• Estado

Secuestros y feminicidios, delitos que no dan tregua en Veracruz

  • Fernanda Castillo
El caso de Lina Luna Castañeda representa los delitos que Miguel Ángel Yunes Linares no ha resuelto durante su administración.

Xalapa, Ver.- El asesinato de Lina Luna Castañeda, enfermera del Instituto Mexicano del Seguro Social en la zona centro de Veracruz, no sólo causó indignación para los veracruzanos de las altas montañas, también representa los delitos que el gobierno de Miguel Ángel Yunes Linares no ha resuelto: feminicidios y secuestros.

El gobierno mantiene el discurso que la incidencia delictiva va a la baja, en relación a otros años, pero los delitos se siguen reportando y las agresiones y asesinatos de mujeres no cesan, a pesar de la Alerta de Violencia de Género que emitió la Comisión Nacional para Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim).

El pasado 23 de agosto, Lina abordó un taxi en la comunidad de Jalapilla, en el municpio de Rafael Delgado en dirección a su trabajo en Río Blanco, Veracruz; tres días después luego de que aparentemente fuera secuestrada, su cuerpo fue hallado en un lote de Huiloapan de Cuauhtémoc. La víctima estaba atada de pies y manos, con visibles huellas de tortura y un impacto de bala en la cabeza.  

[relativa1]

El mismo día en que Lina fue hallada sin vida, el gobernador Miguel Ángel Yunes presumió la disminución en la incidencia delictiva, y expuso que la entidad pasó del lugar 10 en 2017, a la posición 15 en el primer semestre del 2018.

Al dar los resultados del Grupo de Coordinación Veracruz, en su reunión 85, notificó la detención de 20 personas que integraban seis bandas de secuestradores que operaban en los municipios de Jilotepec, Pánuco, Córdoba, Yecuatla, Tlapacoyan y Poza Rica.

Al ser detenidos en flagrancia de seis secuestros, incluida una joven de Querétaro, podrían purgar condenas de 60 y hasta 140 años en la prisión. Además detalló la detención de dos feminicidas de casos registrados en Jáltipan y Alto Lucero.

En contraste, las estadísticas del Sistema Nacional de Seguridad Pública (SNSP) revelan que en los primeros siete meses de 2018 se han registrado 89 secuestros en Veracruz,13 en el mes de julio, ubicando a la entidad en segundo lugar a nivel nacional, sólo por debajo del Estado de México, con 89 denuncias.

En cuestión de feminicidios la cifra suma 39 denuncias presentadas ante la Fiscalía General de Veracruz (FGE), lo que ubica a la entidad como la segunda con más muertes de mujeres, a penas por debajo del Estado de México donde se contabilizan 51 casos.

La vocal de la comisión permanente de Igualdad de Género en el Congreso de Veracruz, Guadalupe Osorno comentó que el Código Penal establece que todo caso en donde se expone un cuerpo, tras ser golpeado o ultrajado, obliga a revisar si se trata de un homicidio por género.

[relativa2]

“En este momento son pocos los indicios que se tiene sobre el caso, pero no se debe descartar el feminicidio como una causa de la muerte, aunque parece que lo que está detrás es un secuestro (…) aun así se debe investigar más afondo”, expuso en entrevista la legisladora.

El caso de la enfermera de Lina, dijo, es muestra de la problemática que representan los asesinatos de mujeres: de la descomposición de una comunidad y hasta de una institución -como el IMSS- que se ven agraviados por un acto de violencia, incluído el daño que representa para los familiares –víctimas indirectas “porque a alguien se le ocurrió asesinarla”.

En ese sentido la legisladora consideró que los datos son sólo estadísticas parciales, que reporta la propia Fiscalía General al Sistema Nacional de Seguridad Publica, pues hay muchos que no se denuncian por la falta de confianza de la autoridad estatal.

El gobierno de Yunes Linares mantiene una política pública de grandes anuncios y reflectores, sin que eso cambie la condición de vida o garantice la seguridad de los ciudadanos, dijo Osorno.

[relativa3]

Versión para impresión