• Nación

Emilio Lozoya, los lujos del exdirector de Pemex

  • La Silla Rota
El 14 de noviembre de 2012, cuando Odebrecht le habría entregado un primer pago de 40 mdp, el exfuncionario compró de contado una residencia

En 2012, presuntamente la empresa brasileña Odebrecht transfirió 3 millones 140 mil dólares -40 millones de pesos al tipo de cambio de ese año- a una empresa ligada a Emilio Lozoya Austin, entonces coordinador de Asuntos Internacionales del equipo de transición del presidente electo Enrique Peña Nieto. Y 17 días antes de ser nombrado director general de Petróleos Mexicanos (Pemex) compró de contado una casa con un valor de 38 millones 175 mil pesos.

[relativa1]

De acuerdo con su declaración patrimonial, el 14 de noviembre de 2012, Emilio Lozoya Austin adquirió la propiedad y el 1 de diciembre de 2012 fue nombrado titular de Pemex. Cinco años después fue señalado por empresarios brasileños de recibir sobornos a cambio de entregarles licitaciones de obra pública.

La casa que declaró tiene una superficie de 1,165 metros cuadrados y 1,000 metros cuadrados de construcción. Su precio es similar al primer depósito que le habría hecho la empresa Odebrecht.

Emilio Lozoya Austin dijo que en diciembre de 2012 tuvo un ingreso mensual de 722 mil pesos: por cargo público como director general de Pemex 148 mil pesos; por actividad industrial o comercial 390 mil pesos y 184 mil por actividad financiera.

Luis Alberto Meneses Weyll, exdirectivo de Odebrecht y testigo de los sobornos a Pemex, declaró que se reunió en 2012 con Emilio Lozoya Austin y que el mexicano le pidió 5 millones de dólares por las gestiones realizadas para la instalación de la empresa brasileña en Veracruz, con el entonces gobernador priista Javier Duarte, pero que sólo le entregó 4 millones de dólares.

Como director general de Pemex, en diciembre de 2012, Emilio Lozoya Austin habría solicitado 6 millones de dólares más a Odebrecht para entregarle un contrato de obra en la Refinería de Tula, Hidalgo.

El 15 de febrero de 2014, Pemex y Odebrecht firmaron el contrato PXP-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-4-14 de trabajos en la Refinería de Tula, en el que ambos suscribieron una cláusula anticorrupción: "las partes reconocen tener una política de cero tolerancia hacia el soborno y la corrupción; y sus empleados, proveedores y filiales se encuentran sujetos a dicha política de control anticorrupción".

La cláusula Vigésimo Sexta "Compromiso contra la Corrupción", Pemex y Odebrechtseñalaron que "El CONTRATISTA acuerda que durante la ejecución de este Contrato ni él, ni sus subcontratistas o empleados de estos ofrecerán, prometerán o darán por sí o por interpósita persona, dinero, objetos de valor o cualquiera otra dádiva, a servidor público alguno, que puedan constituir un incumpliendo a la ley tales como robo, fraude, cohecho o tráfico de influencias".

[relativa2]

Los lujos de Lozoya

Emilio Lozoya Austin declaró en enero de 2013 que poseía cinco relojes por un monto de 200 mil dólares y obras de arte por 1 millón 350 mil dólares.

Tiene cuatro relojes de la exclusiva marca suiza Patek Philippe que compró de contado entre 2001 y 2010 a un precio de 40 mil dólares cada uno, de las colecciones Aquanaut, Nautilus y Complications.

El quinto reloj es de la marca suiza de lujo Franck Muller de 40 mil dólares.

Entre sus bienes posee un cuadro del pintor Pablo Picasso valuado en 500 mil dólares, el cual dijo que fue una herencia en 2008.

Señaló que adquirió un cuadro de Salvador Dalí en 50 mil dólares y lo compró de contado.

Compró de contado cuatro cuadros del pintor Luis Zarate a un costo de 400 mil dólares; además tiene otras obras de arte con valor de 300 mil dólares.

Cuando inició en la dirección general de Pemex, Lozoya Austin señaló que tenía una cuenta bancaria con un saldo de 1 millón 615 mil euros y 199 mil 284 dólares en un fondo de inversión.

En su segundo mes al frente de Pemex, el 25 de enero de 2013, contrató un crédito para la compra de un vehículo Acura RDX.

En las siguientes declaraciones, Emilio Lozoya Austin indicó que sus ingresos anuales eran de 4 millones 321 mil 838 pesos sólo por su cargo público en Pemex, y ya no señaló ingresos por actividades financieras y comerciales.

Un reporte de la Auditoria Superior de la Federación (ASF) detectó que Emilio LozoyaAustin realizó más de 900 viajes en helicóptero por 64 millones de pesos con cargo a Pemex, más de la mitad de ellos no tuvieron como destino instalaciones de la paraestatal.

Algunos destinos fueron de un punto a otro de la Ciudad de México y zona metropolinata: Torre Arcos, Torre GAN, Torre IUSA, Atizapán, Valle de Bravo, Cuernavaca, Hotel Hilton, Hotel ONE, Hospital ABC, Hospital Ángeles y Teotihuacán.

Entre el lujo y el despilfarro, Emilio Lozoya Austin dirigió Pemex y operó la primera etapa de la reforma energética entre los señalamientos de corrupción de Odebrecht.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión