• Seguridad

Lina salió a trabajar como enfermera y no regresó, la asesinaron

  • E-consulta Veracruz
La mujer de 54 años habría sido víctima de secuestro; amigos la recuerdan como una persona que amaba su profesión

Xalapa, Ver. - Como todos los días, Lina Luna Castañeda -de 54 años de edad- salió de su vivienda para asistir a su trabajo. Ella vestía filipina blanca y suéter verde, su uniforme del IMSS en un modesto consultorio dental de Río Blanco. Aquella mañana se despidió de su familia sin saber que sería la próxima víctima en la zona centro de Veracruz: Infierno de muchos, terreno de nadie.

La vestimenta institucional que Lina portaba el pasado 23 de agosto habría seducido a sus plagiarios, quienes ignoraron que ella era el pilar de una humilde familia de Jalapilla, Rafael Delgado, cuyos ingresos apenas eran suficientes para la formación de tres hijos, y no para el pago del rescate de un secuestro.

De acuerdo con las primeras averiguaciones ministeriales, la enfermera tomó un taxi que la trasladaría hasta la Clínica número 2, en Río Blanco. Sin embargo, nunca llegó a ese lugar; su jornada laboral culminó y tampoco volvió a casa. Lina y el conductor del taxi que la llevaría a su trabajo desaparecieron juntos.

En sigilo pasaron al menos 48 horas. Los plagiarios de Luna Castañeda se habrían comunicado con su familia para exigir una recompensa. Pero las negociaciones sirvieron de poco, Lina fue privada de su existencia a golpes y con un disparo en la frente.

El cuerpo de la mujer fue hallado por campesinos de la congregación Donato Guerra, en un predio ubicado a un costado de la autopista 150D Puebla- Córdoba en el municipio de Huiloapan de Cuauhtémoc. La víctima estaba maniatada de pies y cabeza, y fue identificada por sus familiares.

[relativa1]

 “Queremos justicia. No más feminicidios”, exigen familiares de Lina Luna

Una vez que familiares reconocieron el cuerpo de Lina Luna, iniciaron una campaña en redes sociales con su fotografía acompañada de consignas como “Ya basta. Queremos justicia. No más feminicidios. Ni una Más. Orizaba te queremos segura”.

Amigos de Lina la recuerdan como una enfermera que “servía con amor a su profesión”, quien amenizaba una extracción de muela con bromas; y que, si bien reprendía a sus pacientes más pequeños por acumulación de caries, también los sorprendía al final de su limpieza con un cepillo dental o un caramelo.

“Mi nombre es Lina Luna Castañeda, soy enfermera, el día jueves 23 de agosto salí de mi casa como cada mañana a trabajar, sin embargo, no volví. Hoy no puedo abrazar a mis hijos, callaron mi cuerpo”, se lee en perfiles de Facebook de familiares y amigos.

El crimen de Lina se da en un contexto de violencia para las mujeres en la entidad. De acuerdo con cifras oficiales Veracruz se consolidó en 2018 como el lugar más inseguro para las mujeres en Veracruz.

Entre enero y junio de 2018 se cometieron 36 feminicidios, ubicando a Veracruz a la par del Estado de México con el mismo número de denuncias y superó a Nuevo León, Chihuahua y Guerrero, con 30, 28 y 25 casos respectivamente.

En tanto, el Observatorio Universitario de las Violencias contra las Mujeres de la Universidad Veracruzana (UV), registró en el mismo periodo de tiempo -seis meses- 58 asesinatos de mujeres por condición de género en el mismo periodo.

[relativa2]

De acuerdo con el observatorio de la UV, las 58 muertes se repartieron en los siguientes municipios: Coatzacoalcos, Río Blanco, Córdoba, Xalapa, Veracruz, Tlapacoyan, Isla, Ixtaczoquitlán, Poza Rica, Hueyapan de Ocampo, Pánuco, Las Choapas, Camarón de Tejeda, Cosamaloapan, Orizaba, Tihuatlán, San Andrés Tuxtla, Actopan, Papantla, Carlos A. Carrillo, Nautla, Paso del Macho, Tecolutla, Tuxpan, Cuitláhuac, Coxquihui, Coatepec, Minatitlán, Martínez de la Torre, Cosoleacaque, Acayucan, Soconusco y Huatusco.

En noviembre de 2016 fue declarada la Primera Alerta por violencia de Género en la entidad en los municipios de Boca del Río, Coatzacoalcos, Córdoba, Las Choapas, Martínez de la Torre, Minatitlán, Orizaba, Poza Rica, Tuxpan, Veracruz y Xalapa debido a la inseguridad en los espacios públicos para las mujeres. Entre las medidas que se urgieron al gobierno estatal estaba reforzar los patrullajes preventivos, la divulgación de la alerta y la creación de refugios. Sin embargo, estos requerimientos no fueron acatados, criticaron agrupaciones feministas.

Orizaba, zona de riesgo para veracruzanas

El 18 de noviembre de 2016, el cuerpo de Vanessa López Atilano, de 19 años de edad, fue hallado enterrado en el patio de la casa de su expareja, en Orizaba. La joven fue reportada como desaparecida desde el 23 de septiembre de ese mismo año y sus familiares iniciaron la búsqueda, auxiliados por el colectivo de Familias de Desaparecidos Orizaba- Córdoba.

Eusebio Rivera Tapia, ex novio de la víctima, confesó su culpabilidad, argumentando que fue motivado por celos, posterior a ejecutar el crimen, sepultó los restos de Vanessa debajo de una cisterna, a mitad de su jardín. El agresor fue delatado por los albañiles a cargo de dicha obra, quienes reportaron olores nauseabundos en el sitio. Eusebio fue capturado el 21 de noviembre de 2016 en Santa Ana Atzacan, Veracruz.

[relativa3]

El 03 de marzo de 2017, Mariluz Reyes Jiménez fue privada de su libertad y posteriormente asesinada por su pareja sentimental. El agresor desmembró a la víctima y sus restos los abandonó en bolsas de plástico en un barranco de la comunidad de Zoquitlán Viejo, perteneciente al municipio de Ixtaczoquitlán.

El 06 de abril de 2017, María Luisa Domínguez Pantoja, de 47 años de edad, fue asesinada por su esposo a puñaladas. Los hechos se registraron en el municipio de Río Blanco, conurbado a Orizaba. Familiares de la víctima señalaron que ya había registros de celos y violencia intrafamiliar.

El 20 de junio de 2017, en Río Blanco, una mujer de 35 años aproximadamente, fue asesinada y su cuerpo fue abandonado en un paraje de la colonia Agraria. La víctima fue asesinada a golpes.

El 24 de junio de 2017, dos mujeres, madre e hija, fueron asesinadas en el interior de su domicilio, ubicado en la colonia Abelardo L. Rodríguez, en Orizaba. Autoridades municipales confirmaron que los agresores se dieron a la fuga. Las víctimas, Luz del Carmen A. R., y Karen Yamel R.A. de 40 y 20 años respectivamente, fueron encontradas en el interior de sus recámaras. Ambas estaban maniatadas con prendas de vestir y presentaban huellas de tortura.

El 17 de septiembre de 2017 el cuerpo de Iliana Rojas Arizmendi, dueña del restaurante Castañeda, fue encontrado entre cañaverales de la comunidad La Lagunilla, municipio de Ixtaczoquitlán. La empresaria, de 34 años de edad, cumplía cinco días secuestrada. De acuerdo con los reportes periciales, fue sometida a diversas prácticas de tortura, estaba maniatada de pies y manos y su identidad se logró con la ayuda de una identificación abandonada en las inmediaciones.

Versión para impresión