• Nación

Subió el salario mínimo, y también la polémica por 8 pesos más

  • La Silla Rota
El presidente Peña Nieto destacó el logro, pero el sector patronal y otros actores políticos lo cuestionaron

El presidente Enrique Peña Nieto celebró el aumento de poco más de ocho pesos al salario mínimo, aprobado por la Comisión Nacional de los Salarios Mínimos (Conasami).

Sin embargo, otras voces criticaron que la medida es insuficiente, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex), que la calificó de un avance "limitado y de medio camino".

[relativa1]

El salario mínimo pasó de 80.04 a 88.36 pesos, lo que representa, según precisó el presidente, una recuperación de 20% en términos reales, es decir 45% en términos nominales, lo que no había ocurrido en más de 30 años.

Peña Nieto destacó que al inicio de su administración el salario mínimo era de 60 pesos, por lo que el aumento, cinco años después, es de más de 28 pesos.

Dicho aumento se aplicará a partir del primero de diciembre próximo.

La Coparmex argumentó en un comunicado que el reto de México es la evolución ordenada de su mercado laboral para el abatimiento de la desigualdad.

A su vez, insistió en su propuesta de incrementar el salario mínimo para empatarlo a la Línea de Bienestar establecida por el Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), lo que hubiere significado elevarlo a 95.24 pesos.

En su nuevo nivel de 88.36 pesos, el nuevo salario mínimo general cubrirá el 92.76 por ciento del monto necesario para alcanzar la Línea de Bienestar, mismo indicador que a la fecha es de 84 por ciento.

Por ejemplo, la aspirante presidencial independiente, Margarita Zavala, dio su aval al aumento, aunque consideró que sólo es el comienzo del camino para que a la gente le alcance su sueldo para vivir.

Otro más que fue crítico es el jefe de Gobierno capitalino, Miguel Ángel Mancera, quien consideró que el incremento de 10.39 por ciento al salario mínimo aún no es suficiente.

Para el mandatario era importante que se ubicara en 95.24 pesos, una cifra con que se podría cumplir con la línea mínima de bienestar social que marca el Coneval.

No obstante, reconoció que la Conasami rompió la tradición del incremento marginal y avaló un alza un poco más robusta. "(Es) lamentable que no se haya avanzado más", señaló Mancera.

"No puede estar satisfecha la economía del país, sin embargo, qué bueno que ya rompieron las inercias porque si no en lugar de formularme esta pregunta me estarías diciendo qué opino del aumento de un peso o de 1.50 pesos, como se acostumbraba", dijo.

Versión para impresión