• Nación

¿De qué tratan las consultas de Andrés Manuel?

  • La Silla Rota
El próximo presidente de México utilizó este mecanismo de participación ciudadana desde que fue jefe de gobierno

Las consultas públicas son un mecanismo por el que Andrés Manuel López Obrador, presidente electo, ha tomado decisiones de gobierno desde que fue mandatario del entonces Distrito Federal.

Durante sus cinco años de gestión como jefe de gobierno capitalino, recurrió a este ejercicio ciudadano para lograr consenso en acciones polémicas como la construcción del segundo piso, alza a tarifa del metro y hasta su permanencia en el cargo.

[relativa1]

Y ahora, como presidente electo, recurrirá nuevamente a esta práctica para resolver si se cancela, se modifica, o se continúa la construcción del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM).

López Obrador informó que la consulta sobre el NAICM se realizará el próximo octubre y será vinculatoria. La ciudadanía votará por dos opciones: continuar con la obra que se realiza desde 2015 en el ex lecho del lago de Texcoco, o suspender ese proyecto y construir dos pistas adicionales en la Base Aérea Militar de Santa Lucía, a 40 kilómetros al norte de Ciudad de México.

[relativa2]

También para decidir si cancela o no la Reforma Educativa tomará en cuenta la opinión de la ciudadanía. Por ello, este 27 de agosto arrancará una serie de foros en los 32 estados de la República, donde recibirán propuestas en este rubro.

Durante su gestión como Jefe de Gobierno realizó varias consultas ciudadanas, algunas no incidieron en políticas públicas, otras ayudaron a crear consenso o incluso en generar más polémica, La Silla Rota hace un recuento de esos ejercicios democráticos:

Horario de verano

El horario de verano se instauró en México en 1996. Al llegar a la Jefatura de Gobierno de la Distrito Federal, López Obrador advirtió que los capitalinos debían decidir si en la ciudad se apliacba la medida o no. Luego de la polémica con el Gobierno Federal, con el entonces presidente Vicente Fox,AMLO realizó una consulta pública en febrero de 2001. En ella, solo se preguntó si aceptaban o rechazaban el nuevo horario. Participaron 318 mil 304 ciudadanos. De los cuales, 239 mil 437, es decir el 75 por ciento, votó en contra de la aplicación y 78 mil 867, el 25 por ciento, a favor.

El rechazo de la medida entre los capitalinos derivó en un conflicto entre el entonces presidente Vicente Fox y el jefe de gobierno, Andrés Manuel López Obrador. El Ejecutivo federal argumentaba que se tenía que aplicar en todo el país para que funcionara y el mandatario local decía que respetaría el mandato ciudadano.

La polémica llegó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación que determinó que el único facultado para decidir si se aplicaba el horario de verano en el DF era el Congreso de la Unión. Al final, los legisladores votaron a favor. 

Los segundos pisos

La construcción del segundo piso en Periférico y Viaducto fue una decisión sometida a consulta pública. Se realizó en septiembre de 2002. Participaron casi 800 mil capitalinos y fue organizada por el Instituto Electoral del DF. Del total, 300 mil votaron a favor de la obra y en contra 150 mil; 400 mil anularon el sufragio. 

En ese entonces la ley establecía que para que la decisión ciudadana fuera obligatoria por parte de las autoridades, 2 millones de personas debían votar. A pesar de que esa cifra no se alcanzó, López Obrador dijo que respetaría el ejercicio democrático y después de unos meses, la obra inició.   

Aumento a tarifa del Metro

En 2001, las finanzas del gobierno capitalino sufrieron un impase debido, supuestamente, a que la economía nacional no subió en ese año. López Obradoranunció una serie de medidas para superar la crisis, una de ellas fue el incremento en la tarifa del Metro, no sin antes consultar a la ciudadanía.

Se preguntó a los capitalinos vía telefónica a través de 32 mil 464 llamadas. De los encuestados, el 60 por ciento aceptó el alza del precio de 1.50 a 2 pesos.

La revocación de mandato

En diciembre de 2002, López Obrador hizo un plebiscito para definir su permanencia en la Jefatura de Gobierno del DF, a dos años de su gestión. La votación fue telefónica. Tuvo el 95.3 por ciento de aceptación.  Dos años después volvió a consultar a la ciudadanía sobre la revocación de su mandato. De nuevo obtuvo el 95 por ciento a favor.  

[relativa3]

Versión para impresión