• Nación

¡Frida al rescate!: la perrita que apoya tras sismo

  • La Silla Rota
Ella es toda una leyenda dentro de la Sección Canina de la Secretaría de la Marina: ha logrado salvar a 52 personas en diferentes siniestros

MARLENE VALERO

Frida, una perrita labrador y dos caninos más realizan las labores de rescate en el área de Juchitán, Oaxaca, donde el sismo de 8.2 grados dejó la ciudad en ruinas y escombros.

Ella es toda una leyenda dentro de la Sección Canina de la Secretaría de la Marina: ha logrado salvar a 52 personas en diferentes siniestros y desastres naturales.

[relativa1]

Ataviada de unas botas para proteger sus patas, de lentes especiales contra humo y otras sustancias, así como de un arnés que le permite bajar y subir a algún lugar, Frida olfatea los escombros y las ruinas en búsqueda de personas heridas.

De acuerdo con Israel Monteverde Cervantes, capitán del cuerpo general del Estado Mayor, encargado de la Sección Canina, la dependencia tiene 20 binomios que trabajan para distintas tareas.

Binomio se le conoce al trabajo en equipo que realiza el perro con entrenamiento especial y un oficial de la Marina ya sea para decomisos de droga, rescate de personas o la detección de explosivos. En el país hay más de 300.

Los caninos como Frida son entrenados con una pelota. Una vez que hacen del juguete su favorito, le van insertando olores de narcóticos o explosivos para desarrollar su olfato y que aprendan a identificarlos.

"El entrenamiento lleva entre 12 y 14 meses, de dos a cuatro horas diarias, dependiendo de la disposición y temperamento que tenga el perro... para evitar fatigarlo, y de la diferente función zootécnica en la que se vaya a especializar", explicó el capitán Monteverde a Notimex.

[relativa2]

Para el rescate de personas, el equipo lo forman Frida, Evil y Ecko (pastores belgas), quienes desde el pasado viernes viajaron al municipio más afectado de Oaxaca: Juchitán.

Frida, de siete años de edad y uno de entrenamiento, ha participado en la búsqueda de personas en el incendio que se registró en la torre de Petróleos Mexicanos, en los deslaves ocurridos en Guatemala y en el terremoto de Ecuador.

Con información de La Silla Rota

Versión para impresión