• Estado

Estamos en el vil olvido: critican entrenadores y atletas veracruzanos

  • Miguel Ángel León Carmona
Responsabilizan a la titular del IVD y exmedallista olímpica Ángeles Ortiz Hernández de ser omisa a las necesidades del gremio deportivo

Xalapa, Ver. - El 03 de noviembre de 2016, atletas paralímpicos se manifestaron en medio de una tormenta frente al palacio de Gobierno para exigir respaldo económico en distintas disciplinas. Dicha protesta -revelaron entrenadores- fue planeada por Ángeles Ortiz Hernández, “la única beneficiada”, quien se consolidó como titular del Instituto Veracruzano del Deporte (IVD) en la administración de Miguel Ángel Yunes Linares.

“¿Dónde están los millones que se destinaron para el deporte veracruzano?, No hay pago de becas, no hay apoyo para los atletas, no hay pago para los entrenadores. Estamos en el vil abandono”, criticó Luis Tapia Arismendi, entrenador de halterofilia de la liga de Xalapa.

Tapia fue uno de los inconformes del pasado 03 de noviembre y confesó que, al igual que otros atletas, entre ellos Omar Osorio Salazar, nadador paralímpico de Córdoba, fue citado en Xalapa por sugerencia de la hoy titular del IVD para demandar bajo un chubasco el pago de becas, que también fueron retenidas en el gobierno de Javier Duarte.

 “Ángeles Ortiz Hernández, de alguna manera se benefició, porque obtuvo el cargo, pero el deporte veracruzano está peor que antes, y ella no atiende a ninguna de nuestras solicitudes”, consignó.

El deportista recordó que en aquella protesta se les sumó Miguel Ángel Yunes Márquez, hoy candidato a gobernador por el frente PAN-PRD-MC, quien a su vez exigía junto a una veintena de alcaldes panistas-perredistas el pago de recursos federales, que eran retenidos por la administración estatal, entonces comandada por Flavino Ríos Alvarado.

[relativa1]

“Él se unió con nosotros; nos compró ropa porque nos mojamos todos. Y pues sí nos pagaron en esa ocasión. El mismo señor gobernador (Miguel Ángel Yunes Linares) llegó al otro día y dijo que todo iba a cambiar, que aguantáramos tantito. Pero no, eso no se acabó, ahora estamos peor”, consignó el entrevistado.

Tapia Arismendi explicó que desde 2017 el pago por sus servicios -que es entregado mediante una beca- fue rebajado de 10 a los 3 mil pesos mensuales, al igual que sus homólogos, encargados de disciplinas como box, atletismo, halterofilia y futbol.

 “Has hace poco vivíamos con 100 pesos al día y no decíamos nada, pero ahora va para cuatro meses que no me pagan”, criticó el mentor de 60 alumnos, en la escuela de Halterofilia Fuoad Hakim Santiesteban, en Xalapa.

Criticó que, a pesar de cumplir más de 15 años de servicio no cuenta con seguro médico, prestaciones, ni vacaciones; “son apoyos mínimos que hemos pedido.

Hace poco a la directora vía WhatsApp que me apoyara con mi hijo que estaba enfermo pero me dejó en visto”.

Al igual que Luis Tapia, otros tres entrenadores se dieron cita en la capital de Veracruz para exponer sus carencias. Griselda Rivera Sánchez, presidenta de la Asociación de Juegos y Deportes Autóctonos del Estado de Veracruz, dijo que la alta de apoyos en su ramo, se suma a la carencia económica con el sector que ella trabaja.

 “Nosotros como deportistas autóctonos, que trabajamos con gente y comunidades vulnerables, tenemos la necesidad de recurrir a los apoyos del gobierno estatal. Sin embargo, en el IVD se nos han cerrado las puertas”, criticó.

[relativa2]

 “Aunque mi ramo es uno de los deportes menos considerados, en los anteriores gobiernos se me apoyó un poco; participando en los Primeros Juegos Mundiales de los Pueblos Indígenas en Brasil (en 2015). Pese a tener buenos resultados en esta administración no he podido participar en un campeonato nacional”, sostuvo.

Carlos Alberto Ramírez Ruiz, presidente de la Asociación veracruzana de Karate Do, fue otro de los inconformes. En su caso, expuso que, debido a la falta de recursos, un grupo de 15 adolescentes, de entre 12 y 16 años, se quedaron sin fondos para regresar del preolímpico selectivo, celebrado en el estado de San Luis Potosí.

 “El conductor del autobús ya no se quiso regresar a Tempoal y Tantoyuca y los chicos se quedaron parados. Yo tuve que pagar para que nos regresaran. Hablamos a diferentes personas del IVD y no nos contestaron. Reaccionaron hasta que los papás de los niños subieron lo que pasaba en Facebook”, aseguró.

[relativa3]

Fueron las consignas de algunos entrenadores. Otros de sus compañeros -aseguraron- no tuvieron los recursos suficientes para trasladarse a la capital de Veracruz. Le pedimos al gobernador que haga frente a este problema. El deporte se dignifica y nosotros estamos en el abandono”, sentenciaron los deportistas.

Versión para impresión