• Nación

El líder de "Los Rojos" que desafía a autoridades de Morelos

  • La Silla Rota
El fin de semana se difundió un video en el que gente armada, a nombre de "El Carrete" amenaza al alcalde de Mazatepec

PARIS ALEJANDRO SALAZAR

Santiago Mazari Hernández, "El Carrete" o "El 8", es el líder de "Los Rojos" en Morelos, quien colgó tres narcomantas para desafiar y amenazar al comisionado Estatal de Seguridad Alberto Capella y a los integrantes de la corporación: "tengo gente en Guerrero y Morelos y en todas partes para que no andes averiguando".

[relativa1]

En los mensajes de Zacatepec, Tlaltizapan y Puente de Ixtla, "El Carrete" acusó a Alberto Capella de recibir dinero para protegerlo: "le mordiste la mano al que te dio de tragar oje..., que ya no te acuerdas que te mandaba los tenis nuevos para ti y tu gente, los boletos de avión y los boletos de avión para tus gastos, y no te iba regalar una camioneta del año para tu vieja, quieres que diga nombres y detalles...".

Alberto Capella a través de un mensaje en redes sociales pidió el apoyo de la ciudadanía para capturar a "El Carrete": "Amigas y Amigos de Morelos, este presunto delincuente está debilitado, vamos con tu ayuda a llevarlo a las garras de la justicia, para que pague por todo el daño que presuntamente ha hecho".

Además, este fin de semana fue difundido un video en el que el alcalde de Mazatepec, Morelos, Jorge Toledo Bustamante, es obligado por un grupo armado, presuntamente bajo las órdenes de "El Carrete", a comprometerse a entregar cinco millones de pesos.

"El Carrete" es originario del poblado de San Gabriel en municipio de Amacuzac, donde tiene su centro de operación. "Los Rojos" tienen presencia en Puente de Ixtla, Jojutla, Zacatepec, Tlalquitenango, Tlaltizapán, Cuautla y Amacuzac.

Es originario del poblado de San Gabriel, en el municipio de Amacuzac, y es sobrino de Alfonso Miranda Gallegos, quien fuera alcalde de ese municipio y diputado local del Partido del Trabajo, quien no niega el vínculo familiar y sanguíneo, ni en público ni en privado.

"No es como mi sobrino, es mi sobrino, jamás he negado el parentesco sanguíneo, y es Santiago Mazari Hernández, pero aunque no lleva mis apellidos es mi sobrino, pero yo siempre he dicho, si yo soy yo, él es él, y a cada quien que nos juzguen en nuestra vida por nuestras acciones", reconoció.

[relativa2]

Alfonso Miranda Gallegos, presuntamente, brindó protección a Los Rojos desde su cargo de alcalde de Amacuzac y utilizó a la policía municipal como "halcones" y brazo operativo del grupo criminal.

Los enemigos

Noé Reynoso Nava, quien fuera alcalde de Amacuzac, acusó en febrero de 2014 al entonces diputado local petista Alfonso Miranda Gallegos del secuestro de su padre, de la muerte del director de Seguridad Pública de Amacuzac, Justo Buenaventura Jaimes Villarreal, y de proteger a su sobrino Santiago Mazari Hernández, "El Carrete", quien presuntamente habría participado en los ilícitos.

Miranda Gallegos declaró que sabía de buena fuente que Noé Reynoso Nava tiene amistad y complicidad con líderes de los Guerreros Unidos.

El jueves 1 de mayo de 2014 fue encontrado el cuerpo sin vida y decapitado de Alejandro Eutiquio Maldonado, asesor jurídico del diputado Alfonso Miranda Gallegos, sobre la carretera México-Acapulco a la altura de Plaza Galerías, en el lugar se encontró un mensaje que acusaba al entonces diputado del PT de proteger a su sobrino Santiago Mazari.

"El Carrete" tiene otro pariente en la política, José Miranda Abarca, su primo, quien tomó protesta como alcalde Amacuzac el 1 de enero de 2016.

Tras la desaparición de los 43 normalistas de Ayotzinapa, a finales de febrero de 2015 "El Carrere" se deslindó, a través de narcomantas, de la desaparición de los normalistas y pidió a los padres de familia una reunión para ofrecer su versión de los hechos.

Corredor de sangre

Dolor, sangre y muerte es lo que ha dejado en Morelos la disputa de los cárteles de Los Rojos y los Guerreros Unidos por control del corredor de droga Acapulco-Cuernavaca. En los últimos años la batalla se extendió también por la primacía de la comisión de los delitos de extorsión y secuestro.

El poder de fuego conseguido por ambas organizaciones criminales es tal, que no cesan en su intento de someter a las autoridades municipales para que designen como titulares de seguridad pública a personas afines a sus intereses, con el objetivo de facilitar las actividades ilícitas y la protección de los integrantes de estas organizaciones.

El gobierno de Morelos adoptó el modelo de Mando Único para agrupar y organizar los esfuerzos policiales, con ello logró contener los delitos de alto impacto, pero no así la operación de Los Rojos y Guerreros Unidos.

Con información de La Silla Rota 

[relativa3]

Versión para impresión