• Nación

Errores de fiscalía de Puebla reducen pruebas contra feminicida de Mara

  • La Silla Rota
Niegan autorización para realizar cinco pruebas en materia psicológica, trabajo social, de criminología, fotografía forense e identificación

PUEBLA (La Silla Rota).- A Ricardo Alexis "N" presunto feminicida de Mara Fernanda Castilla la Fiscalía General del Estado no le podrá practicar exámenes cuyo resultado esperaban integrar a la carpeta de investigación que la semana pasada pidieron al juez no cerrar.

El juez de control le negó la autorización para realizar cinco pruebas en materia psicológica, trabajo social, de criminología, fotografía forense e identificación de persona.

[relativa1]

Una vez más, el juez evidenció la falta de conocimiento que tiene los fiscales del procedimiento, debido a que solicitaron permiso al abogado del ex conductor de Cabifyy no al propio acusado.

Para el reconocimiento facial, les recordó que la FGE cuenta con los archivos y herramientas y no hay necesidad de entrar al penal de San Miguel, donde se encuentra internado Ricardo Alexis.

Tras la detención del ex conductor de Cabify el pasado 15 de septiembre, la Fiscalía mostró videos de él cuando estuvo por media hora fuera de la casa de Mara Fernanda y presuntamente entrando al Motel del Sur, donde la violó y estranguló.

Sin embargo, en ninguna de las grabaciones se visualiza a la universitaria de UPAEP.

[relativa2]

Por otra parte, los padres de Mara presentaron a una audiencia en la Casa de Justicia para conocer los detalles del proceso del supuesto feminicida y no descartaron denunciar a la empresa Cabify, luego de que el Gobierno Estatal le permitiera seguir trabajando en Puebla, pese a que sus medidas de seguridad no incrementaron significativamente.

Explicaron que el 8 de septiembre que su hija abordo un vehículo del servicio ejecutivo, no llamó directamente a Ricardo Alexis, sino que hizo uso de la plataforma de Cabifyporque supuestamente una de sus principales características es la seguridad que ofrece a sus clientes.

Sin embargo, la última vez que vieron a Mara con vida, fue cuando abordó el vehículo de Cabify y de ahí, la empresa se lavó las manos.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión