• Seguridad

"Se llevaron nuestra paz” dicen ciclistas víctimas de la inseguridad

  • Miguel Ángel León Carmona
En el primer semestre del 2017 se han registrado 28 asaltos en las rutas de ciclismo que hay en los alrededores de Xalapa.

Xalapa, Ver. – Corría el domingo 27 de agosto, ocho ciclistas del equipo Veradventours partió del parque Los Berros, ubicado en la zona céntrica de Xalapa, con rumbo a Briones. Una ruta de siete kilómetros que por meta tendría un asalto a punta de machete y de pistola.

[relativa1]

“Llegamos hasta una vereda junto al río La Pitaya, un sitio que mucha gente ocupa para correr o caminar. Ahí también algunas veces nos tomamos fotos. Al atravesar una cerca que contiene el ganado fuimos interceptados por tres personas encapuchadas”, explicó el guía del grupo de deportistas, Emilio Pavón.

Uno de los asaltantes encañonó a la última de la fila, Aritsep Puente. “Gritándome me pidió que me callara, que entregara mi teléfono, los audífonos y hasta los aretes pequeños que traía puestos. Me pidió que no me moviera, que si hacía algo iba a disparar el arma”, relató la profesora xalapeña. 

Con el filo de la pistola presionando su frente, atestiguó como uno de sus compañeros era amagado con un machete en el cuello, mientras el resto del grupo era despojado de sus pertenencias por un tercer sujeto armado con un cuchillo de cocina.

“A todos nos pasaron báscula, se llevaron nueve celulares, alhajas y dinero en efectivo”, agregó Emilio Pavón, quien calcula las pérdidas materiales por encima de los 30 mil pesos.

Lo anterior es un episodio de los e 28 robos a transeúntes que se han registrado entre enero y julio de 2017 en los alrededores de Xalapa. Los ciclistas se preguntan: ¿Por qué sucedió en domingo?, ¿A las nueve de la mañana?, ¿En una ruta concurrida por deportistas, corredores y vecinos que pasean a sus perros o nadan con sus hijos en el río La Pitaya?

Seis días posteriores a estos hechos, el grupo decidió interponer una denuncia ante la Fiscalía Regional de Xalapa, de la cual se derivó la carpeta de investigación FG/OF/9525/2017. Refirieron que, pese a que sus agresores llevaban oculto el rostro, su acento era de la región y sus edades oscilaban entre los 25 y 30 años.

“Estamos dispuestos a hacer todo lo que está en sus manos para que las autoridades den con el paradero de los asaltantes, pero también garanticen la seguridad de los demás deportistas”, compartieron los agraviados en una entrevista a E-Consulta Veracruz. 

“Nos asaltaron nuestra libertad”

Liliana Rodríguez, quien junto a su grupo desde hace tres años recorren la capital de Veracruz y sus alrededores, lamenta que la ruta de La Pitaya estará prohibida hasta que las autoridades garanticen su seguridad. “En realidad no atracaron nuestras pertenencias, se llevaron nuestra paz”.

“Para mí es dolorosísimo esto que está pasando. El deporte para mí es desestresarme, una forma de vida y parte de la congruencia con mi trabajo. Si no hago deporte no me siento bien y no estoy bien para mis pacientes”, agregó Liliana de profesión psicóloga.

Aritsep Puente, refirió que en los últimos meses del año 2017 ya había reportes de más robos a ciclistas en los límites de Xalapa, Coatepec y Xico, como Las cascadas Bola de Oro y La Granada. “Habíamos dejado de rodar en esos lugares para evitar riesgos, pero nos tocó a nosotros y estamos consternados”.

Estas exigencias fueron dirigidas este jueves 07 de septiembre al gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, quien han compartido con los agraviados la pista de tartán en las instalaciones deportivas de la Unidad de Servicios Bibliotecarios y de Información (USBI), Universidad Veracruzana (UV).

[relativa2]

“Solicitamos tanto al gobernador como al Fiscal Jorge Winckler Ortiz, que muestran el mismo interés por el deporte, que atiendan esta problemática. Esto pasa en todo el estado y estamos verdaderamente enojados”, enunciaron. 

“La gente buena sí tiene de qué preocuparse”

Han pasado 13 días desde el asalto sufrido por ocho profesionistas, y ellos indignados criticaron que la violencia se adueñó de espacios al aire libre, contrario a las declaraciones del gobernador que en días pasados dijo que el clima de inseguridad es provocado por riñas entre la delincuencia organizado y “la gente de bien no debe preocuparse”.

“Las agresiones se dan en todos los niveles y, de cualquier manera. Esta vez nos tocó a nosotros (profesores y empresarios) y en un lugar que nadie se iba a imaginar, un lugar hermoso junto al río, cerca de una zona residencial”, lamentó la psicóloga Liliana Rodríguez.

Otra de las agraviadas, Gracia Martínez, subrayó que “es muy triste y temeroso encontrarte con individuos que van a asaltar tu tranquilidad. Queremos la garantía de salir a hacer ejercicio libremente, que ni a mí, ni a mi familia nos va a pasar nada.  Sí me gustaría que estos maleantes recibieran castigo para que esto deje de pasar”.

“La inseguridad acabó con una ruta que ocupamos más de 50 veces, tradicional, que genera recreación con familiares y amigos.  Desde ese momento no hemos vuelto a ir y no podríamos hasta garantizar nuestra seguridad”, sentenció.

[relativa3]

Versión para impresión