• Estado

Gobierno de Veracruz simuló inversión en Salud con fondos decomisados a Duarte

  • Fernanda Castillo
El gobierno de Yunes Linares apenas destinó el 40 % de lo prometido al sector salud;ningún duartista ha sido castigado medicamentos clonados

Xalapa, Ver. – El anuncio a los medios de comunicación sobre la inversión millonaria para la modernización y mejoramiento de los servicios de salud de Veracruz -que se tomaría de los recursos decomisados a Javier Duarte por el gobierno de Miguel Ángel Yunes- se limitó al gasto de poco más de 290 millones de pesos -hasta junio del 2018- de los más de 713 millones de pesos que programaron en 2017.

Desde el 1 de diciembre del 2016, cuando rindió protesta de Ley como Gobernador Constitucional, Yunes Linares presumió la recuperación de bienes y cuentas bancarias de exfuncionarios duartistas involucrados en el desvío de fondos públicos. El Mandatario reconoció que, sin rendir la protesta de ley, a través de investigaciones extrajudiciales y sin ninguna atribución legal, había pactado con socios de Javier Duarte, que le apoyaron en el quebranto financiero, a cambio de recuperar parte de lo robado.

Durante el discurso en la toma de protesta dio el anuncio que “cimbraría a México”, y tras narrar como persiguió a socios de Javier Duarte, hoy recluido en un penal en la Ciudad de México, ofreció destinar todo el dinero al rubro de salud, sin embargo, sólo destinó 40 de cada 100 pesos que logró reintegrar a la Tesorería estatal. Incluso se publicó un decreto en la Gaceta Oficial del Estado el 11 de enero del 2017.

En la página de Secretaría de Finanzas y Planeación del Estado (SEFIPLAN) se creó un vínculo en el que se observa el proceso de mejoramiento y conclusión de hospitales, clínicas y centros de adicciones, que se usaron previo a la campaña, pero no se presenta un desglose de la inversión, que derivó en el gasto del 40 por ciento de los fondos comprometidos.

Al igual que en las últimas dos administraciones priistas, en donde se dejaron más de 183 obras inconclusas que suman más de 2 mil 933 millones de pesos, el gobierno de Yunes Linares etiquetó los fondos públicos pero el dinero no se liberó, se mantiene en cuentas bancarias de SEFIPLAN, generando intereses, o fueron destinados para otro fin.

[relativa3]

Datos oficiales de la SEFIPLAN, confirman que se avanzó en la rehabilitación y mantenimiento de 13 obras hospitalarias en el primer año de gobierno, cuando se pagaron -a diciembre del 2017- 230 millones 814 mil pesos, de los 713 millones 148 mil que se habían programado en el primer semestre del año.

Los informes trimestrales de la dependencia estatal detallan que para el 2017 se programaron obras en los municipios de Xalapa, Veracruz, Ángel R Cabada, Boca del Río, Atzalan, Castillo de Teayo, Tihuatlán, Tequila, Tatahuicapan, Soledad Atzompa, Jesús Carranza y Álamo Temapache, y como parte del ajuste a lo largo del ejercicio fiscal, sólo se etiquetaron 262 millones de pesos.

Se inauguran obras previo al proceso electoral; aún se debe a las constructoras

Una de las obras más emblemáticas que se logró “terminar” fue la Torre Pediátrica, hoy denominada Hospital del Niño, ubicada en el Puerto de Veracruz, la cual llevaba al menos una década en construcción.

A lo largo de año y medio se etiquetó el pago de 290 millones de pesos; están pendientes de liberar 20 millones de pesos de los recursos decomisados; y se liberaron otros 47 millones del Fondo de Aportaciones para las Entidades Federativas, para equipar al nosocomio.

Otros de los hospitales a los que se les dio continuidad, fue el de Zongolica al que se le destinaron recursos por 25 millones de pesos; a junio de este año están pendientes de liberar 4.5 millones de pesos, según el informe semestral de SEFIPLAN.

En Xalapa se inauguró -en enero de este año- la rehabilitación del área Neonatal, Terapia Intensiva Pediátrica, elevadores y quirófanos del Hospital Rafael Lucio, así como el área de Ginecología del Hospital Regional Luis F. Nachón.

[relativa2]

En los dos casos se mantiene una deuda de más de 10 millones de pesos con los constructores y quienes supervisaron las obras, a pesar de que SEFIPLAN dispone de los recursos en cuentas bancarias.

En el 2017 se programó la rehabilitación del Centro de Salud de Álamo, pero los recursos no se liberaron y la obra se inició este 2018, además se programaron mejoras para el Hospital Regional de Papantla y el de Tuxpan, para lo que se adicionó el gasto de otros 30 millones de pesos a los 262 etiquetados en el 2017.

Para este ejercicio fiscal se programaron 44 acciones para mejorar la infraestructura hospitalaria, se etiquetaron 631 millones de pesos, la mayoría de fondos federales, hasta junio sólo se habían liberado 41 millones 884 mil pesos.

Medicamentos clonados, la denuncia en medios de Yunes que no prosperó

Otro tema que causó revuelo en la entidad y a nivel internacional, fue la denuncia pública del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares, en enero del 2017, denunció que el gobierno de Javier Duarte y Fidel Herrera compraron medicamentos oncológicos y pruebas del VIH apócrifas.

El mandatario señaló a las empresas Lidmed SA de CV, Sociedad Comercializadora Especialidades Médicas, Oncopharma, Labbsa, y Bedus Grupo Farmacéutico, de vender medicamentos fraudulentos por hasta 109 millones de pesos.

[relativa1]

La organización Mexicanos contra la Corrupción documentó que además de comprar medicamentos falsos, en el gobierno de Duarte se pagó 9 millones de pesos por un lote de 70 mil pruebas rápidas de VIH-Sida para mujeres embarazadas que resultaron inservibles.

Las pruebas se compraron a la empresa Comercio y Servicios Administrativos del Golfo mediante la licitación pública SESVER/DAJ/DCA/AP/4303/2014 de fecha 30 de diciembre de 2011.

El 18 de enero de este 2017, el propio extitular de Salud veracruzano, Antonio Nemi Dib, quien permanece recluido en el penal de Pacho Viejo, por el retraso en la construcción de la Torre Pediátrica, admitió que durante el gobierno de Javier Duarte se compraron pruebas falsas para detectar VIH.

José Narro, titular de la Secretaría de Salud Federal, entró en la polémica al señalar que la dependencia ya investigaba las acusaciones.

Se presentaron denuncias penales, y se abrieron investigaciones, sin que a la fecha se le haya fincado responsabilidad a algún exfuncionario público, por el desvío de los recursos de los veracruzanos y por intentar timar a pacientes de los servicios de salud de Veracruz.

Versión para impresión