• Sociedad

Tener mucho sexo también es señal de insatisfacción

  • La Silla Rota
La tercera parte de la población enfrenta este problema, pero muy pocos buscan ayuda debido al machismo

Expertos confirman que mantener una vida sexual demasiado activa podría ser reflejo de insatisfacción, y es que hay personas que planean más de tres encuentros sexuales a la semana, lo que podría ser una búsqueda por el orgasmo que no logran alcanzar.

¿Realmente estas satisfecho con tu vida sexual?

La triste realidad es que muchos sufren de este problema, cerca de la tercera parte de la población, no está satisfecha con la calidad de sus relaciones, por lo que algunos buscan ayuda para mejorar su situación.

[relativa1]

Francisco Delfín y David Barrios, terapeutas y expertos en sexualidad, afirman que una de las razones de la insatisfacción es la disfunción eréctil que afecta principalmente a hombres entre los 40 y 70 años de edad.

El mayor problema de esto, detallan, es que pocos son los que lo reconocen y piden ayuda debido al machismo que aún prevalece en la sociedad.

La relación debe ser plena y de calidad

Los especialistas indican que es un derecho inalienable de los individuos, tener una relación sexual placentera, plena y de calidad, que no se limite a la penetración y donde no se tengan problemas físicos.

En caso de tener algún padecimiento como disfunción eréctil, mencionaron, la pareja debe involucrarse en todo el tratamiento, ya que esto mejora la comunicación entre ambos, él paciente habla con más confianza con el doctor y también se atienden las necesidades de las mujeres, lo que fortalece aún más la relación.

[relativa2]

La comunicación es lo más importante

Barrios indicó que lo más importante ante un problema en la sexualidad de la pareja es mantener siempre una buena comunicación, sobre todo por parte de los hombres cuando tienen algún padecimiento.

Detalló que con frecuencia, cuando los hombres tienen disfunción se aíslan y esconden sus dificultades para lograr una erección, lo que hace pensar a las mujeres que ellas tienen la culpa, que no son atractivas o que hay otra mujer involucrada.

Esto puede conducir a una infinidad de conflictos que si no se controlan, pueden reducir el deseo sexual de ellas e incluso terminar la relación.

Francisco Delfín señaló que esto ya no debe ocurrir, además de que hay muchos tratamientos para revertir la disfunción eréctil y otros problemas.

Lo complicado, lamentó, es el ejercicio de la sexualidad debido a los largos recorridos para llegar al trabajo y casa, así como las jornadas de trabajo extenuantes.

Ante esto, el especialista recomienda planear un encuentro, ya sea una vez por semana o cierta cantidad al mes, y en caso de sufrir algún problema, buscar ayuda profesional.

Con información de La Silla Rota

[relativa3]

Versión para impresión