• Nación

Foros de pacificación: "Ni perdón, ni ejército en calles", reiteran víctimas en Guerrero

  • La Silla Rota
Alejandro Encinas prometió los padres de los 43 normalistas desaparecidos que se investigará a funcionarios.

Margena de la O | La Silla Rota

Chilpancingo, Guerrero. Ni perdón, ni olvido, ni ejército en las calles, fue la exigencia literal de los familiares de víctimas de desaparición y asesinato en Guerrero al equipo del gobierno entrante de Andrés Manuel López Obrador (AMLO).

Acapulco fue la sede del cuarto Foro por la Pacificación y Reconciliación Nacional que presidieron el senador electo y próximo subsecretario de Gobernación, Alejandro Encinas y Loreta Ortiz, coordinadora de estos foros. Hasta el Centro de Convenciones llegaron colectivos y organizaciones sociales de todos las regiones y orígenes de lucha, desde representantes de las policías comunitarias hasta los campesinos de la Sierra que piden la legalización de la amapola en términos medicinales y el impulso y desarrollo de la región.

Los padres de los 43 normalistas desparecidos de Ayotzinapa, fueron uno de ellos. El vocero, Felipe de la Cruz, vocero de los padres planteo dos desacuerdo con el presidente electo: perdón para lo victimarios y de que el Ejército siga en las calles como parte de una estrategia de seguridad.

[relativa1]

Desde que hace 47 meses que desaparecieron los normalistas, sus padres han apuntado hacia una responsabilidad del Ejército en la desaparición de sus hijos, y como un acto de sus sospechas insisten en que le investiguen por su presunta responsabilidad.

El mismo López Obrador, en acto de campaña Iguala, se comprometió con una comisión de padres de los 43 a abrir una investigación a integrantes del 27 Batallón de Infantería, por los señalamientos de que podrían estar involucrados con la noche del 26 de septiembre de 2014.

Felipe de la Cruz, en nombre de los padres de los muchachos desaparecidos, recordó en el texto que se leyó durante el foro, el compromiso del ahora presidente electo: "nosotros le exigimos a López Obrador que cumpla ese compromiso que nos hizo en Iguala".

Los dos representantes del próximo gobierno plantearon una garantía a la justicia que pidieron. Loreta, de hecho, dijo que el Ejército sí regresará a los cuarteles, pero de manera gradual; quizá inviertan tres años, tiempo en el que, comentó, fortalecerían una policía que funcione.

Encinas fue más específico al planteamiento de los padres de los 43 normalistas desaparecidos: "se investigará a todos, a funcionarios, a gobernadores y si tienen responsabilidad se les va juzgar conforme a las leyes".

Reclamos de asistentes

El Foro "Escucha Acapulco" fue un espacio de reclamo de justicia por los familiares de las víctimas de desapariciones y asesinatos, y a la vez una sede en el que hicieron comprometerse al equipo de López Obrador con sus demandas.

Los compromisos los asumió Encinas, en medio de los testimonios de los familiares de víctimas.

[relativa2]

"No voy a estar de florero, vamos a asumir compromisos para tener resultados, y si no hay resultados tendré que separarme de este encargo", dijo el encargado de esta tarea en el encuentro del Centro de Convenciones de Acapulco.

Encinas Rodríguez planteó que el próximo gobierno necesitará de la sociedad para el proceso de pacificación del país, incluido Guerrero, uno de los estados con más problemas de violencia e inseguridad.

Con esto también asumió otro compromiso como parte del gobierno que inicia el próximo 1 de diciembre, encabezado por López Obrador: "no vamos incurrir en simulación, va ser un compromiso real".

José Díaz Navarro, el presidente del colectivo Siempre Vivos, un grupo que se conformó con familiares de desaparecidos de Chilapa, este municipio de la Montaña baja invadido de casos de violencia, aprovechó su participación para exponer que los generadores de parte de la violencia en ese municipio son los hermanos Celso y Jorge Iván Ortega Jiménez, líder del grupo criminal de Los Ardillos.

También descargó responsabilidad en el actual diputado electo del PRD, Bernardo Ortega Jiménez, hermano de los líderes del grupo criminal regional: "(...) tiene que ser investigado. Hay una carpeta el Seido y ahí es mencionado, él dice que es una blanca palomita pero nosotros sabemos que es cómplice. Es la peor familia que ha parido el estado de Guerrero".

La presidenta del Colectivo de Padres y Familiares de Desaparecidos, Secuestrados y Asesinados en el Estado y en el País (Colectivo Chilpancingo), Guadalupe Rodríguez Narciso, pidió a quien representó el próximo gobierno en este foro, que nos los defraude con el tema de la justicia, y les recordó la razón por la que serán gobierno: "si llegaron al poder es por este dolor".

También acusó al gobernador Héctor Astudillo Flores de haberla intimidado porque de manera pública criticó su gobierno, sobre lo que no ha hecho por el reclamo de desparecidos. "A usted le gusta mucho salir en la televisión, ¿verdad?", dijo que le comentó el gobernador.

[relativa3]

Versión para impresión