• Veracruz

Socavón en el puerto de Veracruz amenaza una escuela

Autoridades de PC suspenden clases en el plantel educativo, hasta que constructora remedie la situación.

Veracruz, Ver.- Suspenden clases en la escuela Ejército Mexicano, ubicada en el fraccionamiento El Campanario, al norte del puerto de Veracruz debido al riesgo que significa un nuevo deslave en el socavón que se abrió hace tres meses en el fraccionamiento Oasis.

[relativa1]

 “Como protección civil voy a cancelar las clases de la escuela que está a unos metros (del socavón) hasta que la constructora termine, entonces la responsable de que los niños vengan a clases o no va a ser la constructora, no el municipio ni protección civil”, expresó el director de Protección Civil, Adolfo Sugasti Cueva.

El plantel educativo se ubica justo en la dirección hacia donde la tierra del socavón del fraccionamiento Oasis es arrastrada. Y que en las últimas horas, metió la tierra hasta la cooperativa.

[relativa2]

Molesto, el funcionario municipal señaló que la empresa constructora Intra incurrió en una negligencia y se tomó la decisión de no retomar las clases en ese plantel hasta que construyan el muro.

“Se dejó todo listo para que el constructor, el dueño hiciera lo conducente, banquetas y muros de contención para evitar que volviera a pasar esto, sin embargo, la constructora no cumplió”, comentó.

Personal de Protección Civil dialogó con el ingeniero a cargo de la obra, quien se comprometió a tener listo el muro en ocho días (a pesar de que debió quedar listo hace tres meses).

“Vamos a firmar una minuta donde se compromete a tener esto resuelto en una semana”, explicó Sugasti Cueva.

[relativa3]

Claudia Avendaño Hernández, madre de familia de la escuela Ejército Mexicano, afirmó que las autoridades actuaron de forma irresponsable, lo mismo que los empresarios constructores.

“Estamos en riesgo los niños que vienen a la escuela, pedimos el muro de contención, porque no nos hicieron caso, hicieron unas banquetas que no sirvieron nada, es un dinero echado a la basura”, dijo.

Otra problemática es el riesgo de que toda la colonia Campanario se quede sin el servicio de agua, porque un pozo del Grupo Más se ubica justo en el trayecto del alud de tierra.

“Más ya dijo que no (...) se llena de tierra y se quema y si se llega a quemar nos vamos a quedar sin agua”, afirmó.

Los padres de familia consideraron que las medidas que se habían tomado no fueron las adecuadas.

Versión para impresión