• Ecología

Gobierno Federal prepara explotación comercial de la sierra de Santa Marta

  • E-consulta
El gobierno federal dio concesiones para instalar parques eólicos, extraer petróleo, gas, plata y hacer uso del fracking.

Coatzacoalcos, Ver.- Más 40 mil hectáreas de la sierra de Santa Martha se encuentran en la mira de la iniciativa privada para la explotación de hidrocarburos y minerales, advirtieron integrantes del Movimiento Regional Indígena en Defensa y Respeto por la vida.

[relativa1]

En rueda de prensa, expresaron su preocupación debido a que cuentan con información oficial en la que el Gobierno Federal dio concesiones a las empresas para instalar parques eólicos, extraer petróleo, gas, plata y utilizar el fracking.

“Desde el 2013 nos hemos enterado de estas posibles concesiones y de esta amenaza, ahora lo vemos cierto porque está documentado en el plan quinquenal de licitaciones de hidrocarburos que es un documento oficial de Gobierno Federal donde viene toda esta información”, expresó Maribel Cervantes Cruz del Centro de Derechos Humanos.

Comentó que las comunidades han decidido efectuar asambleas en las que ha quedado asentado su rechazo a la entrada de las compañías, pues temen ser despojados de las tierras que han trabajado por años.

Los comuneros aclararon que no están dispuestos a vender y, por el contrario, van a luchar para proteger la naturaleza en Mecayapan, Tatahuicapan, Pajapan, Hueyapan de Ocampo y Soteapan.

[relativa2]

“Nos organizamos para hacer este movimiento para que sepa el gobierno nuestra inconformidad de dar la concesión a un agente extranjero para explotar nuestra tierra porque de hecho todos los indígenas que vivimos en la sierra nos estamos defendiendo”, expresó el representante del Consejo de Vigilancia de Mecayapan, Bartolo González Hernández.

Advirtió que existe el riesgo de la contaminación de los cuerpos de agua y el medio ambiente en general, pues se prevé el uso de maquinaria de gran tamaño.

“Lo que está haciendo el gobierno es totalmente injusto porque como personas tenemos derecho a la vida, a la salud, a los servicios y al hacer eso están privando nuestros derechos porque si nos dejamos que lleguen esas empresas pues ¿dónde vamos a trabajar? ¿Dónde vamos a vivir? El agua va a ser contaminada”, agregó Enrique Beltrán, del municipio de Tatahuicapan.

Avc

[relativa3]

Versión para impresión