• Estado

Sin apoyo sindical jubilados y trabajadores en activo de Veracruz: Alafita

  • E-consulta
El investigador Leopoldo Alafita criticó la nula defensa de los sindicatos de maestros y de la UV para cuidar los derechos de trabajadores.

Xalapa, Ver.- Las cuotas que hacen los trabajadores a los sindicatos van desde los 100 hasta los cinco mil pesos y pese a esto ninguna organización ha salido en defensa de los jubilados para que los diputados y diputadas locales hagan leyes que protejan sus derechos laborales y humanos, señaló el investigador del Instituto de Investigaciones Histórico Sociales (IIHS) de la Universidad Veracruzana (UV) Leopoldo Alafita Méndez.

Criticó la nula defensa de los sindicatos de maestros y maestras y de la UV para cuidar que los derechos de los trabajadores y no permitir que desde el poder ejecutivo ostentado por el entonces gobernador Javier Duarte de Ochoa, se promoviera la ley 287 del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) y que en el Artículo 19, los pensionistas deberán aportar el 12 por ciento de su jubilación o pensión que disfruten y esta aportación se les descontará del pago mensual que reciben y el IPE lo destinará a la Reserva Técnica.

"Los sindicatos fuertes de la enseñanza media de las escuelas primarias y de la misma universidad a pesar de tener 20, 30 o 40 años de estar cobrando a los trabajadores en activo cuotas quincenales, ninguno salió en la defensa de los trabajadores jubilados” señaló el investigador.

Puntualizó que desde el 2014, la Coalición de Pensionistas Independientes del Estado de Veracruz (Copipev) ha sido la única organización que hizo un papel destacado en defensa de la clase trabajadora en Veracruz, porque de ahí en fuera ningún otro Sindicato salió a dar la cara por ellos.

Ante estas circunstancias, el investigador consideró que esas cuotas que los trabajadores pagan a sus sindicatos que van hasta los cinco mil pesos durante 45 años, mejor deberían de depositarlas directamente al IPE para que a su vez se puedan ocupar en servicios como los préstamos a los beneficiarios o el retiro del propio trabajador.

“Lo que tenemos es que un trabajador de la Universidad -que es el caso de lo que conozco más- está pagando cuotas sindicales de alrededor de cinco mil pesos y eso es algo que es común que se esté pagando por 40 o 45 años cuando, esas cuotas ya deberían de estar rindiendo de manera financiera cómo en el retiro de ese trabajador” dijo.

Por ahora, el IPE no cuenta con fondos suficientes para hacer los pagos necesarios que requiere cada pensionado, por lo que esas cuotas que paga a su sindicato - sin obtener una defensoría de sus derechos laborales a cambio- podría darlos al Instituto.

El investigador comentó que el Instituto de Pensiones del Estado no tiene los fondos de reserva suficientes para otorgar los servicios que por ley están establecidos como los préstamos, y esto es por una mala administración.

Avc

Versión para impresión