• Seguridad

Evaluación de las cárceles en Veracruz por debajo de la media nacional

  • E-consulta Veracruz
De manera general se advierte deficiencia en infraestructura, falta de higiene y atención médica, así como vulneración a los Derechos Humano

Xalapa, Ver. -  Cinco penales que existen en la entidad veracruzana – cuatro estatales y uno federal- obtuvieron una calificación por debajo de la media nacional en 2017, ello de acuerdo al Diagnóstico Nacional de Supervisión Penitenciaria (DNSP), de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH).  

[relativa1]

De manera general, en todos se advirtió deficiencias en la infraestructura, así como en la higiene en comedores y áreas de atención médica. Por otro lado, también fue posible detectar falta de personal de seguridad y custodia. 

Los Centros de Readaptación Social (Cereso) peor ubicados en Veracruz, fueron el que tienen sede en Pacho Viejo y el de Acayucan, con 5.95 y 5.30 respectivamente. 

 

Durante 2017 no se reportaron homicidios; sin embargo, la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) recibió 38 quejas por la presunta violación a los derechos y seguridad jurídica de los reos.  

De manera particular, en el Cereso de Acayucan se observó autogobierno y cogobierno por parte de los reos, deficiencia en servicio de salud y de atención a reos en condición de aislamiento, así como la falta de previsión ante la violación de los derechos humanos. 

[relativa2]

En Pacho Viejo se percibió deficiente separación entre hombres y mujeres, entre procesados y sentenciados. También existía autogobierno, falta de prevención ante incidentes violentos y vulneración a los derechos humanos; normatividad no actualizada y deficiencia en los procedimientos de sanciones disciplinarias. 

Po otra parte, en el penal de Amatlán se percibió sobrepoblación de reos hombres, hacinamiento, insuficiencia de medios para remitir quejas e inexistencia o deficiencia en las condiciones de materiales y de higiene en la cocina. 

En el Cereso  de Coatzacoalcos también se percibió sobrepoblación, insuficiencia en programas de prevención y atención de incidentes violentos, así mismo en la prevención ante la violación a los derechos humanos. Condiciones óptimas para alojar a los reos, e inexistencia en la higiene y materiales de cocina. 

[relativa3]

La calificación que otorga la CNDH pasó de 7.92 en 2009 a 6.02 en 2017.

 

Por su parte, el penal federal ubicado en Villa Aldama, obtuvo calificación de 7.02, mientras la media nacional es de 7.33, aunque mejoró con respecto al año anterior. 

De manera general presentó los  mismos problemas que los Ceresos estatales, pero se detectó que existieron 59 riñas, de las cuales se presentaron16 quejas ante la CNDH.  

 

Versión para impresión