• Nación

Son capos, rivales y hasta vecinos en la prisión

  • La Silla Rota
Integrantes de la Unión Tepito, Unión Insurgentes, cártel de Tláhuac, de Sinaloa y CJNG están en reclusorios Oriente y Norte

ANTONIO NIETO | LA SILLA ROTA

En la mafia existe un dicho de que la cárcel tiene sus propias reglas y que para sobrevivir se tienen que dejar a un lado las rivalidades de afuera.

Algunos de los líderes del narco, pertenecientes a grupos delictivos antagónicos, se encuentran recluidos en la misma prisión, aunque otros tuvieron que ser aislados para evitar pugnas.

De acuerdo con los registros oficiales de la Procuraduría capitalina (PGJCDMX) y de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, en el Reclusorio Norte están dos personajes que cinco años atrás protagonizaron una lucha que dejó decenas de personas asesinadas.

[relativa1]

Se trata de Ricardo Castillo "El Moco", fundador de la Unión Tepito y Luis Felipe Chávez Cabrera "El Damián", de la Unión Insurgentes.

Ricardo Castillo, "El Moco", de Unión Tepito.

Felipe Cabrera, "El Damián", de Unión Insurgentes.

Los dos eran cabecillas de dichas organizaciones criminales que en 2013 se disputaban el control del narcomenudeo en la capital y que tuvo su punto más álgido el secuestro y homicidio de 13 jóvenes sacados del bar Heaven, el 24 de mayo de ese año.

Los responsables fueron integrantes de la Unión Insurgentes, al mando de "El Damián" y su primo, aún prófugo, Edwin Agustín Cabrera Jiménez "El Antuán", mientras que la mayoría de las víctimas eran vecinos de Tepito o trabajaban allí.

Dos de ellos eran hijos de afamados capos del hampa en el Barrio Bravo y al considerarlos parte del grupo delictivo de la Unión Tepito, fueron raptados.

Todo en venganza por la muerte de un "dealer" de la Unión Insurgentes, dos días antes afuera de un bar en la Condesa, a manos de "El Moco" y sus sicarios tepiteños.

"El Damián" fue detenido por primera vez en marzo de 2015, acusado de extorsión, pero para julio de 2016 obtuvo libertad condicional.

En diciembre de ese año asesinó a un hombre afuera de un bar en la Colonia Roma y semanas más tarde de nuevo fue arrestado y encarcelado; cumple condena de 21 años por homicidio doloso.

Por su parte, "El Moco" fue detenido en mayo pasado y espera sentencia por varios asesinatos, entre ellos el de Horacio Vite Ángel y por el cual se desencadenó el caso Heaven.

"El Moco" fue agente federal y posteriormente trabó relaciones con el Cártel del Golfo.

"El H" y "El Maestro de los Narcotúneles"

Otro cabecilla del narco fue internado en el Reclusorio Norte: Héctor Peña Alcántara "El H", detenido en marzo de este año por delitos contra la salud y posesión de arma de fuego.

Héctor Peña Alcántara "El H".

Él, "El Damián" y "El Moco" están separados de la población general y se encuentran en estancias para reos peligrosos, pero de acuerdo con fuentes de la Subsecretaría del Sistema Penitenciario, entre ellos saben dónde está el otro e, inclusive, han tenido comunicación a través de los celadores y otros reos.

¿La razón? Treguas, asegurarse de que no van a atentar el uno contra el otro.

[relativa2]

"El Damián" y "El Moco" son los líderes visibles y cuentan con grupos de internos que los protegen, pero el primero es quien ha forjado alianzas más sólidas y ha integrado a su séquito a una decena de procesados por el caso Heaven.

Al otro extremo de la Ciudad, en el Reclusorio Oriente, está desde agosto de 2016 José Sánchez Villalobos "El Maestro de los narcotúneles", personaje cercano a Joaquín "El Chapo Guzmán" y el Cártel de Sinaloa.

José Sánchez Villalobos "El maestro de los túneles".

Allí coincidió desde julio de 2017 con Rafael Zoczi "El Dobber", hijo de Leticia Rodríguez Lara "Doña Lety", líder de un grupo criminal asentado en Cancún y en guerra con los de Sinaloa.

Pero además, en este mismo penal se encuentra desde mayo de 2016 José Pineda Arzate "El Avispón", contador del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), quien como lo dio a conocer La Silla Rota presuntamente dirige desde prisión las operaciones de la organización en la CDMX.

El único que reporta actividad delictiva es "El Avispón", pues los otros dos se han limitado a convivir entre ellos y el resto de los reclusos, confirmaron informantes del penal.

"El Micky" cambia a un perfil bajo

Antes de ser apresado, "El Micky", hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna "El Ojos", líder del Cártel de Tláhuac abatido por la Marina en 2017, era todo un narcojunior.

Fanático de las motocicletas, los narcocorridos y las pistolas con chapa de oro, "El Micky" se desplazaba a sus anchas por el sur y oriente de CDMX.

"El Micky", hijo de Felipe de Jesús Pérez Luna "El Ojos".

Incluso iba a competiciones de motos en Acapulco, seguido un escuadrón de pistoleros, familiares y mujeres a las que invitaba a su casa con alberca.

Remolcaban las motocicletas, valuadas en más de 200 mil pesos cada una, por autopistas y carreteras hasta instalarse en el festival AcaMoto.

El equipo de "El Micky" portaba gorras y playeras con el apodo de su patrón, "El MK" sin preocuparse por ser identificados por narcos rivales o policías.

Tras su arresto en mayo de 2017, y su posterior reclusión, "El Micky" tuvo que modificar su perfil a uno más bajo.

Es cuidado por otros miembros de la organización, aunque las autoridades determinaron aislarlo del resto de los internos debido a que existe un riesgo inminente de que lo ataquen miembros de grupos delictivos rivales.

Ha tenido que experimentar un perfil mucho más bajo que cuando estaba libre, pues el Reclusorio Oriente es controlado, desde hace casi una década, por Luis Eusebio Duque Reyes "El Duke", presunto aliado del Cártel de Jalisco Nueva Generación (CJNG).

[relativa3]

Versión para impresión