• Política

Tribus disputan PAN en Veracruz, tras derrota del 1 de julio

  • De la corresponsalía
Julen Rementería, Enrique Cambranis Torres y el mismo gobernador Miguel Ángel Yunes Linares son las figuras que encabezan el liderazgo

Boca del Río, Ver. Apenas terminó el proceso electoral de este 2018 y los liderazgos dentro del Partido Acción Nacional (PAN), en el estado de Veracruz, preparan la ofensiva para disputar su dirigencia estatal y encabezar la oposición que hará frente al sexenio del morenista, Cuitláhuac García Jiménez, quien entra en funciones el 1 de diciembre.

El PAN terminó como la segunda fuerza política en la entidad con más de un millón 400 mil votos en la elección a la gubernatura, sólo 200 mil menos que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), además, será la segunda mayoría en el Congreso Local.

[relativa1]

Las tres principales tribus, dentro del albiazul, que buscan empoderarse son encabezadas por el Senador de la República electo, Julen Rementería del Puerto; por el diputado federal, Enrique Cambranis Torres y el mismo gobernador, Miguel Ángel Yunes Linares.

Desde la semana pasada, el legislador federal, Francisco Gutiérrez Velasco Utraza ha solicitado a sus compañeros de partido que es hora que el actual dirigente, José Mancha Alarcón, afín a la familia Yunes, deje el cargo para dar paso a otras fuerzas al interior del partido.

Además, fue más allá al llamar a los tres dirigentes, y a las cúpulas que hay en el centro y norte de la entidad, a que trabajen de ahora en adelante como panistas, ya no como "yunistas", "julistas" o "de Cambranis".

Julen Rementería del Puerto

Desde hace más de 20 años, Julen Rementería del Puerto, encabeza una de las tribus más fuertes dentro de Acción Nacional. Él es uno de los sobrevivientes de los primeros militantes de ese partido en el estado, la mayoría ya renunció como Juan Bueno Torio y Víctor Alejandro Vázquez Cuevas.

Es originario de la ciudad de Veracruz, en donde fue alcalde en el periodo 2005-2007, luego fue delegado de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) y secretario de Obras e Infraestructura en el actual gobierno, cargo que dejó para competir por la Senaduría, la cual ganó al ser el candidato más votado de la fórmula perdedora.

Su hijo es Bingen Rementería Molina, actual diputado local que ganó la relección el 1 de julio, por otros tres años, y a quien algunos panistas quieren impulsar como el próximo candidato a la presidencia municipal del puerto jarocho.

Dentro de los puntos negativos de Julen es que como alcalde aprobó una concesión para la colocación de cientos de parquímetros que dejan muy poca ganancia al gobierno.

Enrique Cambranis Torres

El diputado federal, Enrique Cambranis Torres es otro de los liderazgos que disputarían el control del PAN, él ya fue dirigente estatal del partido, por lo que buscaría acomodar a alguien más, de su plena confianza.

[relativa2]

Su fuerza empezó en el sur. Arrancó su carrera política en Minatitlán, pero durante años tuvo influencia en otros municipios cercanos como Jaltipán y Acayucan.

En la actualidad es diputado federal por la vía plurinominal y al finalizar su periodo podría volver a un escaño, ahora como legislador plurinominal en el Congreso del Estado de Veracruz.

En los últimos meses logró un nuevo centro de poder, ahora en la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, pues uno de sus cercanos es el alcalde de Medellín de Bravo, Polo Deschamps Espinoso Barros.

También cuenta con otra incondicional en ese mismo distrito, la diputada local y legisladora federal electa por el distrito de Veracruz Rural, Mariana Dunyaska García Rojas, quien es un activo importante en esa misma región.

Miguel Ángel Yunes Linares 

Es el actual gobernador, el primero que tiene Veracruz de un partido contrario al PRI, en la actualidad ostenta el poder dentro del PAN gracias a su cercanía con el dirigente, José Mancha Alarcón, que parece tiene sus días contados en ese cargo.

Tras ser opositor, por 12 años, de los gobiernos de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte de Ochoa, logró ganar las elecciones del 2016, sin embargo, debido a una reforma electoral propuesta por el duartismo, su periodo solo duraría 24 meses.

Lejos de inhibirlo, al ganar buscó que su hijo, Miguel Ángel Yunes Márquez, fuera el candidato a sucederlo, perdió, pero logró más de un millón 400 mil votos, que lo colocaron en casi un empate con los ganadores, Morena, y lo convirtió en el panista más votado de la historia de Veracruz.

Aunque debilitado por la derrota en las urnas, el mandatario y su familia todavía cuentan con el poder de la zona conurbada Veracruz-Boca del Río, la más poblada y la de mayor riqueza en todo el territorio veracruzano.

El actual presidente municipal del puerto jarocho es Fernando Yunes Márquez, hijo menor del gobernador, mientras que Humberto Alonso Morelli, presidente en Boca del Río, es amigo y cercano a la familia.

Las demás fuerzas dentro del PAN buscarán echar fuera de la dirigencia a los yunistas para evitar que Yunes Linares intente volver a lanzar a su hijo mayor en las elecciones del 2024.

[relativa3]

Versión para impresión