• Estado

San Andrés Tuxtla padece malas decisiones de Rosendo Pelayo

  • Fernanda Castillo
El exalcalde enfrenta tres denuncias ante la Fiscalía General del Estado, por los presuntos delitos de peculado y desvío de recursos.

Xalapa, Ver.- Recientemente el Congreso local aprobó la reestructuración de la deuda pública del municipio de San Andrés Tuxtla que en el cuatrienio del exalcalde Manuel Rosendo Pelayo, solicitó créditos a una Sofom (Sociedad financiera de objeto múltiple), que hoy compromete las finanzas municipales.

El polémico alcalde también fue criticado en redes sociales por la fiesta que organizó en el parque deportivo del municipio para festejar su cumpleaños número 47 y por asistir a partidos de béisbol a Nueva York.

Hoy, el exmunícipe enfrenta tres denuncias ante la Fiscalía General del Estado (FGE), por los presuntos delitos de peculado y desvío de recursos.

[relativa1]

Así endeudó al municipio

Desde que asumió la presidencia municipal Manuel Rosendo Pelayo buscó la contratación de créditos millonarios, sin embargo, se limitó el monto de parte de los integrantes de la LXIII Legislatura.

En el año 2014 el alcalde remitió la solicitud para contratar un crédito por más de 300 millones de pesos, y tras dos intentos de votarlo en el pleno, la comisión de Hacienda Municipal  ajusto el dictamen y bajo el monto de lo aprobado.

En el año 2014, en el mes de diciembre, se publicó en la Gaceta Oficial Extraordinaria la autorización para la contratación de un crédito con Banco Interacciones por 220 millones de pesos.

Los recursos se usarían para liquidar un crédito por 16 millones 500 mil pesos con el Banco Nacional de Obras y Servicios (Banobras), otros 138 millones de pesos se destinarían para la rehabilitación del bulevar 5 de Febrero de ese municipio, 35 millones de pesos para un centro deportivo, y 30 millones de pesos para la modernización del alumbrado público.

En ese momento el alcalde se comprometió a pagar 110 millones en los 4 años de su administración y el resto se liquidaría en un plazo de 15 años.

Siete días después de que se publicó la autorización se emitió una fe de erratas, el documento abría la posibilidad de contratar el préstamo con Banco Interacciones o alguna otra institución financiera que ofreciera las mejores condiciones del mercado.

El 5 de enero del 2015 se publicó una nueva corrección a la autorización, por la que se establece que las comisiones e impuesto que generarían los créditos tendrían que ser incluidas en el crédito de 220 millones de pesos.

Para Julio de ese mismo año, la Cámara determinó que el Ayuntamiento ya solo podría contratar un crédito por 102 millones de pesos.

Al reducir el monto se determinó que solo se liquidaría el crédito con Banobras, se construiría el centro deportivo de en la cabecera municipal y se habló de un proyecto de infraestructura urbana. Para pagarlo se etiquetarían recursos a lo largo de 10 años.

Fue hasta agosto del 2015 cuando finalmente Sociedad Financiera de Objeto Múltiple aprobó un crédito de 78 millones 368 mil pesos, pero sólo se acreditó la transferencia de 53 millones 973 mil pesos, de los cuales -actualmente- se deben 51 millones 250 mil pesos.

Las promesas sin cumplir

El exalcalde Rosendo Pelayo electo para el cuatrienio 2013-2017, generó demasiadas expectativas para la región, recién asumió el cargo anunció la construcción de un teleférico que sería de 12 kilómetros.

Para realizar la obra, dijo,  era necesario un presupuesto de 800 millones y afirmó que se concesionaria a la Iniciativa Privada.

La obra, contraria con 6 estaciones de recreación a lo largo de la biósfera de los Tuxtlas, obligando su paso por la montaña Ruíz Cortines hasta Balzapote. Además ofreció un Aeródromo.

[relativa2]

Lo denuncian por la contratación de empresas fantasma

En septiembre del 2017 el ahora alcalde independiente Octavio Pérez Garay, denunció a su antecesor quien otorgo un contrató de 36 millones de pesos para el cambio de luminarias a una empresa “fantasma”.

La empresa Luminarias de Veracruz SA de CV reportó como domicilio una casa en el municipio de Boca del Río, pero al acudir al lugar se percataron que no existía, sumado a que un mes después las luminarias ya no servían.

En octubre del 2017 se reportó la caída de parte del domo de metal que cubre el complejo deportivo que se construyó en la administración de Pelayo,el incidente se dio como consecuencia de los fuertes vientos provocados por un frente frío, lo que generó crisis en 10 niños que entrenaban en la alberca semiolimpica.

En las diversas solicitudes de créditos se informó que se invertirían 30 millones de pesos en la obra, sin embargo, datos del municipio revelan que el costo bajo a 16 millones de pesos.

En enero del presente año la empresa Liconsa llegó a embargar al Ayuntamiento de San Andrés Tuxtla, por una deuda de un millón 700 mil pesos, ya que se dejó de pagar el suministro de leche para desayunos escolares.

Ayuntamiento deberá licitar la deuda

El pasado 6 de marzo se aprobó la reestructuración de la deuda de dicho municipio, dentro de las opciones que se establece en el dictamen es que el alcalde Octavio Pérez Garay renegocie con la SOFOM a fin de bajar la tasa de interés.

En caso de que la empresa no presente una mejor propuesta, el Municipio podrá buscar nuevas opciones a través de la reestructuración de la deuda y el plazo de pago no podrá superar 20 años.

En ese caso, el municipio tendrá que licitar la deuda a la que se invitará a por lo menos a cinco bancos y deberá contar  con dos propuestas de reestructura, para optar por la que represente menor carga financiera las siguientes administraciones.

[relativa3]

Versión para impresión