• Nación

Nuevos gobernadores heredan alta violencia feminicida

  • La Silla Rota
ONG alertan que en estados con cambio de partido la violencia de género va en aumento

Sharenni Guzmán | La Silla Rota

La debacle del PRI, así como del PAN y PRD en la Presidencia del país y en las ocho gubernaturas y Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México después de las elecciones del pasado 1 de julio se da en un contexto de incremento de la violencia feminicida en el último sexenio, alertaron especialistas.

Las expertas coincidieron que la violencia en contra de las mujeres, expresada en la impunidad de los casos, feminicidios, desapariciones, criminalización y trata de personas forma parte de ese desencanto y hartazgo del que llevó a la ciudadanía a votar durante esos comicios federales y locales.

Como parte del informe que presentó en estos días la Comisión Nacional de Derechos Humanos en la 70 sesión de la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) de la ONU que se realiza del 2 al 20 de julio en Ginebra, Suiza, destacó "con preocupación" la existencia de un alto nivel de violencia contra las mujeres en México.

[relativa1]

De acuerdo con ese informe, de enero de 2015 a diciembre de 2016, se registraron un total de 5 mil118 defunciones femeninas por homicidio, según datos del INEGI.

Mientras que, las cifras del Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública muestran un aumento en el número de presuntas víctimas de homicidio doloso, de 2015 a 2017 al pasar de 389 feminicidios a 671 respectivamente.

En las nueve entidades donde se eligió a gobernador y la Jefatura de Gobierno en la Ciudad de México, siete hubo cambio de partido en el poder: Chiapas, Jalisco, Morelos, Tabasco, Veracruz, Yucatán y CDMX. En cinco ganó la coalición Juntos Haremos Historia, una Movimiento Ciudadano y una PAN.

De esas siete entidades donde habrá alternancia en todas aumentó la violencia contra las mujeres, aunque en cinco el alza de feminicidios es alarmante: Morelos, CDMX, Veracruz, Chiapas y Jalisco. En tres de esos estados se declaró la alerta de género y en dos se realizó la solicitud, cuya declaratoria aún se encuentra en revisión por el gobierno federal y las asociaciones peticionarias.

Los nuevos gobernantes no solo heredarán las cifras, sino una serie de irregularidades y omisiones que se comenten en la investigación, Ministerios Públicos y sistema judicial. Estas inconsistencias han sido recabadas por el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio (ONCF) en el Informe: "Implementación del tipo penal de feminicidio en México: Desafíos para acreditar las razones de género 2014-2017".

En Puebla y Guanajuato donde permanecerá el PAN otro mandato, también hay un repunte en la violencia feminicida, este incremento se da en el contexto de la operación del crimen organizado: por la trata de personas y por la pelea del huachicol.

Arely Torres Miranda, consejera del Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres), aseguró que el descontento generalizado por la falta de resultados en los gobiernos del PRI, PAN y PRD, así como por la descomposición en el país fue un detonante fundamental para que se diera una alternancia luego del 1 de julio.

Sin embargo, consideró que tuvo mucho que ver el papel de las mujeres, sociedad civil y feministas en insistir en una agenda de género a los candidatos presidenciales y a las gubernaturas.

"Tan claro fue ese papel, que los candidatos en su mayoría, presentaron un proyecto. Además que en las asociaciones y grupos feministas sí fue todo un tema de análisis y discusión por quién se iría a votar".

[relativa2]

Fue fundamental el interés o no de estos candidatos en el tema de género al momento del voto"

Agregó que el candidato presidencial de Por México al Frente, Ricardo Anaya fue el primero en presentar un programa para mujeres, que al evaluarlo se detectó que no tenía sustento.

El segundo fue Andrés Manuel López Obrador de Juntos Haremos Historia en plantear una agenda en la materia y aunque en su plan de trabajo hace un análisis claro de la situación actual de las mujeres y de la violencia en el país, las propuestas son débiles. El último en presentar su programa fue José Antonio Meade, que por el tiempo ya no le alcanzó en hacerlo visible.

"También considero que a pesar de que se anunció un gabinete paritario por parte de Andrés Manuel también fue un factor fundamental para quienes decidieron votar o no por él. Si fue un tema que se discutió mucho tanto en redes sociales como en los espacios feministas".

Indicó que aunque haya un cambio en el partido en el poder, ahora más que nunca la sociedad civil exigirá que la agenda en materia de género y de combate a la violencia feminicida se lleve a cabo.

La activista feminista señaló que mientras no se delimite esa agenda no se va poder avanzar en los temas, el Instituto Nacional de las Mujeres debe de tener mucho más plan de acción en esta implementación y vigilancia de las políticas públicas, así como tiene que ser un eje fundamental en la transversalidad de la perspectiva de género.

María Salguero coincidió que el hartazgo de la situación económica y de la inseguridad que prevalece en el país, así como de la impunidad, desapariciones y feminicidioshicieron votar de manera diferente tanto en la presidencia como en muchos de los estados donde hubo elección a gobernador.

El reto para Morena, que fue el partido que ganó la presidencia y cinco estados, así como el Congreso de la Unión para mejorar la situación de las mujeres en materia de procuración de justicia y violencia es combatir la corrupción en las fiscalías, además de equipar a Ministerios Públicos, Forenses.

"No es posible que no tengan el equipo necesario para tomar muestras de ADN y que estén capacitados, porque no es posible que manipulen la evidencia, contaminen, la pierdan y los asesinos queden libres. Eso se traduce en impunidad".

Con información de La Silla Rota

Versión para impresión