• Migrantes

Al menos 620 migrantes han sido asegurados en Veracruz este año

  • E-consulta Veracruz
De ellos 135 serían menores de edad; su travesía puede ser de hasta 30 días en “rudimentarias condiciones de viaje”

Xalapa, Ver. - En lo que va del año, al menos 620 migrantes centroamericanos han sido asegurados en distintos puntos del territorio veracruzano, entre ellos habría 135 menores de edad. Una persona de nacionalidad guatemalteca, murió luego de que policías de la Fuerza Civil abrieran fuego contra el vehículo en el cual viajaban, pues los confundieron con huachicoleros.

Veracruz, es parte de una de las rutas más importantes en México para el tránsito de migrantes, pues junto con Chiapas, Oaxaca, Tabasco y Tamaulipas conforman la red ferroviaria por la cual, personas de Centro y Sudamérica se dirigen con destino a Estados Unidos.

De acuerdo con Betania Benítez Ramírez, investigadora de la Universidad Veracruzana (UV) y productora de radio en la misma institución, la afluencia de migrantes que pasan por Veracruz no ha descendido, sino que ellos optan por nuevas rutas, a pesar del endurecimiento de las políticas migratorias del presidente estadounidense, Donald Trump, y de tener conocimiento acerca de la violencia sexual que pueden sufrir durante su trayecto al vecino país del norte.

[relativa1]

Cada año, aproximadamente 400 mil personas intentan cruzar México para llegar a Estados Unidos. Sólo el 20 por ciento logra hacerlo, ello con base en estadísticas de la Organización no Gubernamental Arquitectos con la Gente.

Betania Benítez lamentó que lo más impactante de esta situación es la migración infantil.

A través de notas periodísticas en las que E-Consulta Veracruz, ha tenido conocimiento de la detención de migrantes en Veracruz, que viajaban vía carretera, abril fue el mes con más personas aseguradas, pues un tráiler que trasladaba 103 migrantes – 47 menores de edad- fue detenido en la carretera La Tinaja-Cosoleacaque.

Además, en el mismo mes y sobre la misma carretera fue detenido otro tráiler que llevaba 101 personas de nacionalidad guatemalteca, salvadoreña y ecuatoriana. Entre ellos viajaban 14 niños y dos niñas.

En marzo, 191 migrantes también fueron asegurados, 136 en Acayucan y 55 sobre la carretera La Tinaja- Cosoleacaque. De la totalidad, 49 eran menores de edad.

[relativa2]

Por su parte en febrero se registraron al menos 163 casos de personas migrantes asegurados: 30 en Orizaba, 68 en Agua Dulce, 40 en Rodríguez Clara y 25 en Jaltipan. En este último, una persona perdió la vida y dos más resultaron lesionadas luego de que elementos de la Fuerza Civil los confundiera con huachicoleros y abriera fuego.

En este mes, 56 personas de origen guatemalteco y seis hondureños, fueron asegurados luego de que el autobús de pasajeros en el cual viajaban en la periferia de la ciudad de Veracruz fuera descubierto por policías Federales.

Arquitectos con la Gente señala que el fenómeno de migración se produce porque las personas buscan mejores condiciones de alimentación y zonas más productivas; además de otras razones políticas y socioeconómicas.

Además, indican que su travesía por México puede durar más de 30 días en “rudimentarias condiciones de viaje, hambre, sed, ataque de bandas, autoridades corruptas y muchas veces la muerte”, hecho como el sucedido la mañana de este domingo, 26 de agosto, cuando se halló el cuerpo de un indocumentado entre los límites de Chinameca y Oteapan, quien no ha sido identificado y se presume cayó del tren.

El Secretario de Salud de Veracruz, Arturo Irán Suárez Villa, también advirtió que la afluencia de migrantes a hospitales de la entidad es cada vez es más frecuente, pues ellos utilizan los nosocomios “para usar los baños o para pernoctar”.

[relativa3]

Por ello, el pasado 9 de agosto señaló que incrementarían las medidas de seguridad en los centros de salud con más de 200 camas, pues indicó que algunos grupos acudan a regalarles alimentos y se vuelve un desastre al interior de los espacios, situación que dijo “vulnera la seguridad”.

La investigadora de la UV, Betania Ramírez, señala que este fenómeno afecta emocional y económicamente a las familias de quienes se van, pero también a la comunidad en general.  

Versión para impresión