• Cultura

INAH busca barcos de Cortés que estarían en litoral de Veracruz

  • Arantxa Atl
Investigadores trabajan en un área de 10 kilómetros por su "alto potencial" para la búsqueda de los navíos hundidos por el conquistador.

Xalapa, Ver.- Al menos una veintena de embarcaciones que pertenecieron al conquistador Hernán Cortés y a Don Pánfilo de Narváez, también conquistador español- yacerían en el litoral de la antigua Villa Rica de la Vera Cruz.

El Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) publicó a través de su cuenta de tuiter un comunicado en el que detalla que fueron enviados a las costas veracruzanas del municipio de Actopan, investigadores de la Subdirección de Arqueología exploran un área de 10 kilómetros calificada con “alto potencial” para la búsqueda de los navíos hundidos por el conquistador español.

Según historiadores, se trata de 11 naves que Cortés trajo a costas mexicanas, pero deshabilitó 10 y una la envió a España para dar noticias.

Sin embargo, el INAH añade que los investigadores también piensan que los barcos de la expedición de Pánfilo de Narváez -enviado por Diego Velázquez, gobernador de Cuba, para arrestar a Cortés- de encuentren bajo el mar de Veracruz.

Al equipo de investigadores mexicanos, se suman los arqueólogos acuáticos, Frederick Handelmann, y Christopher Horrell, de la Universidad de Miami, y del Buró de Seguridad y Cumplimiento Ambiental de los Estados Unidos.

[relativa1]

De acuerdo con la historia oficial, buzos equipados con escafandras y botas de suela con plomo, exploraron en 1890 las aguas en busca de los barcos que Cortés hundió como parte del inicio de la conquista del territorio que hoy de denomina América.

Esta investigación está basada en Cartas de Relación y fuentes como la Crónica de Bernal Díaz del Castillo, que indican que Cortés "quemó" sus naves.

Sin embargo, eso es calificado como un "mito construido" a partir de referencias de la antigua Grecia, detalla el comunicado, pues lo que Cortés hizo fue extraer todo lo que fuera de utilidad, perforó los cascos y hundió las naves para eliminar la posibilidad de que parte de sus tropas de amotinara y regresara a Cuba.

La exploración de 1890 estuvo encabezada por el historiador Francisco del Paso y Troncos, considerada como precursora de la arqueología subacuática en México.

Roberto Junco, subdirector de Arqueología Subacuática es quien lidera la expedición de este 2018, donde, según informó, se hace uso de un magnetómetro y un sonar de barrido lateral para la búsqueda de los navíos.

Los trabajos, además, se llevan a cabo gracias a una beca de la National Geographic Society, gestionada por Chris Horrel, y el apoyo técnico de la empresa Marine Magnetics.

[relativa2]

"La función de los magnetómetros dd detectar variaciones en el campo magnético de la Tierra desde la zona que prospectamos. La intensidad y distribución de las variaciones nos permiten crear un mapa y definir sitios de alto potencial para luego bucear y excavar con ellos", refirió Junco.

Por su parte, los expertos Ilya Inov y Melanie Damour, explicaron que algunos artefactos metálicos (como clavos, sujetadores, anclas y otros) que habrían sobrevivido bajo el agua, funcionarán como indicadores de algún derrelicto mayor.

Versión para impresión