicó a trabajar y ahorrar para poder pagar el examen de admisión de la UV, pero al ver que no era aceptada, este año decidieron que Ixchel acuda a una universidad privada.

“Nos sale caro, porque de mensualidad son dos mil 500, yo tengo que hacer cosas extras, como pays, pasteles y ya quedamos mi hija y yo que los fines de semana se va a tener que ir a servir mesas, banquetes, algo que le deje dinero para poder pagar. Es difícil, es estresante ver a un hijo triste, bloqueado por no quedar en la UV”, afirmó.

Finalmente la maestra de tejido, corte y confección y repostería invitó a los padres y madres de familia a apoyar a sus hijos e hijas para que continúen su preparación académica, porque si no “son años perdidos para ellos, porque si no los apoyamos, no los impulsamos la vida sin carrera profesional es más difícil, necesitamos escuelas públicas, que nos hagan caso las autoridades”.

Avc

[relativa1]

[relativa2]

[relativa3]

Versión para impresión