• Economía

Túmin, moneda y vuelta al trueque que incomoda a Banxico

  • La Silla Rota
Dentro de las aulas de la Universidad Intercultural de Veracruz (UVI), en noviembre 2010, nació esta moneda

VERACRUZ (La Silla Rota).- La falta de dinero entre los pobladores amenazaba el comercio de comunidad veracruzana de Espinal, por lo que, en un intento de solventar su situación, decidieron lanzar su propia moneda. La decisión fue la correcta.

Dentro de las aulas de la Universidad Intercultural de Veracruz (UVI), en noviembre 2010, nació el Túmin, el cual funge como una moneda alternativa que busca reactivar la actividad comercial rescatando el viejo sistema de trueque que se aplicaba únicamente en los días de tianguis en aquélla población totonaca.

El Túmin es un vale con un valor de uno, dos, cinco, 10 o 20 pesos, cuyo fin es permitir un mayor flujo de los productos de los socios de esta moneda a nivel local y complementar la ausencia de peso en los pobladores.

Los dueños de establecimientos y pequeñas empresas creen que este mercado alternativo que no depende de los gobiernos sino de los ciudadanos que buscan solucionar dificultades en la economía de su pueblo.

Para ser socio del Túmin tienes que ofrecer un bien o servicio a la comunidad. Una vez inscrito recibes 500 de dicha moneda de forma gratuita.

De cada producto que se venda, el comerciante puede elegir qué porcentaje se le pague en pesos y que en Túmin, sin embargo, los socios tienen el compromiso de aceptar al menos el 10% del valor del producto en Túmin.

De 2010 a la fecha, el Túmin, que en totonaca significa moneda, se ha extendido a 16 estados del país. Actualmente hay mil 400 socios.

Una nueva edición de Túmins se imprime cuando se suscriben 100 socios, 50 mil en total, 500 para cada socio. El costo de cada edición es de 3 mil pesos y es pagada entre todos los socios.

El viaje del Tumín ha tenido varios baches. Uno de ellos el Banco de México (Banxico), quien denunció a los fundadores de la moneda ante la Procuraduría General de la República (PGR), por la supuesta "acuñación de moneda" que exclusivamente le corresponde al Estado.

Sin embargo, la PGR desechó el caso porque no encontró evidencias para que el Túminfuera relacionado con algún delito.

Álvaro López y Juan Castro, secretario y presidente del proyecto llamado "Mercado Alternativo y Economía Solidaria" explican que la finalidad es contrarrestar la crisis económica del sistema capitalista y neoliberal y no que el Túmin sustituya al peso.

Aquellos que utilizan el Túmin ven en la moneda una lucha contra la crisis y por la solidaridad.

Con información de La Silla Rota

[relativa1]

[relativa2]

Versión para impresión