• Deportes

Empresa ligada a Odebrecht patrocina a Chávez Jr y Tuzos

  • La Silla Rota
Además del caso de Odebrecht, la empresa hidalguense está inmersa en un proceso penal por posible extracción ilícita de combustible a ductos

AXEL CHÁVEZ / CORRESPONSAL

La empresa Construcciones Industriales Tapia, vinculada al caso Odebrecht, patrocinó al boxeador mexicano Julio César Chávez Jr en la pelea contra Saúl Canelo Álvarez, el 6 de mayo en el T-Mobile de Las Vegas, Nevada; asimismo, tiene una relación comercial con el Club de Futbol Pachuca, cuya indumentaria incluye su logotipo.

[relativa1]

El diario brasileño O Globo afirmó que, en declaraciones juramentadas, Luis Alberto de Meneses, exrepresentante en México de Odebrecht, contó que en 2011 Emilio Lozoya Austin les recomendó a asociarse con esa empresa para ganar la licitación que el gobierno mexicano lanzaría para la nueva refinería de Tula.

Al igual que Pirma, El Rodeo, Cavall 7 y el gobierno del estado de Chiapas, la compañía asentada en el Parque Industrial de Atitalaquia, Hidalgo, se publicitó en el calzoncillo pugilista, hijo del cuatro veces campeón mundial de boxeo Julio César Chávez.

La firma propiedad de Juan Carlos Tapia Vargas también patrocina al actual monarca de la Concacaf Liga de Campeones, que representará a la Confederación de Futbol de Norte, Centroamérica y el Caribe en el Mundial de Clubes 2017, en Abu Dhabi, Emiratos Árabes.

[relativa2]

Los uniformes de local y visitante de los Tuzos, copropiedad de Jesús Martínez Patiño y Carlos Slim Helú, exhiben a Construcciones Tapia en la parte inferior de sus casacas. La publicidad es la segunda con mayor proporción, después de Cementos Fortaleza, que pertenece a Slim.

Además del caso de Odebrecht, la empresa hidalguense está inmersa en un proceso penal por posible extracción ilícita de combustible a ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex).

A la firma se le imputa robo de crudo debido a que el Grupo Asaltos de la División de Seguridad Regional de la Policía Federal (PF) detectó, el 10 de marzo, una perforación ilícita cerca de sus instalaciones, y señaló que, al seguir el rastró, identificó que el tubo de goma por el que se hurtaba el hidrocarburo desembocaba en el inmueble de la compañía, frente al tren de refinación Miguel Hidalgo.

Eliel Meléndez, integrante de área jurídica de Construcciones Tapia, dijo a La Silla Rota que atribuyen el inicio de la carpeta de investigación FED/HGO/TULA/000397/2017 por parte de Procuraduría General de la República (PGR) a disputas por la obtención de contratos con Pemex, y aseguró que han identificado a "unas cinco empresas" detrás de la denuncia.

Según el abogado, debido a la situación económica de la petrolera, la obra pública se ha reducido y quienes integran el padrón de proveedores "ahora están peleando por los contratos de mantenimiento" en plantas procesadoras de crudo y el resto de infraestructura energética.

En la segunda semana de julio, mencionó, recibieron un contrato por 66 millones de pesos por la instalación de un tanque en el complejo Pajaritos, en Coatzacoalcos, Veracruz, motivo por el cual, atribuye, se avivó el tema de la ordeña que se le imputa.

No obstante, no proporcionó nombres de los competidores a quienes responsabiliza las acusaciones penales.

Según Reforma, desde 2012 esta constructora ha obtenido adjudicaciones directas como el contrato DCPA-OP-SCC-SPR-CPFG-A-15, por 100.9 millones pesos, y 19.7 millones de dólares para la reparación de la planta catalítica 1 de la refinería Cadereyta, durante 2015 y agosto de 2016.

Construcciones Industriales Tapia dijo que no tuvo sociedad con Odebrecht, pero aceptó que tuvo un subcontrato, cuyo monto no reveló, para acondicionamiento del sitio y movimiento de tierras.

En sustitución de la refinería Bicentenario, compromiso 82 del presidente Enrique Peña Nieto firmado ante notario, incumplido, el gobierno federal promovió la reconfiguración de planta procesadora de crudo Miguel Hidalgo y otorgó dos contratos por 3 mil 376 millones 27 mil 356 pesos a Odebrecht, cuyos ejecutivos admitieran en diciembre de 2016, ante una corte federal en Nueva York, haber sobornado a funcionarios mexicanos a cambio de obras en éste y el resto de trenes de refinación.

El contrato PXR-OP-SILN-SPR-CPMAC-A-4-14, firmado entre Pemex y la brasileña, especifica que el acondicionamiento de sitio, movimiento de tierras y conformación de plataformas para el proyecto de aprovechamiento de residuales en la refinería Miguel Hidalgo, la compañía cobró mil 436 millones 398 mil 637 pesos. Los trabajos debían culminar el 10 de agosto de 2015.

Además, el 12 de noviembre de 2015, Pemex y la compañía signaron uno más durante la dirección de Lozoya Austin (DCPA-OP-GCP-DGTRI-A-3-15) por mil 939 millones 628 mil 719 pesos para la construcción de accesos y obras externas, reveló Pemex en la respuesta a la solicitud de información 1857200151917.

Según documentos obtenidos por el diario brasileñoO Globo, la empresa habría pagado 10 millones de dólares a Lozoya, exdirector de la paraestatal, cuando éste era integrante del Comité de Campaña de Peña Nieto, a cambio de obras en la refinería de Tula que asignaría cuando el Partido Revolucionario Institucional (PRI) ganara la presidencia, lo cual ocurrió.

Con información de La Silla Rota 

[relativa3]

Versión para impresión