• Migrantes

La exprisión de Veracruz habilitada ilegalmente como refugio de migrantes

  • Miguel Ángel León Carmona
Una exprisión de Veracruz -de extensión similar a una casa de interés social- fue adaptada como Estancia Migratoria en Fortín.

Xalapa, Ver. – Una exprisión de Veracruz -de extensión similar a una casa de interés social- fue adaptada como Estancia Migratoria en el municipio de Fortín, desde 2014. En alguna de sus cinco celdas fueron hacinados hasta 32 centroamericanos en una noche; niños, adultos y mujeres encintas antes de ser deportados compartieron cuartos hechos originalmente para no más de 10 presuntos delincuentes.

A diferencia de los detenidos que pisaron ese lugar, cuando funcionó como centro de encarcelamiento, los agraviados manifestaron que con la anuencia del Instituto Nacional de Migración (INM) les fue negado el derecho a la asistencia consular, a una llamada con sus familiares y a la atención médica. Algunos, declararon, permanecieron hasta 72 horas incomunicados.

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH), documentó en la recomendación 80/2017 los casos de 122 personas originarias de Guatemala, El Salvador y Honduras (nueve de ellos menores de edad), quienes tras ser detenidos en la zona centro del estado por agentes migratorios, fueron trasladados a la estación de Fortín, donde las condiciones -según los agraviados- son “deplorables e inhumanas”.

[relativa1]

Con base en investigaciones del organismo, que obran en el expediente CNDH/5/2014/3543/Q, el recinto fue instalado en la parte trasera de un edificio, propiedad de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado (SSP), mediante un contrato de comodato firmado entre el INM y el Gobierno del Estado de Veracruz.

La CNDH, advierte que el INM trasgredió lo dispuesto en los artículos 106 y 107 de la Ley de Migración, los cuales establecen que “en ningún caso se podrán habilitar como estaciones migratorias los centros de encarcelamiento”. Además, el sitio carece de atenciones básicas, personal capacitado y allí fueron aglutinados menores de edad y adultos, en condiciones insalubres.

El edificio está ubicado a tres cuadras del Palacio Municipal de Fortín. Actualmente sirve como oficinas de la SSP y en su parte trasera, se mira una construcción de dos niveles destinados al INM, cuya extensión oscila en los 50 metros cuadrados, espacio similar al de una casa de interés social, según la Comisión Nacional de Vivienda (Conavi), que es de 52 metros cuadrados.

De acuerdo con el informe, la instalación consta de cinco celdas, pero una es empleada como almacén. Según referencias de agentes de la SSP que laboran en ese sitio, los enrejados fueron diseñados para un máximo de 10 personas (detenidos).

En tanto, el INM se excusó mediante oficios al citar que dicho lugar es empleado como “de paso” para que las personas ahí descansen antes de ser enviados a las estancias Migratorias en Acayucan o Veracruz, que son las únicas que el propio Instituto Migratorio reconoce como oficiales.

[relativa2]

Comer, dormir y defecar en el hacinamiento

En total, 122 extranjeros que fueron detenidos en la zona centro de Veracruz, describieron que las condiciones en el refugio del INM, poco variaron de lo que ellos viven arriba de “La Bestia”, en los vagones del tren o en el interior de una caja de tráiler mientras persiguen “sueño americano”.

El 20 de mayo de 2016, una madre centroamericana, mencionada en la recomendación como “V82”, señaló que alrededor de las 15:30 horas fue asegurada con su hija -menor de edad- y trasladas a la exprisión. Ambas convivieron esa noche con otros 30 migrantes en el interior de una celda que después de la cena cierra sus rejas.

Bajo llave, los migrantes disponen del suelo y de algunas colchonetas para dormir. En el sitio hay una letrina que no cuenta con una puerta. Las necesidades filosóficas niños y adultos las hacen ante vista de todos. Sus alimentos -relatan más víctimas- los consumen en un pequeño patio, de pie, y rodeados por bolsas con basura.

V82 y su hija -como todo el que se alojaba en la Estancia- debieron atravesar las instalaciones de la SSP, que es la única entrada y además es custodiada por un elemento de la Policía Estatal.

El aire se vuelve escaso dentro de las celdas debido al hacinamiento. La madre, curtida en los trayectos desgastantes como migrante, describió que las condiciones en ese lugar son “deplorables e inhumanas”.

En tanto, su hija, al igual que otros ocho menos de edad: V52, V53, V54, V57, V99, V100, V101 y V106, fueron ingresados a la exprisión, en vez de ser “canalizados de forma inmediata a un Centro de Asistencia Social del DIF”, como lo dispone la Ley de Migración.

En la Estancia también fue ingresada una mujer referida en el informe como “V99”, trató de cruzar la frontera con ocho meses y medio de embarazo. La mujer, durante 48 horas fue incomunicada y no recibió atención médica, a pesar que su situación era considerada “delicada”.

Visitadores de la CNDH informaron que las instalaciones no cuentan con un consultorio médico, ni personal que brinde atención los extranjeros. De esta forma, concluyó que el recinto de Fortín deberá de dejar de operar a la brevedad.

[relativa3]

Desde 2015 hubo quejas por maltrato a migrantes de agentes del INM: Sacerdote

Julián Verónica Fernández, sacerdote de la parroquia de Amatlán de los Santos Reyes, quien también es un defensor de los derechos de migrantes en la zona centro de Veracruz, aseguró que “desde hace tres años” hubo quejas de migrantes quienes señalaron maltratos de agentes migratorios del INM.

El presbítero, encargado de la provincia de Xalapa de Pastoral de Migrante, refirió que los abusos más frecuentes eran durante detenciones de centroamericanos que intentaban cruzar Veracruz escondidos en autobuses. “Es muy lamentable”, compartió.

Verónica Fernández dijo que las autoridades del INM tienen garantizar la estancia provisional de los extranjeros incluyendo la de los menores de edad. “Sobre todo cuando este lugar en Fortín no es un recinto migratorio que garantice la salud y los derechos fundamentales de las personas en tránsito por nuestro país”, concluyó. 

Versión para impresión