• Campo

Jóvenes abandonan cafeticultura para buscar otras oportunidades

  • E-consulta
Años atrás, en las regiones de Huatusco y Córdoba la mayoría de sus habitantes se dedicaban al cultivo de este producto.

Chocamán, Ver.- La cafeticultura en la región en la zona centro se encuentra en grave riesgo de desaparecer debido a que los jóvenes buscan nuevas alternancias para no continuar en las labores del campo.

[relativa1]

Años atrás, en las regiones de Huatusco y Córdoba la mayoría de sus habitantes se dedicaban al cultivo de este producto, sin embargo, en los últimos años, el ritmo de esta actividad ha disminuido ante la migración de las nuevas generaciones y la muerte de abuelos y padres, quienes mantenían vivas las fincas.

El maestro en Ciencias de la Universidad de Chapingo, Esteban Escamilla Prado, sostuvo que en México el café fue el segundo generador de divisas durante décadas, sin embargo, ahora tristemente tenemos que importar de Centroamérica para poder cumplir con la demanda nacional.

“El promedio del productor de café es de 60 años. Los jóvenes no quieren regresar al campo, a los cafetales, cada vez hay más campos abandonados”, expone.

Ante ello, desde hace ocho años, han iniciado cada verano, un curo especial enfocado en niños, principalmente, de hijos productores, con el objetivo de formar los semilleros de los nuevos productores de café.

El octavo curso inició el pasado 7 de agosto y finalizará el próximo 15, actualmente son más de 50 niños de Córdoba, Tepatlaxco, Ixhuatlán y Chocamán; hijos y nietos de productores de café, de edades entre 8 a 14 años, los que participan.

Es el octavo año que se imparte, con la colaboración de la Universidad de Chapingo, Catuai Amarillo, Colegio de Postgraduados Campus Córdoba, Inecol, Cafecol, entre otros.

“El principal objetivo es Contribuir a la formación del relevo generacional a través de impartir un curso de educación vivencial de cafeticultora integral sustentable. Esto se da debido a que los últimos años se ha abandonado al campo, principalmente al de la cafeticultora”, explicó.

Los alumnos ven desde la historia del café, los semilleros, viveros, el manejo de los cafetales, el beneficiado y la torrefacción, la calidad, catación, barismo; organizaicón de productores, generación de valor agregado, cafés orgánico y comercio justo, diversificación productiva, lombrixomposta, entre otros temas.

A ocho años de su implementación, dijo, han observado que algunos niños que han cursado, están estudiando carreras relacionadas con la agricultura y la biología.

[relativa2]

“Otros asistentes se interesan en participar como voluntarios o bien a través de servicio social de sus escuelas. Estamos haciendo una evaluación de los egresados con el apoyo del Colegio de Veracruz (COLVER). La semana pasada entrevistaron a más de 30 egresados. En total han asistido alrededor de 400 niños en esos ocho años”, apuntó.

Escamilla Prado, aseguró que la ida principal es poder rescatar a la cafeticultura ante el envejecimiento de quienes ahora están al frente de ellos.

Avc

[relativa3]

Versión para impresión