• Estado

Madres bordan mural con el nombre de sus desaparecidos, no hay registros oficiales

  • Miguel Ángel León Carmona
Fiscalía de Veracruz reconoce 3 mil 600 casos en administraciones de Javier Duarte y Fidel Herrera; del actual gobierno no hay rastros

Xalapa, Ver. – Viola Ortiz teje con estambre azul el nombre de su hijo desaparecido, Marco Ernesto. Ella y otras madres diseñan en la Plaza Lerdo, Xalapa, un largo mural con servilletas de tela donde plasmarán los datos de sus familiares; mismos que el gobierno de Migue Ángel Yunes Linares no ha reconocido en cifras oficiales. 

En el marco del Día Internacional de Víctimas de Desapariciones Forzadas, la señora Viola se concentró frente al Palacio de Gobierno de Veracruz. Allí, integrantes de cuatro colectivos hicieron representaciones para conmemorar a los suyos: pancartas con consignas, fotografías y el mural de pellón colorido, con los nombres de al menos 20 personas desaparecidas o privadas de su libertad entre 2017 y 2018.

La mujer de 60 años de edad, muestra el lienzo que esta tarde ha comenzado a bordar. “Marco Ernesto Hernández Ortiz, desaparecido el 22 de octubre de octubre de 2017”, se lee sobre el menor de sus hijos, quien fue visto por última vez con vida -junto a otro joven- en la comunidad de Chiltoyac, en Xalapa.

Sobre Marco Ernesto Hernández y su amigo Valente Trujillo -ambos de oficio mecánico- no hay información en el Registro Público de Personas Desaparecidas (Repupedes), plataforma que según el Fiscal General del Estado, Jorge Winckler Ortiz, propiciaría el diseño de políticas integrales y coordinadas encaminadas a prevenir, investigar, sancionar y erradicar las desapariciones.

[relativa1]

"Como nunca antes en la historia de Veracruz y del país, se combatirá a la corrupción y se garantizará el pleno respeto a los derechos humanos de las personas no localizadas, porque se transparentarán las actuaciones ministeriales de los policías de investigación y el quehacer de los fiscales, teniendo como coadyuvante la participación proactiva de la sociedad civil", aseguró el funcionario, el 19 de enero de 2017.

Tiempo después, el 18 de agosto de 2017, la FGE informó que durante 2006 y 2016, se registraron 3 mil 600 denuncias por desapariciones, periodo que comprende los sexenios de Fidel Herrera Beltrán y Javier Duarte. Dicha información puede consultarse en la plataforma Repupedes; no así los casos que han ocurrido durante la administración de Yunes Linares, como el de Marco Ernesto Hernández, de 28 años de edad.

De acuerdo con Viola -quien atiende la entrevista sin descuidar las puntadas de “cadena” en su servilleta- relata que la noche del 21 de octubre de 2017, su hijo se vio con su amigo Valente en la esquina de una calle, cercana a su domicilio. Allí pasaron la noche conversando. A las 6:30 del día siguiente, el esposo de Viola salió a buscar a Marco y se percató que permanecía con su amigo. 

“Mi hijo le hizo señas a su papá de que se fuera, le dijo que él más tarde llegaría a casa. A las 14:30 mi esposo volvió a buscarlo, pero ya no estaba, ni él ni Valente. Lo buscamos en el Cuartel de San José con la esperanza de que lo hubieran levantado por estar tomando, pero nada. Cruz Roja, hospitales, Semefos… Nada”, se lamenta Viola.

La madre explica que, tras la desaparición de su hijo, ella interpuso una denuncia en la Fiscalía de Veracruz. “Los vecinos no dicen nada. Marco no salía a ninguna parte, si acaso iba al baile o a la disco con su novia, pero se regresaba”.  Sobre el otro joven, ella resume: “la familia no lo buscó porque de plano no tienen dinero. Y es verdad, hay veces que ni siquiera uno tiene pa los carros para ir a dar las vueltas a la Fiscalía”.

La mujer hace una pausa en su bordado y saca de su bolsa de mano un cartel con la fotografía de Marcos Ernesto, que viste una bermuda de mezclilla, camiseta blanca con estampados rojiverdes. Serio, como ella lo recuerda. “Poco rezongaba. Era muy atento, si me enfermaba me decía, ma yo te doy para las medicinas y que mi papá pague la consulta. Ma si quieres te doy pa unos zapatos. Me apoyaba en lo que podía”, comparte.

“Con los bordados queremos que la gente vea la realidad: En Veracruz siguen desapareciendo personas”: Colectivo

Sara González Rodríguez, líder del colectivo Por La Paz Xalapa, explica que la intención de la campaña “Bordados Por la Paz”, es mostrarle a la gente un escenario “maquillado” por las cifras oficiales. “Queremos que con los bordados la gente vea la realidad, y no se deje engañar de que aquí no pasa nada. Sí hay un incremento bárbaro en las desapariciones. Es mentira que esto ya se acabó”.

Anais Palacios Pérez, activista y acompañante de familiares de desaparecidos, destacó la importancia de que víctimas indirectas den cuenta de las desapariciones en la entidad, no obstante, destacó la importancia de que el Estado asuma un posicionamiento. “Dependiendo de la magnitud son las acciones que debe de tomar el propio gobierno, para la búsqueda e investigación de esos delitos”, dijo.

[relativa2]

En tanto, Guadalupe Osorno Maldonado, diputada local de Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), “Sí preocupa, que las autoridades no tengan ni siquiera la capacidad de afrontar el problema. Más allá de eso (…) Es muy grave porque es una problemática que en definitiva sigue pasando. Nada más con revisar los periódicos vemos casos de esta administración”, refirió.

La legisladora opinó que, aunado a la falta de reconocimiento de las víctimas por desaparición y desaparición forzada, en Veracruz tampoco se cuenta con un Fondo de Ayuda, Asistencia y Reparación Integral (FAARI), que es considerado en la Ley General de Víctimas y que se estima en los 25 millones de pesos. “Ahí tenemos una revictimización institucional porque las autoridades no cumplen con su trabajo”. 

 “Es una problemática muy compleja, yo estoy en el conocimiento de que sí se está atendiendo desde ahora, por el gobernador electo. Él tiene toda la intención de hacer una declaratoria de Crisis Humanitaria, justo porque el problema rebasa cualquier capacidad”, opinó. 

[relativa3]

Versión para impresión