• Estado

Acompañados de CEDH y CNDH, madres ingresan predio con fosas de Arbolillo

  • De la corresponsalía
Tras varios minutos discutiendo con elementos de la Policía Ministerial, el director de servicios periciales, permitió el ingreso al predio.

Alvarado, Ver. Tras 12 días de lucha, este martes, Colectivos en búsqueda de personas desaparecidas en Veracruz ingresaron al predio de la comunidad El Arbolillo, en Alvarado, donde fueron halladas 32 fosas clandestinas con 175 cráneos, y objetos personales.

Las madres y familiares de desaparecidos llegaron a la entrada al predio que conduce a la fosa de Arbolillo junto con personal de la Comisión Estatal y Nacional de Derechos Humanos, y tras varios minutos discutiendo con elementos de la Policía Ministerial, el director de servicios periciales, Javier Valencia, permitió el ingreso de todas las familias al predio.

Alrededor de las 11:30 horas ingresó el primer grupo, en orden de 10 personas, entraron para observar los trabajos que realizan en el cementerio clandestino, mientras otros familiares más esperan su turno bajo un intenso sol.

Desde hace días, esas organizaciones habían solicitado entrar para ver los trabajos de inhumación que realiza personal de la Fiscalía General del Estado (FGE) de Veracruz.

[relativa1]

Una y otra vez les habían negado el ingreso, incluso, pusieron en duda que las fosas, anunciadas el 6 de septiembre por el Fiscal, Jorge Winckler Ortiz, estuvieran en esa zona, ubicada entre una laguna y el mar, a media hora de la ciudad de Boca del Río.

Sin embargo, en esta ocasión, los colectivos convocaron a todos los medios de comunicación a las 10:30 de la mañana, en la entrada al terreno ganadero donde se ubica el cementerio clandestino.

Las víctimas estaban acompañadas en esa ocasión por Juan Carlos Sánchez Flores, director general de atención a víctimas, de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos(CNDH) y de Namiko Matzumoto Beníntez, presidenta de la Comisión Estatal de los Derechos Humanos en Veracruz (CEDH), que fueron determinantes para que periciales les permitiera pasar.

Para poner orden, Javier Valencia pidió la conformación de grupos de 10 personas para que entraran de manera paulatina, en orden, para no pisar o alterar algunas de las zonas de inhumación.

[relativa2]

Los colectivos estuvieron de acuerdo hasta que llegó al lugar la diputada local del PAN, Maryjose Gamboa Torales, quien iba acompañando a colectivos de la zona centro de la entidad veracruzana.

El problema derivó porque los elementos que cuidan la puerta le permitieron el paso a ella y a otro legislador, José Luis Enrique Ambell, cuando el acuerdo era que sólo pasarían familiares, sin prensa y sin teléfonos celulares.

Una de las madres de los colectivos dijo “si pasa ella, que pase la prensa”, al tiempo que levantó la cinta amarilla que delimitaba el sector judicializado.

En ese momento, algunos periodistas entraron, pero fueron detenidos de inmediato por los efectivos de la Policía Ministerial del Estado que no les dejaron avanzar más que unos 20 metros.

[relativa3]

Al final, los legisladores sí entraron, los grupos de personas siguieron esperando turno y los medios de comunicación tuvieron que conformarse con quedarse en las inmediaciones.

Versión para impresión