• Nación

Asesinan a funcionario de EU que vacacionaba en México

  • La Silla Rota
El crimen se registró durante la madrugada de del jueves 28 sobre la principal vía turística de Ixtapa y la víctima presentaba siete balazos

Guerrero (La Silla Rota).-  Hace trescuatro días un ciudadano estadunidense fue asesinado a balazos en la zona hotelera de Ixtapa. De acuerdo con información dada a conocer este día,  el hombre se desempeñaba como funcionario en la ciudad de Imperial Beach, California. En tanto, el gobierno de Guerrero aseguró que el turista padecía adicción a las drogas.

El crimen se registró durante la madrugada de del jueves 28 sobre la principal vía turística de Ixtapa y la víctima presentaba siete impactos de bala calibre .9 milímetros, indican reportes oficiales.

El alcalde de Imperial Beach, Serge Dedina, lamentó el homicidio de Doug Bradley, de 49 años, y quien se desempeñaba como director de Servicios Administrativos de la ciudad californiana.

A través de un comunicado oficial, los integrantes del cabildo de Imperial Beach definieron a Bradley como una persona "positiva que amaba surfear y ayudó a cambiar la gestión financiera de la ciudad y reestructurar la administración para hacerla más eficiente y más amigable con los residentes".

"Funcionarios se asombraron al conocer el asesinato del director de Servicios Administrativos de la ciudad de Imperial Beach Doug Bradley, mientras estaba de vacaciones en Ixtapa, México, durante las vacaciones de Navidad", indica el comunicado emitido ayer.

"Doug Bradley fue amado por todo lo que sabía", expresó el alcalde de Imperial Beach y anunció que en coordinación con la embajada de Estados Unidos en México, realizan los trámites necesarios para repatriar el cuerpo del funcionario estadunidense asesinado.

Gobierno de Guerrero asegura que era adicto a las drogas

El gobierno de Héctor Astudillo Flores aseguró en tanto que el funcionario estadunidense "podría tener alguna adicción a sustancias tóxicas".

Además, se indica que Bradley, ingresaba "constantemente a México" y actualmente se encontraba en el balneario de Zihuatanejo "de manera temporal", indica el mismo boletín del gobierno estatal.

"Después de haberse realizado las investigaciones, se desprende que la víctima podría tener alguna adicción a sustancias tóxicas", señala la postura del gobierno de Guerrero para tratar de explicar el asesinato del funcionario estadounidense.

Por los niveles de violencia que se viven en Guerrero, los gobiernos de Estados Unidos y Canadá mantienen vigente una alerta para que sus ciudadanos no viajen a esta entidad.

En respuesta a la advertencia, el gobernador Héctor Astudillo Flores ha declarado que Guerrero es un lugar seguro porque los muertos "no son turistas, ni personas famosas".

Con información de La Silla Rota

Versión para impresión