• Universidades

Aspirantes a la Rectoría de la UV exponen propuestas y planes de trabajo

  • E-consulta
Reingeniería organizacional, reconocer debilidades, errores y corregir el camino, y cuatro ejes para siguiente rectorado entre propuestas.

Este jueves el y las aspirantes a la Rectoría de la Universidad Veracruzana, se dieron cita en la presentación de propuestas de programas de planes de trabajo a la comunidad universitaria.

Esto es de lo que hablaron:

[relativa1]

Reingeniería organizacional a la UV, propone Rosío Córdova

Tres ejes para el desarrollo económico propuso la aspirante a la Rectoría de la Universidad Veracruzana (UV), Esperanza del Rosío Córdova Plaza.

Dijo que es necesario reforma los planes y programas de estudio y del Modelo Educativo Integral y Flexible (MEIF) desde su área básica y en cada programa de las áreas disciplinarias.

Córdova consideró que la Institución requiere crear un programa de jóvenes investigadores con estudiantes de licenciatura y posgrado, y lograr la vinculación y el impulso de liderazgos.

Añadió que es urgente la modernización de las funciones de actividad académica y la gestión de una plataforma de conocimiento para que la UV tenga acceso a la información desde una sola plataforma.

“Hay que revisar los procesos administrativos para simplificarlos; identificar los cuellos de botella, en dónde se atora el flujo de operaciones y necesitamos una reingeniería organizacional para redistribuir cargas administrativas que ahora están desbalanceadas”.

Añadió que la universidad requiere mejorar sus esquemas de financiamiento y gobernanza, y que esto se puede lograr solo mediante un gran acuerdo universitario entre académicos, estudiantes y sindicatos.

En ese tema, dijo que se debe lograr que la situación actual del estado pueda servir para atraer inversiones a los proyectos que la universidad tiene.

“Sabemos que Veracruz está en el ojo del huracán a nivel mundial y existen muchas organizaciones que están dispuestas a financiar proyectos para resolver problemas de Veracruz”.

Para la académica, no se ha logrado del todo la autonomía financiera, pues recordó que aún se requiere que los municipios aprueben la reforma que otorga a la UV el 2.58 por ciento del presupuesto anual del estado, hasta llegar al 4 por ciento en el año 2023.

Dijo que este recurso es apenas un “es un piso mínimo” para lograr el bienestar de la Universidad, pero agregó que es igualmente una responsabilidad de la institución regresar lo que recibe y dar respuesta a los problemas de Veracruz.

“Somos una institución comprometida, tenemos que recuperar el sentido humanista que nos ha dado esta razón de ser, consolidar la institucionalidad y dar la certeza de una autonomía real, que sea apartidista pero no apolítica. Al ser una instancia crítica tenemos la obligación de señalar lo que se hace mal en el Poder. La sociedad nos está interpelando y necesitamos hacerlo, reivindicar una institución que no tenga ataduras. La UV tiene que actuar autónomamente y en un sentido democrático”.

Consideró que además se necesita una revisión a la Ley Orgánica de la UV, ya que como está planteada actualmente da pie a una contraposición de leyes, por lo que urgió a armonizar las leyes y reglamentos.

“Es necesario redefinir la estructura organizacional, que la Secretaría de la Rectoría pase a ser una secretaria general porque el rector no necesita una secretaría en cambio la UV sí necesita una secretaría general que defienda sus intereses”.

Y propuso que la Dirección de Vinculación forme parte de la Secretaría Académica, para conformar una estructura integral que produzca conocimiento y se vincule con la sociedad para dar respuesta a los problemas que se viven.

Para lograrlo, consideró que implica que las regiones tengan autonomía de gestión y sean fortalecidas para ser capaces de realizar trámites administrativos e incluso administrar sus propios recursos.

“Hay que revitalizar los órganos colegiados, como las juntas académicas y consejos técnicos, revisar cuáles funcionan y cuáles no”.

Sobre la deuda del Gobierno del estado con la máxima casa de estudios en la entidad, Córdova Plaza se comprometió a seguir pugnando porque el Gobierno del estado reintegre la deuda y analizar cuál es el avance en el tema.

En la ronda de preguntas y respuestas, la investigadora advirtió que es cada vez más común que los estudiantes tengan acceso a drogas de diversos tipos y que la Universidad debe ahondar más en los efectos que tiene su consumo en la vida de los jóvenes.

Lamentó que la problemática se haya generalizado pues dijo que el fenómeno revela que tiene que ver con que los jóvenes no tienen suficientes alternativas y, a su vez, se vincula con clima de violencia.

“Hemos detectado que el consumo está cada vez más a mano, es más fácil estar en contacto con drogas de diverso tipo. Los estudiantes tienen el contacto cercano, pero es responsabilidad de la planta docente informar sobre las afectaciones a la salud por el consumo. Hay vinculación directa con falta de oportunidades y ocio con el consumo, además los jóvenes son fácilmente captables por el narcomenudeo, sobre todo en un clima en el que se ofrece ‘satisfactores’ que les permite ser populares o destacados en sus grupos”.

Córdova Plaza agregó que hay una relación directa entre violencia social y doméstica, por lo que insistió en que la Universidad requiere ser un contrapeso.

En otro tema, sobre el MEIF consideró que ha influido en la deserción escolar debido a que el concurso de materias del área básica representa un problema para quienes van más avanzados en la carrera porque se le da preferencia a quienes son de nuevo ingreso.

Además, dijo que los horarios “quebrados” favorecen la deserción porque hay muchos estudiantes que trabajan y eso genera inasistencia a clases.

“Trasladarse entre facultades requiere de ingresos extra que los estudiantes no tienen. En Poza Rica no hay suficiente oferta del área electiva en las Facultades y deben trasladarse a Tuxpan; otros no pueden cubrir experiencias educativas en artes porque no existe esta oferta en las regiones”.

[relativa2]

Jorge Manzo Denes: UV debe reconocer debilidades y errores y corregir el camino

El aspirante Jorge Manzo Denes, reconoció que la institución enfrenta una pérdida de credibilidad en la sociedad, derivado de la desintegración y el distanciamiento entre autoridades y comunidad.

Además indicó que a un mes de que la universidad cumpla 73 años de existencia, es urgente que reconozca sus debilidades y errores y corrija el camino.

“Hemos tenido fortalezas en el desarrollo de la institución, pero también nos hemos encontrado con debilidades: las finanzas, la alta burocracia al interior de la UV, el distanciamiento entre autoridades y comunidad universitaria y todo esto nos ha llevado a tener una pérdida de la credibilidad institucional. Tenemos una debilidad fuerte porque estamos desintegrados como institución”.

Pidió a la comunidad universitaria “dejar de lado que estamos separados por áreas, por regiones, necesitamos pensar que somos una sola institución, el alma mater del estado, la gran formadora del estado y el país”.

Precisó que su plan de trabajo está basado en el Plan de Desarrollo General de la institución 2030 y se denomina “Asertividad institucional”, porque tiene como pilares la transparencia, el diálogo y la tolerancia.

“Tenemos que reconocer los errores y modificarlos, si la evidencia de la comunidad así lo dice; es indispensable el diálogo y un trabajo en equipo para darle un rumbo cohesionado a la Universidad. Debemos poner en el centro el bien más preciado que tiene: los estudiantes. Aspirantes, los activos y los egresados que son nuestra carta de presentación ante la sociedad y empleadores”.

Ejemplificó que su propuesta busca darle prioridad a los estudiantes, tanto aspirantes, como activos y egresados. En el primer caso, lamentó que en las últimas convocatorias de ingreso la UV solo haya aceptado al 40 por ciento de quienes buscan un lugar.

“Es una proporción que me parece demasiado baja y tenemos que invertir la cifra. Hay que ocupar todos los espacios disponibles porque en el último informe se quedaron 500 espacios sin ocupar. Debemos preguntarnos además si estamos aceptando a los mejores. El modelo educativo nos dice que necesitamos varios elementos de juicio para aceptarlos, como el Ceneval, pero también otros exámenes complementarios, como de salud y promedio de bachillerato, pero solo seguimos con el examen de admisión”.

Por ello, se pronunció por agregar más valores de juicio al proceso de admisión de sus estudiantes, y lograr aterrizar los diagnósticos que se han hecho al Modelo Educativo Integral y Flexible (MEIF), pues aseguró que hasta el momento ha detectado al menos 40 problemáticas que se deben atender.

“Nuestro modelo está suficientemente diagnosticado, pero ahora debemos implementar acciones resolutivas. Hay que Impulsar los principios heurístico y axiológico, no solo el teórico; incrementar la calidad y cantidad de infraestructura, evitar repetición de contenidos, mejorar distribución de tiempo para eliminar horarios quebrados y disminuir el ausentismo de maestros y aumentar calidad de docencia”.

Además, incrementar y mantener una planta académica competente y consolidar en las convocatorias los perfiles de ingreso de los docentes, además de construir indicadores permanentes del desempeño docente.

“Necesitamos dirigir la Universidad a las nuevas modalidades, como integrar el aprendizaje mixto y utilizar las nuevas tecnologías para la docencia, que es disminuir el tiempo en el aula y aumentar la docencia en línea, que cada computadora, table, se convierta en un aula”.

Manzo Denes se decantó por simplificar los procesos, pero incrementar la calidad educativa, mejorar la eficiencia terminal y lograr contar con egresados reconocidos para los empleadores o bien, con perfiles deseados para ingresar como docentes a otras instituciones.

En la ronda de preguntas, el aspirante a la Rectoría de la UV consideró que para generar recursos propios la Universidad requiere tener vinculación con empresas y organizaciones interesadas en sus proyectos.

Y añadió que en cada región se deben impulsar los vínculos con cada sector según su ubicación, pues dijo que cada región tiene su propia vocación y su ámbito de impacto.

“Debemos integrar a la Universidad con el entorno en el que se están desarrollando (…) existe una gran oportunidad para tener contacto y lograr el apoyo hacia la institución”.

[relativa3]

Sara Ladrón de Guevara propone 4 ejes para el siguiente rectorado

La rectora de la Universidad Veracruzana (UV), Sara Delfilia Ladrón de Guevara González, propuso su plan denominado “Pertenencia y pertinencia” basado en cuatro ejes alineados con el Plan de Desarrollo Institucional 2030 aprobado por el Consejo Universitario General.

Al presentar su propuesta ante la comunidad universitario, indicó que su trabajo en los próximos cuatro años estaría basado en el impulso al liderazgo académico, la innovación para la generación del conocimiento, la visibilidad e impacto social, y la gestión y gobernanza.

Señaló que se requiere dar atención a los estudiantes, académicos para lograr la superación docente y hacer énfasis en la calidad educativa, y que su programa tiene directrices señaladas con las tendencias nacionales e internacionales que marca tanto la Unesco como la ANUIES.

“Queremos líderes en los estudiantes, evitar su deserción, hay que mejorar y consolidar el sistema de tutorías. Crear programas de doble titulación y reconocimiento de créditos, hacer un trabajo colegiado de académicos”.

En lo que sería su segundo periodo al frente de la UV, propuso consolidar la identidad que otorgar ser parte de la UV, mediante la revisión, autocrítica y autoevaluación de procesos educativos.

Para ello, dijo que se requiere la integración de las tecnologías existentes, para crear cursos en línea y abiertos, y que estoy significa una revisión constante del Modelo Educativo Integral y Flexible (MEIF), para no permitir que los programas educativos sean evaluados con una periodicidad mayor a los 10 años.

En el segundo eje, enfocado a la innovación señaló que la UV debe apostar por la generación de conocimiento y tecnologías para el desarrollo del entorno, de manera que el trabajo de la UV tenga impacto en el estado.

Abundó que la sociedad reclama una vinculación con el sector académico y propuso crear una cultura humanista.

Ladrón de Guevara González añadió que se debe lograr en el siguiente ciclo una mejor gobernanza universitaria, la optimización de las estrategias de financiamiento y una mejora en la estructura física de la institución.

Y es que la actual Rectora ocupó gran parte de su tiempo para hacer un balance de sus logros al frente de la UV, pues dijo que a pesar de la crisis económica que vive el estado, el país y en general las universidades públicas, la UV “ha salido a flote”.

Indicó que al terminar su periodo entregará una deuda menor a la que recibió a su llegada a la Rectoría y que fueron pagados los adeudos de administración pasadas con proveedores, constructores y sindicatos, y que incluso el rezago de más de un año que se tenía en el pago con jubilados, fue saldado.

“Vamos a entregar una universidad al día con nuestros jubilados, proveedores, sindicato y constructores”.

Resaltó que en su gestión se logró que la Federación entregara los recursos de manera directa y la autonomía financiera de la institución.

La rectora reconoció que la UV enfrenta una crisis por la falta de legitimidad de las autoridades y procesos que la gobiernan.

“Eso lo estamos viviendo en la UV, por lo que debemos procurar consolidar y legitimar nuestros procesos”.

Recalcó que a pesar de ello, durante su gestión la universidad ha incrementado su matrícula en 15.45 por ciento y su oferta educativa en 14.15 por ciento.

Añadió que los programas educativos certificados con calidad reconocida aumentaran en 23 por ciento, lo que significa que actualmente el 92.20 por ciento de la matrícula estudiantil esté inscrita en programas de calidad reconocida.

Dijo que los posgrados de calidad acreditados por el Conacyt aumentaron en 20 por ciento y que hay un incremento de 18.43 por ciento en el número de catedráticos con doctorado.

Rectora presume contención del gasto

En la ronda de preguntas, la Rectora indicó que su administración ha logrado la reducción de 500 millones pesos en distintos rubros como la terminación del contrato con el equipo de basquetbol de Halcones, viáticos, telefonía e incluso gastos médicos.

“Se aplicaron en otras situaciones que son importantes para la UV como la internacionalización, porque el tema de la movilidad cuesta, pero significa una experiencia de vida para los jóvenes y académicos y hemos encontrado dónde hay recursos para que sigan creciendo estas actividades”.

Reconoció que ahora los investigadores deben buscar recursos para sus proyectos, debido a que el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conayt) ha recortado “significativamente” los recursos en esta área, pero que la UV ha buscado otro tipo de financiamientos para lograr que los proyectos continúen.

Al preguntarle sobre la eficiencia en gestión administrativa, aceptó que la separación de sus Facultades e institutos representa que las funciones enfrente un reto en cuanto a la vinculación académica.

“Eso hace que las funciones sustantivas estén separadas y esta estructura que replica la de la UNAM en que los investigadores y docentes estén en lugares separados, no ha sido del todo sana”.

Avc

Versión para impresión