• Sociedad

Cinco platillos típicos de la Semana Santa

  • Arantxa Atl
Gracias a la creatividad y el buen sazón de las abuelas mexicanas, muchas veces esperamos esta época del año para degustar estos manjares

Durante la Semana Santa en México, muchas personas se mantienen fieles a diversas tradiciones, entre ellas la de no comer carne durante el Viernes Santo, hecho que ha dado paso a la creación de platillos extraordinarios para suplir este alimento.

Gracias a la creatividad y el buen sazón de las abuelas mexicanas, muchas veces esperamos esta época del año para degustar los manjares de la temporada, ya que muchos de estos no vuelven a cocinarse el resto del año.

Acá te compartimos una lista de cinco platillos típicos que, por lo menos en Veracruz, son casi obligados.

- Torrejas

Comenzar por el postre quizá nos delate como glotones, pero es una de las preparaciones más deliciosas que probarás durante estos días.

Se trata de un postre conformado por pan (generalmente bolillo) capeado y sumergido en un caldillo preparado con panela y hierbas de olor como el tomillo, aromatizado por anís o canela.

Proviene de España, donde es mejor conocido como Torrija

- Torta de camarón seco

Ese quizá sea el platillo por excelencia en la Semana Santa, se trata de ricas tortitas hechas a base de camarón seco (en polvo), acompañadas de un adobo que puede ser acompañado por nopales, crucetas o romeritos.

Muchas personas también prefieren comerlas en caldillo o secas.

- Chileatole de flor de izote

Momento. Retiramos lo dicho, este sí podría ser el rey de reyes de los platillos.

Los veracruzanos somos privilegiados por tener dentro de nuestra gastronomía una variedad considerable de chileatoles (caldo picante) pero en esta época del año, y como sustituto de la carne, se acompaña de una deliciosa flor comestible.

Hablamos del izote, una florcita de color blanco verdoso, que es carnosa y brillante; pero no, no es exclusivamente un manjar de la Semana Santa, pues esta planta se consume desde la época prehispánica.

También puedes comerla en huevo revuelto o capeadas.

Tip: cómela cuando esté tierna, de lo contrario te sabrá amarga.

- Tortas de chayotestle

Conocida en Veracruz como chanchayote, chinchayote o chayotestle, la raíz de la chayotera (y que por cierto, tiene mucho mejor sabor que el chayote) sirve para poder guisar deliciosas tortitas capeadas.

Esta raíz se hierve y después se rebana para formar una especie de torta que será capeada. Puedes rellenarla con queso.

- Caldo de habas con nopales

Las habas, ¡deliciosas habas! Esta sopa o caldo puedes realizarla a base de un sofrito de cebolla, ajo y jitomate, habas y nopales hervidos.

No es muy complicada, y la receta puedes hallarla fácilmente en internet; será mucho mejor si la preparas con supervisión de tu abuela.

[relativa1]

Versión para impresión