• Política

Elba Esther Gordillo, la exlideresa del PRI que llamó ‘alacrán’ a Yunes

  • Miguel Ángel León Carmona
Con la liberación de “la maestra” los papeles se invirtieron una historia de traiciones. Hoy el gobernador es blanco de la justicia

Xalapa, Ver. - Elba Esther Gordillo Morales, alguna ocasión se refirió a Miguel Ángel Yunes Linares -gobernador de Veracruz- como el “alacrán” que montó en su espalda y la atacó a mitad de camino. Hoy, los escenarios para ambos personajes que afianzaron una amistad íntima como priistas se torna contrastante.

Por un lado, la exlideresa del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), fue liberada este 08 de agosto tras permanecer cinco años en prisión acusada de delincuencia organizada y lavado de dinero. En el otro extremo, el mandatario jarocho figura como un blanco de la justicia por presuntos delitos de corrupción en el próximo mandato de Andrés Manuel López Obrador.

La relación entre “La maestra” -así llamada en su momento cumbre como sindicalista- y Yunes Linares data de 2003, cuando ambos coincidieron en la LIX Legislatura del Congreso de la Unión. Gordillo Morales era coordinadora del grupo parlamentario del Partido Revolucionario Institucional (PRI), integrado por Yunes Linares, Tomás Ruiz González, exsecretario de Finanzas de Duarte, y Roberto Campa Cifrián, actual Secretario del Trabajo y Prevención Social en el gobierno federal.

El 14 de julio de 2006, la Comisión de Justicia Partidaria del PRI expulsó a Elba Esther Gordillo, al concluir que la profesora promovió “la formación de un partido antagónico”, el Partido Nueva Alianza (PANAL) y además respaldó la candidatura del panista Felipe Calderón Hinojosa.

[relativa1]

Antes de ello, una avanzada de legisladores priistas ya habían renunciado a las filas del tricolor. Primero fue Yunes Linares, en julio de 2004 y un año después, en octubre de 2005, Tomás Ruiz, quien sería nombrado en 2006 presidente nacional del PANAL. En tanto, Roberto Campa fue el candidato presidencial por el mismo partido político.

La traición de Yunes Linares a Elba Esther

E-Consulta Veracruz entrevistó a Alejandro Cossio Hernández, exmilitante panista, quien relató que, aunque Yunes Linares no era del agrado de Felipe Calderón Hinojosa, gracias a la amistad con Gordillo fue nombrado director general del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE).

“Ella finalmente como agradecimiento les da posiciones a sus aliados y Yunes termina como director general del ISSSTE. En ese entonces los panistas sabíamos que Felipe Calderón no soportaba a Miguel Ángel, pero él es un hombre astuto y para llegar a Felipe primero se ganó a Margarita Zavala (su esposa)”, comparte.

De acuerdo con Cossio Hernández, el hoy gobernador de Veracruz realizó tres acciones que gustaron a Calderón: donó a través del ISSSTE cobijas y calentadores a una casa de adultos mayores en la Ciudad de México, que causaba preocupación a Margarita Zavala; entregó más de 100 equipos de cómputo al DIF Nacional y consiguió la aprobación por unanimidad de la Ley del ISSSTE.

“De esa manera Calderón tuvo que reconocer la habilidad de Miguel Ángel para negociar. A partir de ese momento él empieza dos procesos: servir con el canto de las sirenas para que Felipe Calderón y Margarita estuvieran contentos con él, y a la vez traicionar a Elba Esther”, agrega el entrevistado.

En mayo de 2008, Miguel Ángel Yunes se afilió al Partido Acción Nacional (PAN) y fue en ese lapso cuando Cossio Hernández asegura que el mandatario estatal entregó información a Calderón Hinojosa sobre Elba Esther Gordillo, acerca aportaciones millonarias que ella pedía al ISSSTE en favor de su sindicato de profesores.

[relativa2]

Cossio Hernández sostuvo que Felipe Calderón impuso a Yunes Linares en 2010 como candidato a gobernador de Veracruz, pasando por alto a otros tres precandidatos del PAN: Juan Bueno Torio, Julen Rementería del Puerto y Ricardo Buganza Salmerón.

“En ese entonces, los panistas acordamos que todos declinábamos en favor de Gerardo Buganza pero impusieron a Yunes y lo pasó a traer. Ahí es cuando renuncio al partido y me separo del gobierno (de Veracruz) y de todo”, critica Cossio.

Elba Esther regresó estocada a Yunes y apoyó a Javier Duarte

En un evento público de 2011, Elba Esther Gordillo reconoció que en las elecciones a gobernador de Veracruz en 2010 apoyó las candidaturas de Miguel Ángel Yunes Linares, pero también a la de Javier Duarte de Ochoa.

“Cuando descubrimos quien era el candidato del PAN yo calladita, sin decirles ese candidato no va a ganar. Ustedes síganle por allá y por acá a ver cómo minamos. Fue un arreglo de una enorme perversidad de mi parte, haciendo todo para que ese -Yunes -perdiera. Si he abierto la boca las cosas me salen mal. No debía ganar, el que se mete con nosotros la tiene que pagar”, declaró Gordillo Morales.

Esta versión también fue confirmada por el mismo Yunes, quien durante una entrevista con la periodista Carmen Aristegui, reconoció que recibió como “financiamiento” del SNTE durante su campaña 10 millones de pesos en efectivo. Sin embargo, el albiazul fue derrotado en las urnas.

Yunes, un alacrán: Elba Esther Gordillo.

La exlideresa del SNTE, en una entrevista con Adela Micha en 2013, se refirió a Yunes Linares como una persona con quien “tenía compromisos”, pero que a su vez traicionó su confianza.

“Usted sabe bien el cuento que hay del alacrán y la rana -cuando la rana ayudó a cruzar el río a un alacrán y este picó por la espalda-  así es la vida a veces uno también es rana, espero nunca ser alacrán (…)  Pobrecito, de mí tenía cariño y respeto. Uno llega a ciertos cargos y no debe olvidar uno de donde viene”, remató “la maestra”.

La madrugada de este 08 de agosto Gordillo Morales obtuvo su libertad luego de que un tribunal cancelara el proceso en su contra por los delitos de delincuencia organizada y lavado de dinero, al concluir que las pruebas presentadas en el juicio por la Procuraduría General de la República (PGR) no acreditaron su responsabilidad.

En tanto, Yunes Linares se encuentra en el ocaso de un gobierno bienal y vive las secuelas de una derrota en las urnas donde su primogénito, Miguel Ángel Yunes Márquez fue derrotado por el candidato de Morena, Cuitláhuac García Jiménez.

El aún gobernador jarocho apostó durante la campaña de 2018 por mostrar un rostro combativo contra el ahora presidente electo de la República, Andrés Manuel López Obrador, a quien llamó “loco”. Después de la derrota de su hijo como candidato a sucederlo, a Yunes se le acusó de imponer a un Fiscal Anticorrupción para blindarse por presuntos desvíos de recursos públicos en su administración.

[relativa3]

Versión para impresión